Ver vídeoEl precoz talento de Irene Caruncho

Imagen:Vídeo:

Irene Caruncho, del fantasma de Rosa López al éxito de Adele

Los retos de la gallega que se ha convertido en la primera mujer que ha ganado «La Voz»


Irene Caruncho, ganadora de La Voz,  ha cumplido con creces con todas las expectativas que se habían creado desde su primera aparición en el programa de talentos de Telecinco. «Eres un bicharraco. Estás masterizada. Llevas algo en la voz y en el corazón cuando cantas», le dijo Malú, su coach en una de sus primeras actuaciones.

Los avisos de Melendi también hacían presagiar que la gran favorita del programa tenía muchas posibilidades de ser la ganadora. «Tienes grandes posibilidades de ser la primera mujer que gane La Voz, aunque vaya en contra de mis intereses», le decía Melendi durante las batallas.

VER MÁS: Así ganó Irene Caruncho «La Voz»

Al convertirse en la primera mujer que gana La Voz, Irene Caruncho se ha llevado el codiciado premio: un contrato discográfico con Universal, además de lo que supone su aparición durante todos estos meses en un programa como La Voz, con la promoción que supone para una desconocida como ella y el resto de sus compañeros.

Irene Caruncho, tras la celebración de erigirse como La Voz de España, se enfrenta a una serie de retos para lograr su sueño: vivir de la música.

VER MÁS: Alejandro Sanz acusa a Irene de «cuentitis»

Parece casi imposible que una voz tan portentosa como la de Irene Caruncho haya logrado pasar desapercibida durante estos años, donde proliferan a lo largo y ancho del espectro televisivo los concursos musicales. Tal vez, aún no era el momento para esta joven estudiante de Turismo de Cedeira. No ha sido hasta este año cuando Irene Caruncho ha deslumbrado en las audiciones a ciegas a los coaches de La Voz, que se peleaban por llevársela para su equipo. Finalmente escogió a Malú, que vivió como una victoria casi propia que Irene Caruncho ganase el programa.

Desde que entró en La Voz, Irene Caruncho ha ido quemando poco a poco etapas hasta ver como se cumplía su sueño: grabar un disco con Universal, lo que le abre una puerta para labrarse una carrera en el mundo de la música y poder vivir de ello. Eso sí, deberá ver como administra varios hándicaps.

VER MÁS: Irene Caruncho, la gran favorita

Uno de ellos es el recorrido musical que han tenido los otros tres ganadores que han ganado La Voz. El más conocido, seguramente por estar más cerca de su aparición en el programa es el de Antonio José. De Rafa Blas, el primer ganador del programa, poco o nada se sabe, aunque también es cierto que su estilo heavy tiene un público más limitado. Eso sí, sigue viviendo de la música. Lo mismo le ha ocurrido a David Barrull, el segundo ganador. Antonio José sí que ha conseguido colarse en las emisoras de las radio musical, lo que supone una mayor difusión, ya que probablemente su música se acerque más a lo que buscan.

El fantasma de Rosa López. Este es otro de los inconvenientes contra los que debería luchar Irene Caruncho. Su aspecto físico supone un soplo de aire fresco en el panorama musical, que tiene muy estereotipados unos canones de belleza en la mayoría de las ocasiones alejados de la realidad. Ya ocurrió hace 15 años con Rosa López, que durante Operación Triunfo usó de alguna manera sus kilos de más para hacer un poco el papel de patito feo (aunque no era el único motivo por el que despertó cierta pena entre el público, sus humildes orígenes o su carácter más infantil también lo hicieron). Ella misma confesó durante OT. El reencuentro que creía que había ganado por pena, en vez de por su voz y su talento. La tiranía de la industria discográfica puede convertir a Irene en un juguete roto y deberá medir bien sus pasos para no caer en lo mismo que que le pasó a Rosa López, que aún hoy recibe los envites de compañeros de edición como Javián, que afirmó que «ya no sabe cantar» o las malas valoraciones del jurado de Tu cara me suena, que ha generado en varias ocasiones las críticas tanto del público como de otros compañeros de concurso.

VER MÁS: Irene Caruncho deslumbra con su «brutal» talento en «La Voz» 

La sombra de Adele. En la mayoría de las ocasiones, las comparaciones son odiosas. En el caso de Irene Caruncho y Adele, también. La joven cedeirense está comenzando su carrera y habla de ella nivel musical no hace más que arrojarle una presión innecesaria. Probablemente ni su voz, ni su talento, ni su actitud o su forma de ser se parezcan a la de la artista británica. Sí, el chorro de voz de Irene Caruncho recuerda a Adele, pero poco más.

Este jueves Irene Caruncho inicia este jueves un viaje asombroso y vertigionoso, que incluirá un tour por los platós de Mediaset, fotos promocionales y un sinfín de compromisos profesionales que cambiarán su vida, al menos al principio, de forma radical. Su tranquila vida de estudiante de Turismo, que cantaba de vez en cuando en bares y fiestas de Ferrolterra, es muy probable que quede atrás. Ojalá que ganar La Voz le ayude a conseguir su sueño.

Votación
12 votos
Etiquetas
Qué se cuece La Voz
Comentarios