11/08/2014 13:11 h

No hay nada mejor para iluminar las noches de verano que una lluvia de estrellas. Y si es una lluvia de Perseidas mejor todavía. Estos meteoros son los más espectaculares. Parecen salir lanzados desde la constelación de Perseo, de ahí su nombre, y algunos son tan brillantes que se llaman bólidos o bolas de fuego: los objetos que más resplandecen en el cielo después del Sol y la Luna. Su máximo será durante la madrugada del martes 12 al miércoles 13 de agosto, pero esta noche ya pueden verse. Si el tiempo acompaña, el espectáculo está servido, aunque nuestro satélite también reclama esta vez su protagonismo.

Las Perseidas coinciden con superluna: una Luna un 30 % más brillante de lo normal y un 10 % más grande, al estar en su punto más cercano a la Tierra. Un inconveniente que también tiene su contrapartida positiva. «Se espera que se vean muy pocas perseidas, no llegaremos a las 100 estrellas fugaces por hora habituales, pero las que percibamos serán muy brillantes», explica Borja Tosar, astrónomo. No lo duda, esta es una de las noches más especiales del año. «Va a ser un desafío entre la Luna y los meteoros» dice.

¿Dónde se puede ver la lluvia de Perseidas?

Borja Tosar participa en una de las quedadas que se dan cita esta noche de sábado para otear el cielo. Él lo hará desde Sada, pero hay más observaciones públicas. En Pontevedra, una vez que caiga la noche, hay actividades previstas para observar la lluvia de Perseidas en Campo Lameiro. El martes 12 los puntos de encuentro serán en Forcarei, Cotobade y Alto de Fonfría, en Pontevedra; en A Veiga, San Xoán de Río, el centro comercial Ponte Vella en Ourense y Esmelle, en Ferrol. «Lo bueno de estas actividades es que las organizan aficionados a la astronomía. Se pueden compartir experiencias y siempre llevan telescopios. Solo por ver la Luna desde él, los anillos de Saturno o a Júpiter merece la pena acercarse».

Consejos para una noche cinco estrellas

Para no perdernos nada lo mejor del espectáculo de la lluvia de Perseidas es ir bien preparados. Este chaparrón de estrellas, en realidad polvo chamuscado de cometa, es uno de los fenómenos más bonitos del firmamento. ¿Qué mejor plan nocturno? Para disfrutarlo debemos buscar un horizonte despejado, sin árboles ni edificios y alejado de la contaminación lumínica, que ya hay superluna. Una vez allí, debemos mirar hacia el noreste. Para estar cómodos, no podemos olvidarnos de la ropa de abrigo, por si la noche refresca, y de llevar una silla, aunque una tumbona sería lo perfecto. Y muy importante. Los planisferios o las cartas de estrellas están pasados de moda. Ahora lo esencial es tener un smartphone y descargarnos una de estas aplicaciones: Star Walk para iPhone y Sky Map para Android. «Son como un planetario móvil, te permiten identificar constelaciones e incluso te indican si pasa un satélite artificial o si se puede ver la Estación Espacial Internacional», recomienda Borja.

Si estos días no hay suerte y no conseguimos ver la lluvia de Perseidas no hay que desesperar. Aún nos quedan unos días de Lágrimas de San Lorenzo. A partir del 16 de agosto la Luna sale algo más tarde, una buena ocasión para repescar Perseidas, aunque con menos actividad.

Votación
229 votos