Mariló Montero: «Si Asunta acababa de ser asesinada, todavía está blandita»

La crudeza de las palabras de la presentadora de La mañana de la 1 desató la polémica en las redes sociales

Mariló Montero, sobre Asunta: «Si acababa de ser asesinada, todavía está blandita» El polémico comentario de la presentadora sobre el crimen de Santiago

La Voz 04/10/2013 17:40 h

Mariló Montero sigue siendo sinónimo de polémica. La presentadora de La Mañana de la 1, en Televisión Española, casi sale a una controversia a la semana de media, y el caso es que Mariló Montero parece encontrarse encantada de ser el centro de todas las críticas en la cadena pública.

Este año Mariló Montero decidió sustituír su mesa política por una dedicada únicamente a los sucesos, se supone para intentar hacerse un hueco en la cruenta batalla que libran cada día Susana Griso y Ana Rosa Quintana en las privadas.

Mariló Montero lleva más de una semana dedicando buena parte de esta sección de su programa al caso de Asunta Basterra, la niña asesinada en Santiago y cuyos padres están encarcelados por su relación con su muerte.

En un intento de estirar lo máximo posible este tema, que ha despertado un gran interés mediático en toda España por todas las circunstancias que lo rodean, esta mañana Mariló Montero entrevistó a uno de los hombres que halló el cadáver de la niña en una pista de Teo. Alfredo Balsa, que iba acompañado de un amigo cuando encontró el cuerpo sin vida de Asunta Basterra, ofreció de nuevo el testimonio que dio al juez ayer, afirmando que el cuerpo había sido movido desde la primera vez que lo avistaron hasta que volvieron al lugar.

Ante el testimonio del hombre Mariló Montero soltó una frase que desató la polémica en las redes sociales por la dureza de sus palabras. «Si hubieras dicho que primero tenía el brazo de una manera y luego de otra, podría ser que la propia cuesta, por gravedad, hace caer un brazo. Si acababa de ser asesinada, todavía está blandita», espetó.

Mariló Montero no es la primera vez que peca de dar demasiado detalles a la hora de hablar de escabrosos sucesos. Estos días ya fue muy criticada por su «falta de sensibilidad», según recoge el portal especializado Vertele.com. Cuando hablaba de un caso de violencia de género ocurrido en Sevilla Mariló Montero cayó en la contradicción de decir: «No quiero ser explícita ni ahondar en detalles, pero tenía la cabeza separada del cuerpo y también una de las manos amputada».

¿Es un intento de Mariló Montero de captar más audiencia y plantarle cara a sus competidores directos en la franja matutina, como son Espejo público y El programa de Ana Rosa? ¿O simplemente es la enésima vez que la traiciona su excesiva espontaneidad y su falta de tacto al medir sus palabras? Sea por una cosa o la otra, de nuevo, su papel como presentadora del magacine de la cadena pública ha quedado de nuevo en entredicho.

Aunque Mariló Montero cuenta con un gran número de detractores, como se demostró con la última polémica que sembró a cuenta del Toro de la Vega, también hay quien defiende su naturalidad. Su ex marido, Carlos Herrera, salió en su defensa a través de Twitter y RTVE defendió su «libertad de prensa».

Las otras perlas de Mariló Montero

Hace unos meses Mariló Montero restaba importancia a las críticas que recibe y negaba que le afectasen. «La crítica va inherente al cargo», manifestaba. Le afecten o no las críticas a Mariló Montero el caso es que su espontaneidad le ha jugado malas pasadas en un sinfín de ocasiones. Los espectadores de su programa aún no habrán olvidado la cara casi indescriptible de Anne Igartiburu cuando Mariló Montero le preguntó «¿estás oxidada?», refiriéndose a que llevaba 15 años dando paso a vídeos en Corazón de... Aunque después se disculpó y sellaron la paz en directo, la dura entrevista de Mariló Montero a la presentadora vasca dio mucho que hablar y se especuló con los motivos de su enfado. Al menos hasta que Mariló Montero se metió en otro embrollo descomunal en el tema del alma de los órganos y los transplantes. Su comentario levantó multitud de críticas llegadas incluso desde el ámbito médico, y de nuevo, Mariló Montero tuvo que pedir disculpas. Para evitar problemas, La Mañana de la 1 decidió retirar temporalmente su editorial.

Pero la cosa no terminó ahí. En una entrevista a una revista reivindicó que era la que más trabajaba y la que menos cobraba. Con el nuevo año, Mariló Montero le espetó a Imanol Arias, que presentaba los nuevos capítulos de Cuéntame, que le gustaba más su peinado que el de las Campanadas, por el que el actor recibió múltiples críticas. Una de sus últimas controversias fue cuando preguntó a una reportera que comentaba en directo el cortejo fúnebre tras la muerte de Sara Montiel qué había dentro del coche.

Votación
82 votos