Renuncia el papa Benedicto XVI: Así es un cónclave para elegir nuevo papa

El sistema del elección del pontífice ha ido cambiando a lo largo de los siglos, sin embargo en el caso de dimisión no existe una hoja de ruta fija


11/02/2013 16:42 h

Después de la renuncia del papa Benedicto XVI vuelven a surgir las grandes incógnitas, ya contempladas hace ocho años tras el fallecimiento de Juan Pablo II, sobre la elección del próximo papa que ocupará su lugar. El sistema, un ritual de larga tradición que está regulado hasta el más mínimo detalle, se ha ido modificando a lo largo de la historia y permite encierros de tres años o de unas horas, clausuras terribles y votaciones interminables.

¿Desde cuándo se celebra el cónclave?

La primera asamblea cardenalicia tuvo lugar en el año 1118. Fue una reunión secreta que los cardenales celebraron en el monasterio de Santa María in Pallara, en el Palatino. En el primer milenio, eran el clero y el pueblo los que elegían al obispo de Roma. Entre los siglos IV y VIII, la identidad del pontífice tenía que ser confirmada por el emperador mientras que en la Alta Edad Media eran los aristócratas romanos los que resolvían la elección.

¿Cómo es el sistema de votación establecido?

El cardenal elegido tiene que conseguir una mayoría de dos tercios, o de dos tercios más uno si el número de cardenales electores no es divisible entre tres. El sistema de los dos tercios se aprobó durante el Concilio de Letrán, en 1179, para impedir que los antipapas consiguieran legitimidad con un puñado de devotos.

¿Qué cardenales tienen derecho a voto?

Los que tengan menos de 80 años. La norma la impuso Pablo VI para impedir que votasen los purpurados más conservadores. Juan Pablo II mantuvo este sistema, pese a las presiones.

¿Desde cuándo los cardenales tienen derecho de «exclusividad» para elegir al Papa?

Desde 1198, como consecuencia de una norma que también se aprobó en el Concilio de Letrán. El primer beneficiario de este sistema fue Lotario di Segni, Inocencio III, un diácono de 37 años.

¿Cuánto tiempo dura la elección?

La elección puede durar horas, días o semanas. El primer día del cónclave solo hay una ronda electoral. Después cuatro por día. Si la elección se prolonga varios días, se realizan pausas de reflexión.

¿Cuál fue el cónclave más largo?

El de Viterbo, una ciudad a 65 kilómetros de Roma. Los dieciocho cardenales que formaban parte del colegio se reunieron en el palacio pontifico en un clima de absoluta indecisión. Ni las presiones de los reyes de Francia y Sicilia, ni las recriminaciones de los paisanos de Viterbo conseguían animar a los electores. El pueblo decidió encerrarlos y quitaron la techumbre del edificio para que la intemperie les obligara a elegir, y limitaron la dieta de los cardenales a pan y agua. El acuerdo llegó tres años después.

¿Y el más dramático?

El de 1421, encargado de elegir sucesor a Gregorio IX. Los cardenales se encerraron durante sesenta días en las ruinas carcelarias del Septozonium con un calor asfixiante y con la comida racionada, los purpurados sufrían colapsos y crisis cardíacas. Uno de ellos falleció. El 25 de octubre el cardenal milanés Goffredo de Castiglione se convirtió en Celestino IV. Murió diecisiete días después.

¿Desde cuando votan con papeletas?

Desde 1431, año del Concilio de Basilea. En ese momento se estableció que durante el cónclave se hiciera una votación por día, y a través de unas papeletas en las que se ponían un máximo de tres nombres. Después de cada votación, los sufragios se quemaban, como sucede en la actualidad.

¿Qué comen?

Durante el pontificado de Gregorio X, para evitar situaciones como la de Viterbo, se promulgó que después de tres días de cónclave, la dieta de los cardenales quedaría reducida a un solo plato al día. Si pasaban otras cinco jornadas y no se decidían, los purpurados tendrían que contentarse con una ración de pan y agua. Con el tiempo, esta norma se fue relajando hasta que en 1878 se instauraron las cenas y almuerzos colectivos.

¿Cuándo se celebra la elección?

El cónclave para la elección del sucesor debe celebrarse como muy pronto 15 días después de la muerte o renuncia del papa y como muy tarde veinte. La elección se celebra en la Capilla Sixtina del Vaticano.

¿Cómo es la inauguración del cónclave?

Los cardenales celebran por la mañana en la basílica de San Pedro una misa «Pro eligendo Papa». Por la tarde, se visten un roquete y cantan el «Veni Creator» en la Capilla Paolina para pedir la ayuda del Espíritu Santo. Más tarde entran en la Capilla Sixtina.

¿Qué mayoría se precisa para la elección de un papa?

Primero es necesaria una mayoría de dos tercios y si la elección no se produce durante varios días, se puede elegir por mayoría absoluta. A esta segunda modalidad se puede recurrir como muy pronto a partir de la trigésima ronda electoral. A partir de entonces, se puede celebrar una elección en la que sólo salgan a votación los dos favoritos.

¿Quién propone a los candidatos para la sucesión?

No hay ningún candidato ni tampoco campaña electoral. Cada cardenal escribe en una papeleta el nombre de aquel que cree que debería salir elegido «según la voluntad de Dios». Votación tras votación se va perfilando entonces el favorito.

¿Pueden votar también cardenales enfermos?

Sí, pero tienen que poder quedarse en el Vaticano durante todo el cónclave. Entre los cardenales hay tres «infirmarii» encargados de los enfermos. Si los enfermos están en cama, los «infirmarii» van a recoger la papeleta y la depositan en su nombre en la urna. Pensando especialmente en los cardenales enfermos y de edad avanzada, Juan Pablo II mandó construir dentro del Vaticano una casa de huéspedes, para que tuvieran un alojamiento apropiado durante el cónclave.

¿Es la elección pública? ¿Se retransmite por televisión?

No, se produce a puerta cerrada en medio de un gran hermetismo (cónclave = con llave). La Capilla Sixtina es registrada por expertos en busca de micrófonos o cámaras de televisión ocultas. Las grabadoras están también prohibidas. Durante el cónclave, los cardenales electores no tienen permitido telefonear, ni recibir correspondencia, ni leer el diario, ni ver la televisión. Además, se comprometen a guardar silencio sobre todo lo hablado durante el cónclave. No se publican los resultados de las rondas electivas.

¿Cuándo se anuncia la elección del papa?

Poco después de la elección. Se puede reconocer porque de la chimenea de la Capilla Sixtina sale humo blanco al quemarse las papeletas. Antes, cuando las rondas electivas concluyen sin la elección de un pontífice, las papeletas se mezclan con pez, de manera que al quemarse emiten un humo negro.

¿Cuándo se presenta el nuevo papa en público?

Tras la elección, el decano del colegio cardenalicio pregunta al elegido si acepta el cargo y con qué nombre quiere gobernar. Los cardenales le juran obediencia, se reza una oración de acción de gracias y el llamado «cardenal protodiácono» presenta al nuevo papa en la Plaza de San Pedro con la fórmula Habemus papam. El nuevo pontífice se presenta entonces ante la multitud e imparte su primera bendición Urbi et Orbe («a la ciudad y el mundo»).

Votación
3 votos