«Cincuenta sombras de Gregorio» o cómo sería Christian Grey si existiese de verdad

Rossella Calabrò le da una vuelta de tuerca a la trilogía erótica que arrasa en las librerías con un libro perfecto para aquellas que, después de leer las novelas de E.L. James, se han preguntado quién es el hombre que ronca a su lado

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

50 sombras de Grey ha sido, para bien y para mal, gustos aparte, la gran revelación del año. Y es, y seguirá siendo, al menos durante una temporada, el libro más demandado y vendido en las librerías de todo el mundo. ¿Cómo no se le ocurrió a nadie antes algo tan sencillo? Esa gran pregunta que surge siempre que algo se instala en el mercado o en la sociedad con un abrumador éxito sin precedentes. Algo sin ningún misterio. Lo que no le resta mérito a la trilogía escrita por E.L. James que narra la tórrida relación entre un dominante y casi perfecto, al menos físicamente, millonario al que ya todos conocemos, Christian Grey y la joven, tímida e incluso en ocasiones torpe y poco espabilada universitaria, Anastasia Steel. Sin revelar dato alguno sobre los acontecimientos que van construyendo la historia entre ambos protagonistas, el secreto de 50 sombras de Grey radica en la enorme carga erótica que contienen sus páginas, en el descubrimiento de un tipo de prácticas sexuales poco comunes -sadomasoquistas- narradas desde la perspectiva femenina y en la idealización hasta el extremo de Christian Grey.

Guapo hasta agotar los adjetivos, fuerte, atento, seductor, educado y multimollonario. Un estereotipo que ha rendido a sus pies a miles de mujeres y que, para ser sinceros, corresponde con un porcentaje muy bajo de la población masculina. Consciente de ello y decidida a desdramatizar la historia y «quitarle poder a su contenido conservador», Rossella Calabrò se lanzó a escribir una irónica y personal versión de las 50 sombras de Grey. El resultado es Cincuenta sombras de Gregorio, una novela que publica Planeta y que la propia editorial define como la cara más divertida de la trilogía más caliente del año.

«Si después de leer los tres libros de 50 sombras de Grey de una sentada te has preguntado quién es el hombre que ronca a tu lado, éste es el libro perfecto para encontrar la respuesta». Con esta presentación queda ya bastante claro lo que Rossella Calabrò -guionista, escritora y bloguera- ha querido sacar a la luz con su novela. Ella misma lo vivió en su propia piel. Devoró consecutivamente las tres entregas de Grey y, una vez que cerró la última de sus páginas, fue consciente de que su protagonista masculino nada tenía que ver con el Gregorio con el que compartía el día a día. Fruto de esa comparativa es Cincuenta sombras de Gregorio, un fenómeno que en pocas semanas escaló hasta los puestos más altos de las listas de ventas en Italia.

Gregorio, define la Editorial Planeta, «es el hombre que se pasea por la casa enfundado en una camiseta vieja que le regalaron en el taller y un negado para recordar las fechas importantes o para detectar nuestras preocupaciones, es el compañero-marido-amante de verdad, el alegre hombre corriente, plagado de defectos, con el que nos topamos cuando despertamos del sueño, imperfecto hasta decir basta, pero que tiene algo de lo que Grey carece, nos hace reír». Pero su autora no solo pone el énfasis en esta «cara B» de 50 sombras de Grey que llegará a las librerías en el mes de febrero en el último mito erótico, sino que eleva a su protagonista femenina al primer plano, no como mujer dominada, sino como una heroína real, de este mundo, del día a día.

Más información:

Más información Selección realizada automáticamente