Alberto Chicote regresa el domingo con «Pesadilla en la cocina»

El chef revelación de La Sexta regresa con un programa especial

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Alberto Chicote ha hecho famosas su «coloridas» camisas. LA SEXTA
Alberto Chicote ha hecho famosas su «coloridas» camisas. LA SEXTA

Alberto Chicote, el cocinero estrella de Pesadilla en la cocina, uno de los programas revelación de la pasada temporada, regresa este domingo con un programa especial.

Chicote volverá a enfrentarse a un duro reto entre los fogones de un restaurante que se encuentra en apuros. Allí se encontrará con un cocinero duro de pelar, que tras las preguntas «impertinentes» de Chicote lo manda a paseo.

Alberto Chicote, el cocinero de Pesadilla en la cocina, sufrió durante las diez entregas de uno de los programas revelación de la temporada en La Sexta, todo tipo de anécdotas entre los fogones de los restaurantes que visitó en Pesadilla en la cocina.

Ejerció de Hermano Mayor en el conflicto entre padre e hijo en el «Da Vinci», cuyo dueño tras los cambios de Alberto Chicote terminó criticando al chef y acusándolo de pedirle que no limpiara la cocina «en unos días» y de que lo había arruinado.

Puso paz entre el dueño y la cocinera de «La Tana», vomitó al ver la cocina de «El Castro de Lugo» y a punto estuvo de desesperarse con su cocinera de origen gallego. A pesar de los cambios en la cocina y de su cambio de cara, «El Castro de Lugo» echó el cierre antes de que el programa de La Sexta se emitiese, aunque el programa obtuvo uno mejores datos de audiencia de la temporada.

Chicote se comió un bacalao seco en el «Opila» y «La reina del Arenal», cuyos dueños además de estar endeudados hasta las cejas, intentaron parar la emisión del programa y acusaron al chef de homófobo.

En la cocina del «Osaka» se encontró a un cocinero de origen chino en un restaurante japonés que había aprendido a cocinar sushi gracias a los vídeos de Youtube y comparó el estado de su cocina con el chapapote del Prestige.

Pero nada parecido a lo que se encontró Alberto Chicote en el último reto de la primera temporada de Pesadilla en la cocina, un restaurante hindú donde al poco tiempo de entrar el cocinero que trabajaba allí lo echó. Solo le faltaba eso, que lo echasen de una cocina.

Más información