Imagen:Bajcetic fue céltico durante tres cursos

Bajcetic: «Llegar al Celta fue descubrir un mundo completamente diferente»

Reconoce que su etapa celeste pudo ser mejor a nivel deportivo, pero destaca lo mucho que aprendió en la ciudad en la que, además, ha formado una familia


Vigo

Srdan Bajcetic solo perteneció al Celta durante tres años que, además, estuvieron marcados por las lesiones y otros obstáculos. Pero fue tiempo suficiente para que echase raíces en la ciudad, para que guarde muy buenos recuerdos y para que se considere un celtista más. «¡Qué remedio me queda!», dice en referencia a su esposa, viguesa, y a sus dos hijos nacidos en la ciudad, uno de los cuales, además, juega en las categorías inferiores del equipo.

-Debió de ser un salto grande cambiar Serbia por España con veintipocos. ¿Cómo lo vivió?

-¡Pasó ya mucho tiempo desde entonces! (se ríe). Cuando vine era un chavalín, no tenía ni los 23 cumplidos todavía. Fue llegar a un mundo completamente diferente, que no tenía nada que ver con lo que había conocido hasta entonces, casi en todos los sentidos. Y es cierto que al principio me costó adaptarme, pero siempre tuve ahí a Vlado (Gudelj) y a Ratkovic, que me ayudaron mucho. Aunque fuera complicado al inicio, también creo que aprendí bastante rápido.

-¿Cómo se le presenta la oportunidad de venir al Celta?

-Jugaba en Serbia, en la Vojvodina, y vimos que era una ocasión muy buena para jugar en una liga mucho más competitiva. No tenía demasiadas referencias del equipo, aunque sí que sabía que era el club donde unos años antes había jugado Goran Maric, que procede de la misma ciudad que yo, y me habían hablado de su paso por el club. Quería salir de Serbia también por las circunstancias y la situación que se vivía allí en ese momento.

Ampliar imagen

Gudelj y Ratkovic fueron, señala, sus grandes apoyos al llegar a Vigo

«Al principio no jugaba y eso siempre es lo que más preocupa a un futbolista»

-Sin embargo, regresó como cedido en el mercado de invierno pocos meses después.

-Sí, porque al principio no jugaba, y lo que más preocupa a cualquier futbolista siempre es eso frente a otros aspectos que no tienen tanta importancia. Ese primer año fui cedido al Estrella Roja y a mi regreso fue cuando sí empecé a disponer de muchos más minutos, con la mala suerte de que me lesioné, con rotura de ligamentos cruzados y estuve parado bastante tiempo. Cuando me recuperé, entré a mitad de temporada con el equipo ya hecho, y siempre resulta complicado.

-Pese a todos esos inconvenientes, ¿le quedó buen recuerdo de su paso por el Celta?

-Claro que sí, el balance de mi etapa en el equipo es muy positiva. Era joven y aprendí muchísimas cosas. Es cierto que deportivamente podía haber salido mejor, ya que cuando mejor me encontraba fue cuando tuve la mala fortuna de lesionarme. De no ser por eso, probablemente hubiera pasado más años en el equipo. O quizá no. Nunca se puede planificar las cosas a largo plazo y en mi caso se dieron de esa manera y ya está.

-¿Cuál considera que fue su momento más feliz como céltico?

-Pues muchos, tengo muchísimos recuerdos buenos como para quedarme con alguno en especial. Goles no marqué muchos, pero tal vez es primero, contra el Tenerife -un 2-2 en Balaídos en septiembre del 95- sea el más especial.

Ampliar imagen

Fichó procedente de la Vodvodina antes de cumplir los 23 años

-Los peores se corresponderán con ese tiempo que permaneció parado, ¿no?

-Sí, sobre todo porque la lesión se produjo en la última semana de diciembre y no me operaron hasta marzo. No sabían lo que era y perdí dos meses, casi tres, sin saber exactamente lo que tenía. Luego, cuando me recuperé, ya había empezado la temporada y no podía jugar hasta que Mazinho tuvo la nacionalidad por el tema de los extranjeros. Tuve bastante mala suerte con todo eso.

 -¿Mantiene contacto con compañeros de esa época?

-Con la mayoría, al no vivir aquí, no nos vemos mucho. Sí coincido más con Patxi (Salinas), y con otros cuando vienen. Por ejemplo Tárraga y Juan Sánchez, como se dedican a temas de representación de jugadores, vienen por aquí con bastante frecuencia.

«Ver desde fuera el EuroCelta fue una gran satisfacción»

-¿Cómo vivió ya desde fuera la etapa del EuroCelta justo después de dejar de pertenecer al equipo?

-Muy contento, con una gran satisfacción. Conocía a bastantes de los jugadores y me sentí muy feliz por todo lo que consiguieron para el club, la ciudad y la afición.

-Una afición de la que también se siente parte.

-Claro, ¡qué remedio! (risas). Estoy viviendo aquí otra vez desde el 2005, mi esposa es de aquí, tengo dos niños aquí y me siento un celtista más, por supuesto. No siempre puedo ir a ver los partidos porque hay veces que me coincide con los del Rápido, pero siempre que puedo voy con mis hijos. Seguimos mucho al Celta siempre.

«La afición siempre ha sido maravillosa, pero en mi época daba más caña»

-¿Y qué recuerdo tiene del celtismo durante su etapa en activo en el Celta?

-¡Pues creo que entonces nos daban más caña que ahora! Actualmente me parece que la afición es un poco más cariñosa, pero entonces cuando perdías las cosas eran de otra manera. De todos modos, la afición del Celta ha sido siempre maravillosa.

Ampliar imagen

Volvió a vestir la celeste con el equipo indoor, con el que ganó la Liga

 -Más recientemente volvió a defender la camiseta del Celta en el conjunto indoor. ¿Cómo valora esa experiencia?

-Fueron unos años muy bonitos en los que, de hecho, fuimos campeones de España. El primer año fue duro también, porque se trata de un deporte un poco diferente al fútbol normal y nos costó acostumbrarnos. Pero al año siguiente mucho mejor. Aparte de que contamos con Moncho Carnero, todo un acierto, porque supo llevar muy bien al equipo.  

«Moncho Carnero fue un gran acierto para el equipo indoor»

-Ahora sigue ligado al fútbol como segundo de Jorge Otero en el Rápido. ¿Qué le está aportando esta nueva aventura?

-Está siendo muy enriquecedor. Estamos muy contentos con el equipo, con jugadores que trabajan muy bien y que llevan a rajatabla cada cosa que les decimos. No se puede pedir más.

Ampliar imagen

Actualmente ejerce de segundo de Jorge Otero en el Rápido de Bouzas

-¿Y al Celta cómo lo está viendo este año?

-Creo que cada año va a más desde el ascenso, eso está claro y tiene mucho mérito. Ahora mismo a raíz de la Copa lo he visto un poco más irregular, pero está haciendo una gran temporada.  

Votación
0 votos
Etiquetas
Zona celeste
Comentarios