Vilalba, la decana de la fe celtista

Fundada en 1969, es la peña más antigua del equipo vigués y sus miembros aseguran que el celtismo es «algo que se lleva dentro»

Los miembros inculcan el celtismo a los niños desde edades tempranas
Los miembros inculcan el celtismo a los niños desde edades tempranas

Vigo / La Voz

Nada ha podido con ellos. Viajes «terroríficos» de seis horas en autobús hasta Balaídos, etapas en Segunda, precios, horarios, 200 kilómetros de distancia, una escisión entre sus miembros... Camino de los 47 años de vida, la Peña Celtista de Vilalba ha vivido y resistido de todo hasta convertirse en la decana de los colectivos celtistas. El secreto es simple: «Una tradición celtista que llevamos dentro, que pasa de padres a hijos como las cofradías de Semana Santa». Son palabras del actual presidente, José Luis Lozano, de 61 años y aficionado al club desde siempre.

.

«Mis primeros recuerdos son de aquellos viajes en autobús para ir a Balaídos, que salíamos a las seis y llegábamos a las dos, con una parada para el café en Santiago o en Padrón y otra ya en Redondela», recuerda echando la vista atrás. Los precursores de la peña fueron «grupos de amigos que cogían el coche cada quince días para ir a ver los partidos» y que fueron quienes dieron el paso de crearla. «Con 14 años recuerdo que yo era el encargado de pintar la pancarta que poníamos atrás en el autobús y luego en el campo», recuerda con nostalgia.

Desde aquellos primeros recuerdos del hoy presidente, los viajes han sido innumerables. Tanto a Balaídos como a otros puntos donde ha jugado el Celta a lo largo de todo este tiempo. «Ya hemos viajado más de lo que viajamos hoy», admite Lozano sobre una peña que, como la mayoría en aquella época, llevaba inicialmente el término «excursionista» en su denominación completa. Al menos una vez al año, siguen haciendo honor a ese nombre. «Tenemos la tradición de hacer un viaje por Semana Santa donde juegue el el equipo si le toca fuera. Llevamos recorrida toda España», presume.

En uno de los múltiples viajes que les han llevado por toda la geografía española siguiendo al Celta
En uno de los múltiples viajes que les han llevado por toda la geografía española siguiendo al Celta

Responden al prototipo de peña donde caben familias completas, empezando por la del presidente. Él se contagió del celtismo de un tío pese a que su padre era deportivista. «Mis hijos sí que ya son celtistas y miembros de la peña», señala. El integrante de menor edad tiene solo un año y de los fundadores quedan todavía 20 que son «los más activos de todos». «Son nuestros robles, sobre los que se sustenta todo», comenta. El número de miembros ya ha sido mayor de lo que es porque «en un pueblo pequeño como Vilalba hay más muertes que nacimientos», pero el celtismo se ha mantenido inquebrantable pese a ello. Llegaron a tener una socia de 104 años, Josefa, ya fallecida. Rondan los 380 miembros.

Josefa, que falleció con 104 años, fue durante mucho tiempo la más veterana del colectivo
Josefa, que falleció con 104 años, fue durante mucho tiempo la más veterana del colectivo

Tienen un local propio donde de vez en cuando se reúnen para ver los partidos, aunque a Lozano le gustaría potenciar esta costumbre. «Son 80 metros cuadrados y últimamente estamos yendo menos. Es algo que me gustaría retomar con más fuerza y espero que sea así, aunque los horarios no ayudan», señala. Lo mismo ocurre con los precios a la hora de seguir apostando por estar en Balaídos en cada partido. «Fuimos al Calderón a ver al Celta contra el Atlético y nos cobraron 25 euros. Aquí, en esos partidos, los precios se disparan», lamenta.

Entre sus costumbres están también una comida de confraternización que celebran al final de cada temporada, si es posible coincidiendo con algún partido, y también actividades con la peña del Deportivo cuando hay derbis. «Por cercanía, al final tenemos más trato con ellos que con las otras peñas celtistas», comenta. Se da la casualidad de que ambas pueden presumir, además, de ser las más veteranas de sus respectivos equipos. 

El presidente, con el actual socio más veterano de la peña, Pepe Verez, de 91 años
El presidente, con el actual socio más veterano de la peña, Pepe Verez, de 91 años

En estos años han establecido una relación especial con Gudelj, «porque es una persona espectacular y que viene siempre que se le llama», aparte de tener entre sus vecinos a un excéltico. «Vicente Celeiro jugó tanto en el Celta como en el Deportivo y es de nuestro pueblo», recuerda. Acumulan mil anécdotas y están convencidos de que quedan muchas más por escribir. Porque, insiste José Luis, llevan el celtismo dentro.

Partido amistoso entre celtistas y deportivistas en Vilalba
Partido amistoso entre celtistas y deportivistas en Vilalba
Votación
5 votos