Zeru Urdin, celtistas bajo el «cielo celeste» de Bilbao

Fundada en el 2012, la peña vasca fue emisaria de los mejillones con los que Carcamáns «primó» al Athletic

Zeru Urdin dio sus primeros pasos en el año 2012, la temporada del ascenso
Zeru Urdin dio sus primeros pasos en el año 2012, la temporada del ascenso

Vigo

Internet funcionó como el mejor aliado para que en el año 2012 Bilbao pasara a tener su primera peña celtista. La bautizaron como Zeru Urdin después de que los fundadores le preguntaran al dueño del bar donde se juntaban en los inicios cómo se decía «azul celeste» -el nombre que realmente le querían poner- en euskera. «En una servilleta nos escribió 'Zeru Urdin' diciendo que azul celeste no existe, que tenía que ser 'azul cielo'», recuerda su presidente, Gabriel Vidal. 

Algunos de sus integrantes, con Berizzo
Algunos de sus integrantes, con Berizzo

Para los impulsores de este colectivo, el encontrar a las cinco personas que se exigen como mínimo para federarse parecía una utopía, sin embargo, lo lograron «rápidamente». «Fue decir uno en el foro que estaba en Bilbao y comenzaron los 'y yo también', ' y yo'...», continúa echando la vista atrás. La familia creció en el famoso desplazamiento a Valladolid de la finales de la temporada siguiente. «Hubo varias personas de Bilbao que, sin conocerse, coincidieron allí». Y así siguieron creciendo. 

El perfil más generalizado es el de gallegos que por motivos de estudios o trabajo han acabado por residir en el País Vasco, aunque también tienen hijos de gallegos que ya nacieron allí, más algún que otro infiltrado. «Poco a poco se van acercando a la peña los amigos de los miembros, las parejas... Y se va uniendo gente que es del Athletic, pero que también empieza a contagiarse de la simpatía por el Celta», celebra el presidente.

Rodeados por aficionados del Athletic, con los que tienen un vínculo muy estrecho
Rodeados por aficionados del Athletic, con los que tienen un vínculo muy estrecho

Precisamente, asegura en vísperas del derbi gallego -al que no podrán acudir por el método de distribución de las entradas, al igual que otras agrupaciones foráneas- que ellos tienen otro que les pilla más cerca, el que enfrenta al equipo de sus amores con el de la ciudad donde residen. «Lo vivimos siempre con muchísima ilusión y cariño, es nuestro derbi particular, porque día a día convivimos con sus aficionados».

Aparte de ese desplazamiento del Celta que para ellos funciona como el partido de casa, tampoco faltan al resto de visitas del equipo vigués al País Vasco -San Sebastián y Éibar- ni tampoco a los de la cornisa cantábrica en su conjunto. «A los de Euskadi vamos fijo, luego intentamos estar siempre en algún desplazamiento en Madrid y tampoco solemos faltar a Coruña o Gijón», dice Vidal. Hubo un tiempo en el que cargaron con el sambenito de gafes en su tierra de adopción, pero pudieron liberarse de él: «Durante varias temporadas coincidiendo con nuestros inicios los partidos de aquí se nos resistían, pero en Copa el año pasado pudimos quitar ese peso». 

Tienen un vínculo muy estrecho con muchas peñas del Celta, pero hay dos que se llevan la palma: Carcamáns -por algo actuaron como emisarios de los mejillones con los que la peña de A Illa primó al equipo para que ganara al Zaragoza y los vigueses conservaran sus opciones de permanencia, meta que luego se logró- y la Eibarzale, la otra peña de la comunidad, que les lleva ventaja en lo que se refiere al tiempo al acumular 16 años de historia a sus espaldas. Además, también disfrutan de una cercanía especial con la peña del Athletic Club Zazpiak Bat Indautxu.

Su característica bufanda les acompaña en sus viajes
Su característica bufanda les acompaña en sus viajes
En ocasiones están también representados en Balaídos
En ocasiones están también representados en Balaídos

En transición actualmente en lo que se refiere a su sede, el balance de estas temporada es muy positivo -«mayoritariamente hemos vivido muy buenos momentos: el ascenso, la permanencia, y el actual, que es el mejor»-, pero lo que se proponen es seguir creciendo y continuar apoyando al Celta también cuando les toque vivir situaciones más complicadas.

Votación
0 votos