Combatiendo morriña y «metamorriña» celtista en Madrid

La peña, que estrena sede este fin de semana, se ha convertido en una referente para los celtistas de la capital

En los dos últimos años se han estabilizado en torno a los 150 integrantes
En los dos últimos años se han estabilizado en torno a los 150 integrantes

Vigo

Hay un concepto que ellos mismos han acuñado y que resulta representativo de hasta qué punto la peña Morriña Celeste de Madrid se ha convertido en una sólida familia celtista. Es la «metamorriña», tal y como confiesa su presidente, Fernando Juncal: «Defendemos ese término que habla de la morriña de la morriña. Porque cuando estás aquí echas de menos ver los partidos en Balaídos, pero cuando vas allí acabas extrañando a la gente de la peña y el buen ambiente que tenemos entre todos».

Su sede -desde este fin de semana, La casa de la cerveza- siempre acoge a los celtistas que acuden desde Galicia para los compromisos en la comunidad de Madrid
Su sede -desde este fin de semana, La casa de la cerveza- siempre acoge a los celtistas que acuden desde Galicia para los compromisos en la comunidad de Madrid

El pasado julio se cumplieron cuatro años de la primera reunión entre un grupo de celtistas afincados en Madrid que habían contactado a través del foro delcelta.com -cuna de otros colectivos como la reciente Brenga Celeste asturiana, sin ir más lejos- poco después del play-off de Granada. «Había muchas ganas de crear la peña porque te sentías solo y daba pereza irte a un bar con gente que no conocías» y que además no compartía el sentimiento celtista e incluso «te miraban raro» por llevar una camiseta celeste. «Somos cada uno de su padre y de su madre, con diferentes ideologías, edades, inquietudes... Un grupo muy heterogéneo pero unido por el celtismo y, en ese sentido, es como estar en casa», describe Juncal.

Entre los miembros son mayoría los gallegos residentes en la capital, pero también hay hijos de emigrantes que ya se criaron allí, así como amigos que se han ido enganchando por contagio. «Además tenemos un irlandés que se juntó con buena gente de Morriña atraído por el rollo celta y, aunque las costumbres son distintas, ahí sigue con nosotros», celebra. Con un buen número de integrantes que fluctúan porque abandonan Madrid -en Balaídos siempre les representa más de un peñista retornado «con su bufanda morriña»-, entre ellos muchos estudiantes, se han estabilizado en torno a los 150.

Suelen estar representados en la mayoría de los desplazamientos del Celta y también en Balaídos mediante «morriños» retornados
Suelen estar representados en la mayoría de los desplazamientos del Celta y también en Balaídos mediante «morriños» retornados

Se definen como una peña muy activa y de ello hablan los desplazamientos que organizan, sus recibimientos al resto de agrupaciones celtistas cuando el equipo juega en Madrid o su participación en varios torneos de fútbol 7 municipales a los que concurren ataviados con la equipación del Celta. «Hacemos también sorteos, quinielas... Nos lo curramos bastante», valora Juncal. Algunas de sus iniciativas han quedado inmortalizadas por vídeos que se recogen en su web y entre los que se incluye Carta dun morriño, para el que contaron con la colaboración del periodista vigués y celtista Gonzo, que en su momento participó de la fundación de Morriña.

A ellos les ha tocado vivir algunos de los momentos mágicos recientes del equipo a 600 kilómetros de distancia. Es el caso del ascenso, la permanencia del 4 % o las victorias en derbis o ante el Barcelona, aunque los que pueden se escapan para esas ocasiones especiales. «En alguno de esos partidos yo sí estuve en Balaídos, pero la mayoría de los peñistas los seguimos todos en Madrid. Recuerdo algunas de esas celebraciones en la glorieta de Alonso Martínez o con la cerveza por los aires manchando las lámparas de la sede», rememora divertido.

Imagen de la celebración del ascenso en Madrid por parte de miembros de Morriña
Imagen de la celebración del ascenso en Madrid por parte de miembros de Morriña

Nueva sede

Cuando hace balance de este tiempo, lo que más destaca el presidente es el hecho de que han alcanzado sus objetivos básicos. Por un lado, «no tener que ver los partidos solos en casa»; por otro, convertirse en una referencia para que cualquier celtista que llegue a Madrid sepa dónde encontrarles. Precisamente, el lugar físico donde hacerlo, su sede, ha cambiado recientemente. Este fin de semana, coincidiendo con el partido contra el Villarreal, se estrenarán en La Casa de la Cerveza (calle Luchana, 15) -«dos pantallas gigantes, tres televisores distribuidos en las dos plantas, carta variada y precios asequibles» son algunas de sus características, dice-. Prometen llevarse con ellos hasta allí «el mejor ambiente celtista de Madrid». Y la mejor compañía para combatir la morriña celtista... y para poner las bases de la «metamorriña» para cuando regresen a Galicia.

Nova sede de Morriña Celeste!!Situación: Calle Luchana 15 (metro Bilbao ou Alonso Martínez)Planta baixa con 2...

Posted by Peña Celtista Morriña Celeste on Domingo, 4 de octubre de 2015

Celebración de su segundo cumpleaños
Celebración de su segundo cumpleaños
Votación
2 votos
Comentarios