Su sede es la tapería viguesa Elena, donde se reúnen con frecuencia.

Sempre Pahiño, compromiso celtista más allá del fútbol

Entre los impulsores de esta peña viguesa estaba el joven David Reboredo, celtista de cuna con el que se volcaron en su lucha por el indulto tras haberse rehabilitado


Vigo

Se definen como una peña atípica, incluso algo «díscola». De ahí que el colectivo vigués Sempre Pahiño optara por llevar el nombre de una figura mítica del celtismo a la que atribuyen esas mismas características. «Fue un futbolista de la casa, cuando eso aquí no se valoraba como ahora, que triunfó sin padrino y es nuestro único pichichi en Primera. Expresó una opinión política complicada en pleno franquismo y tuvo problemas contractuales con el club con los que no se calló», recuerda uno de los impulsores de la peña, Marco Reboredo. Además, acabó en el Deportivo, lo cual no ha sido un impedimento para homenajearle de esta manera. «Nos gusta que seamos rivales, pero no enemigos. Ojalá algún día se consiga», desea.

Ampliar imagen

CEDIDAVarios integrantes son músicos y amenizan la actividad de la peña.

Sempre Pahiño nació en Balaídos en Segunda, cuando había «tan poca gente que estabas en familia y acababas hablando con quien te pillara cerca». Así se fundieron un grupo de aficionados de Lavadores y otro de Teis que solicitaron la adhesión a la Federación de Peñas ya en el verano del ascenso, en el 2012. Querían con ello «participar de manera más activa en la vida del club y trabajar para dinamizar el entorno social» que les rodea «más allá del fútbol». Esa ha sido desde el inicio su gran obsesión, llegando a veces incluso a «despistarse» del aspecto deportivo para centrarse en cuestiones más trascendentes.

Un ejemplo claro es el caso de David Reboredo, extoxicómano vigués fallecido hace casi un año a causa de un tumor cerebral. Celtista de cuna y uno de los fundadores de la peña, se volcaron en apoyarle para que lograra el indulto que consiguió pocos meses antes de su fallecimiento. «David era mi hermano y fue a Balaídos casi hasta el final. La fundación de la peña coincidió con la campaña para su indulto, que apoyamos desde el estadio con pancartas y luego en otros actos públicos. Nuestro compromiso siempre ha ido más allá del fútbol», reivindica.

Ampliar imagen

CEDIDADavid Reboredo fue la persona encargada de diseñar el logo de la peña, "parte de la impronta que dejó en ella", dice su hermano Marco.

David fue en su día socio de honor de Sempre Pahiño una vez logrado el indulto. Junto con él, el nieto de Pahiño Daniel Fernández García. «Tenemos contacto con sus hijos Nacho Goberna -catante de La dama se esconde en los años de la movida-, Juan Carlos y Patricia. Les pedimos distinguir a alguien de la familia y nos sugirieron que fuera Daniel». El otro miembro de honor actual es José Manuel Roldán, más conocido para el celtismo con Pepín, el del bombo. «Es una figura mítica de Río que había dejado de ir a Balaídos y que recuperamos con nosotros para Marcador -la grada donde se ubican- y también para Barreiro. Un símbolo del celtismo».

En el 2014 tuvieron su acto inaugural como peña y actualmente son unos 40 miembros; no muchos, pero suficientes. «Somos todos amigos o conocidos, también nos diferenciamos un poco en que no buscamos que se apunte todo el mundo», dice, aunque eso no significa que no acepten a todo aquel al que le atraiga la idea de grupo que tienen. Entre ellos disfrutan especialmente con los miembros de mayor edad. «Yo llevo casi treinta años de socio y la mayoría lo somos desde mucho tiempo atrás. Pero los mayores siempre te hablan de su época y comparten vivencias muy interesantes».

Les gusta organizar multitud de actividades y actos dedicados a esa dinamización social que persiguen, así como a su propia autogestión y financiación. «Queremos que el Celta nos sirva de motor y punto de partida para una labor social y cultural». Celtismo como impulso para el compromiso. Con esa idea nacieron y esa sigue siendo su guía.

Ampliar imagen

CEDIDADefienden una rivalidad sana con el Deportivo, de ahí que eligieran homenajear a un futbolista que defendió ambas camisetas.

Votación
5 votos
Etiquetas
Zona celeste