Preferencia, testigo y partícipe del rejuvenecimiento celtista

Gestada en Segunda, la peña viguesa se ha convertido en poco tiempo en un referente como colectivo joven, activo y que ha dado otro aire a la grada donde se ubica

$tituloImg.Miembros de Preferencia, durante el último derbi disputado en Balaídos.
Miembros de Preferencia, durante el último derbi disputado en Balaídos.

Vigo 28/07/2015 13:36 h

Fundada en la temporada 2011/2012, todavía en Segunda, la peña viguesa Preferencia Celeste representa el paradigma de lo que ha sido el rejuvenecimiento y el impulso que ha vivido el celtismo en los últimos años.  Pese a ser un agrupación joven -tanto en tiempo de vida como en media de edad- se han convertido en uno de los colectivos más activos, en un referente a la altura de otras agrupaciones con muchos más años a sus espaldas.

$tituloImg.Actualmente rondan el centenar de miembros.
Actualmente rondan el centenar de miembros.

La idea nace de la intención de «dar vida a Preferencia», a la que veían como «una grada gris a la que le faltaba colorido», en palabras de su portavoz, Tomás Rodríguez. «Éramos gente que nos habíamos conocido allí, en los partidos. Particularmente yo tenía al que fue un poco el impulsor, Berto Carballo, en el asiento de al lado, me lo comentó y me pareció una gran idea», recuerda. A partir de ahí empezaron a mover gente y hoy rondan el centenar, con el núcleo de fundadores más o menos ligado a la directiva, pero manteniendo su implicación en el proyecto. Christian García es hoy el presidente y su bebé de pcoos meses -cuya mamá es la secretaria de la peña- es su socio de menor edad.

El perfil del miembro de Preferencia es el de celtista muy joven, de veintipocos -«luego se ha unido gente de más edad que igual no es tan visible, pero cuya ayuda es muy importante para nosotros»- y muy activo a nivel de desplazamientos con el equipo, de redes sociales y de apoyo al club a todos los niveles, pues presumen de «estar al pie del cañón no solo con el primer equipo, sino también con el filial y el resto de la base». Subrayan, asimismo, que eran de los «9.000 de Segunda» -fue entonces, y dentro de Balaídos, donde surgió la peña-, por eso han sido testigos y, sobre todo, partícipes de lo que Tomás llama «una segunda época dorada del celtismo».

$tituloImg.En Valladolid, junto con integrantes de otras agrupaciones.
En Valladolid, junto con integrantes de otras agrupaciones.

En Preferencia se sienten especialmente orgullosos de haber conseguido en pocas temporadas ser no ya una peña más -«el recibimiento del resto fue magnífico»- , sino una a tener muy en cuenta. «Nunca pensé que en tan poco tiempo cuando se habla de otras veteranas y con mucha más gente nosotros también fuéramos a estar ahí. Ni lo hubiéramos soñado. Y dices: ''Algo habremos hecho bien''». El secreto, a juicio del portavoz no es otro que la pasión por el equipo que les mueve y que les ha movido ya desde épocas mensos llevaderas para la afición celeste. «Siempre va a haber un grupo de gente fiel, ya sigamos en Primera o estemos en Segunda B, poniéndonos en el peor de los casos. Estábamos cuando los 9.000 -insiste- y vamos a seguir estando, por eso creo que la peña tiene mucho futuro por delante».

Con la grada de Preferencia como cuna, tienen miembros en otras zonas de Balaídos -de hecho, ahora mismo ellos mismos están fueran por la reforma del estadio-, pues nunca han querido que su nombre les condicionara, aunque sí han llegado a temer que sucediera. «Hemos nacido ahí y es nuestra razón de ser, pero antes de nada esa razón de ser es el Celta y queremos ser un grupo abierto a todos. Aunque éramos conscientes de que nos podía limitar, siempre hemos tratado de que no sucediera».

$tituloImg.La media de edad de la peña ronda la veintena.
La media de edad de la peña ronda la veintena.

Tanto el nombre como el logo tuvieron sus defensores y los que no lo eran tanto, pero «todo se eligió democráticamente por votación», que es como funcionan para todo. Hubo quien en el térmno preferencia veía una posible confusión con que se quisieran tachar a ellos mismos de «excelentes o algo así», pero en realidad se trata exclusivamente de una referencia a su ubicación. Tienen incluso algún caso de celtista que se ha cambiado de grada para estar con ellos, Edgar Garrido, y también quien se plantea hacerlo en el futuro, pero no porque sea condición para unirse.

Y si Balaídos en general y Preferencia en particular son su primera casa, la segunda es la cafetería Las Gradas, su sede. Allí se firmó su acta fundacional y allí es también donde celebran sus asambleas y viven las previas de los partidos, así como los choques de fuera de casa en aquellas ocasiones en las que no acuden. «Hemos organizado varios viajes y también nos hemos desplazado por cortería de otras peñas. Existe una gran colaboración y cuando alguna no llena el bus, se completa con nosotros, o nosotros con miembros de otras», dice.

$tituloImg.Son habituales de los torneos de peñas organizados tanto por la Federación como por otros colectivos celtistas.
Son habituales de los torneos de peñas organizados tanto por la Federación como por otros colectivos celtistas.

Preferencia se dispone ahora a iniciar una campaña para reeditar las cifras de socios de la pasada temporada, que es el objetivo que se fijan. De momento, su regreso a la grada a la que han conseguido dar otro aire en estos casi cuatro años de vida se hará esperar. «Irmandiños 1923 -peña de Río, donde se ubican mientras se reforma Balaídos- nos ha acogido muy bien y además entenemos que es algo temporal y positivo para el club. Pero sí que se nos hace extraño y se echa de menos Preferencia». Cuando vuelvan, confían, lo harán a una grada cambiada para mejor desde la que lo que garantizan que no cambiará será su apoyo incondicional al equipo.

$tituloImg.Imagen de los inicios de la peña.
Imagen de los inicios de la peña.

Votación
5 votos