El Tucu Hernández se revaloriza

En Chile aseguran que es una de las opciones que maneja el Sevilla del Toto

.

vigo / la voz

En su tercera temporada en el Celta Pablo Hernández se convirtió en un futbolista indispensable en el equipo y en los planes de su entrenador, Eduardo Berizzo. El centrocampista demostró sus habilidades en la Liga, las exhibió en el escaparate de la Europa League, y en la última cita de la temporada, la Copa Confederaciones, rayó a un gran nivel. De hecho, pasó de un segundo plano en la selección a ser titular en los compromisos importantes. Incluso logró revertir las críticas de los aficionados chilenos, que al fin parecen comprender lo que el centrocampista puede aportar al juego de la Roja. Todo esto no ha hecho más que revalorizar a un futbolista al que Berizzo conoce muy bien y que, según medios chilenos, querría llevarse para el Sevilla.

El diario El Mercurio recogía en su edición del martes que el Toto quiere incorporar al futbolista, pero que la cláusula de rescisión, de 15 millones, sería un inconveniente. El conjunto sevillano se está moviendo mucho estos días en el mercado. Vicente Iborra se marcha al Leicester inglés a cambio de 15 millones de euros y el futuro de N’Zonzi podría estar en Italia. El Inter quiere al centrocampista y pagará su cláusula si vende a Joao Mario. Eso dejaría el centro del campo falto de efectivos, y ahí encajaría la figura de Hernández.

Sin embargo, en el Pizjuán también suena otra alternativa. Se trata de Guido Pizarro, el argentino que milita en el Tigres, y que ya fue uno de los nombres que Berizzo manejó durante su estancia en Vigo. Ahora en el país azteca el presidente de Tigres asegura que Pizarro no es negociable y además tiene dos inconvenientes asociados. El primero, y que comparte con el Tucu, es que no tiene pasaporte europeo y si el mercado no se mueve, Ganso, Mariano Ferreira y Walter Montoya completan el cupo de extracomunitarios del Sevilla.

El otro hándicap de Pizarro es el precio. Para clubes extranjeros su cláusula sería de 15 millones, y el Sevilla preferiría no desembolsar una cantidad tan elevada. El Tucu ya está adaptado al fútbol español, su velocidad y ritmo, pero Pizarro no.

La palabra de Berizzo

Cuando Berizzo llegó a Sevilla aseguró que no tenía intención de tocar a ninguno de los futbolistas del Celta, por lo que negociar por el Tucu chocaría con lo que dijo entonces. Además, el propio Hernández, en su última comparecencia en Vigo tras conocerse que el Toto no continuaría, aseguró que su futuro no estaba vinculado al de su entonces entrenador. Dijo que era futbolista del Celta y que se debía a su club.

Votación
4 votos
Comentarios