De estigmatizado a decisivo

Iago Aspas, que ya había anotado dos tantos en la ida, marca su primer gol en el feudo coruñés

.
L. G. C.

Iago Aspas se estrenó como goleador en Riazor para anotar el tanto de la victoria. En tres ocasiones anteriores había disputado O Noso Derbi en territorio coruñés y en ninguna de ellas había marcado. Incluso en una -en el 2013- acabó expulsado a lo 28 minutos.

Esta sequía le colgó la etiqueta de jugador sobrepasado por los duelos de rivalidad, que él como celtista de cuna siente como pocos. Pero esta temporada hizo añicos esta teoría. Primero con dos dianas en el partido de la primera vuelta en Balaídos y ayer anotando el tanto del triunfo. Con la pierna derecha, ganando la posición y superando a Lux. Un gol muy parecido al que logró en San Mamés en la primera vuelta.

Con el de ayer Iago ya suma 21 dianas esta temporada (15 en Liga) y en el global como celeste está a punto de igualar a un mito como Pahíño. El moañés tiene 89 y se sitúa a uno del que fuera delantero del Celta, Deportivo y Real Madrid.

Pero números y estigmas al margen, Iago es a día de hoy el motor indiscutible de este Celta. Capaz de adaptarse para jugar en la banda derecha, en donde Berizzo le adivina mayor capacidad de sorpresa. Capaz de actuar en la media punta, en el sitio que le alumbró para el fútbol. Y especializado en la faceta de nueve.

No importa lo que entre en juego. Cuando aparece de verdad es para que pasen cosas. Ayer se pasó muchos minutos en la banda más pendiente de tapar espacios (por las marcas al hombre) que de construir. Incluso se incomodó en un par de ocasiones con balones largos sin dirección. Pero llegado el momento, él mismo se fabricó los espacios. Abandonó la banda, se movió por todo el frente de ataque y la primera vez que hubo un centro lateral, allí estaba para matar.

«Estoy muy contento, y más después de tres resultados negativos en Liga»

Iago Aspas se declaraba feliz tras la victoria en Riazor. «Estoy muy contento, la verdad, y más después de tres resultados negativos en Liga. Creo que habíamos merecido algo más en estos tres últimos partidos», comentó el moañés a la televisión oficial de LaLiga. Bajo el punto de vista del pichichi del Celta, «el equipo ha estado bien plantado en el terreno de juego, se ha hecho con balón, ellos estaban esperando para robarnos y cogernos una contra y quizás quitando el fallo que hemos tenido nada más comenzar la segunda parte, no nos han hecho muchas complicaciones hoy».

A pesar de la intensa agenda del Celta y de que el equipo apenas tuvo tiempo para recuperarse del partido de Krasnodar, Aspas rechazó que hubiese cansancio. «Cuando hay un derbi no hay cansancio que valga ni viajes, todo el mundo quería disputar minutos», subrayó. Sobre su celebración del gol, Iago Aspas intentó quitarle trascendencia al hecho de haber festejado el tanto frente a la grada de los Riazor Blues . «Me cuadró ahí, yo me quedé quieto señalando mi escudo, como hago cada vez que logro un gol. Hoy [por ayer] ya van 21 y estoy muy contento de aportar a mi equipo».

Votación
14 votos
Comentarios