Imagen:

El Genk, un rival de contrastes

El potencial en ataque el oponente del Celta contrasta con una zaga más débil, aunque ha ido de menos a más


vigo / la voz

Los próximos días 13 y 20 de abril se medirán entre sí dos equipos que ya han hecho historia sea cuál sea el que dé un paso más. Si para los vigueses será la cuarta vez que disputen los cuartos de final de la Europa League, para el club belga, fundado en 1988, será la primera ocasión en la que se plantan en esta ronda después de siete participaciones a las que suman cuatro en Champions.

Pese a todo, no está siendo una temporada de ensueño para los belgas, que cambiaron de entrenador el pasado enero debido a los resultados en Liga, por debajo de lo esperado. Se puso al frente el exfutbolista holandés Albert Stuivenberg y se reforzaron también entonces con Naranjo, procedente precisamente del Celta, así como con Berge, Boetius, Schrijvers y el portero Ryan, aunque al mismo tiempo perdieron a uno de sus hombres clave, el jamaicano Leon Bailey, su goleador más destacado de la fase de grupos -en la que se midieron a Sassuolo, Rapid de Viena y Athletic de Bilbao-.

Aun sin Bailey, conservan un gran potencial en ataque de la mano de jugadores como Ally Samatta o Nikos Karelis. En el centro del campo han recuperado a Malinovskyi tras una grave lesión y el sevillano Alejandro Pozuelo se está destapando como una de las revelaciones de la temporada. Cuentan también con su capitán, Thomas Buffel, un experimentado centrocampista de 36 años y con 46 partidos continentales a sus espaldas que sigue teniendo un papel fundamental.

El Genk tiene fama de tener en la defensa su punto débil. Sin embargo, sus números han mejorado a raíz del fichaje del meta Matt Ryan en calidad de cedido por el Valencia. Desde la llegada del nuevo técnico, y coincidiendo también con la suya, el equipo solo ha perdido tres partidos en lo que va de año.

Igual que el Celta ya se había medido a un rival belga -el Standard- en esta misma edición, también el Genk se las vio con otro español, el Athletic, perdiendo San Mamés (5-3) e imponiéndose en casa (2-0). Equipo con una media de edad muy joven, actualmente marcha octavo en liga a trece puntos de líder, el Andrelecht, el otro equipo belga clasificado para cuartos. En su último compromiso de Liga golearon a domicilio al colista, el Westerlo (0-4).

Su estadio es el Luminus Arena, con capacidad para 24.000 espectadores e inaugurado en el año 1988, el mismo de la fundación del club. Su afición tiene fama de ser fiel y de hacerse oír durante los partidos del equipo.

Votación
3 votos
Etiquetas
Liga Europa UEFA Celta
Comentarios