Imagen:

«Para que sucedan las cosas hay que soñarlas, y nosotros soñamos»

El portero de Catoira anhela superar al Krasnodar e incluso alcanzar la final de la Europa League


Sergio Álvarez Conde (Catoira, 1986) se pasa la vida sonriendo y de buen humor. Es un tipo optimista y esforzado que, ganándose a pulso cada minuto, ha llegado hasta la élite. Pero quiere más. Lo primero, alcanzar los cuartos de final de la Europa League con el Celta que permitan al equipo seguir peleando en la competición continental. Un torneo en el que sus anhelos alcanzan hasta la última jornada. «Claro que soñamos con jugar la final. Para que sucedan las cosas, primero hay que soñarlas. Cuando éramos niños soñábamos con estar aquí y si no lo soñáramos seguramente no lo conseguiríamos, así que ahora que estamos aquí hay que soñar con llegar a esa final, aunque lo primero es superar al Krasnodar».

-Mañana se juegan el pase a cuartos. ¿Qué sensaciones hay?

-Este equipo y este grupo es optimista y siempre va a afronta cada partido con ansias de ganar, y más uno tan importante como este. Vamos con todas las energías y nuestras ganas de sacarlo adelante y de pasar la eliminatoria.

-¿Y han encontrado alguna clave para superar al Krasnodar?

-Igual que en la ida, lo fundamental será intentar tener nosotros el balón, porque ellos son un equipo al que le gusta jugar y si los dejas, sobre todo en tres cuartos, tienen las ideas claras y en cualquier momento te hacen daño. Nuestra presión y saber tener el dominio de la pelota y el juego serán importantes.

-Llegan con un 2-1 que puede ser un resultado envenenado. ¿No se verá un Celta conservador?

-Es un resultado positivo pero que no dice nada. Un gol a ellos les valdría, así que nosotros tenemos que ir olvidando el partido de ida. La clave, tanto de lo que llevamos hecho hasta ahora como para mañana, es que siempre intentamos ser nosotros en todos los campos. Siempre respetamos al adversario, pero teniendo nuestras armas claras.

-¿El encuentro de ida les hará modificar algo?

-Cuando te ves con los rivales en el campo percibes cosas que te pueden ayudar para el partido de vuelta. Estuvimos trabajándolo estos días para corregir detalles y nosotros intentar hacerles daño.

-Llevan un buen puñado de «finales» a cuestas. ¿Eso genera vivir en una tensión permanente?

-Está siendo una temporada de muchas finales y el equipo demostró en la mayoría que sabe afrontarlas, excepto en el partido contra el Alavés. El equipo siempre da la cara. El desgaste que haces en cada concentración, en cada viaje, en cada partido de estos es importante porque al final tampoco estás acostumbrado a tener tantas finales, y eso genera ese desgaste, pero entre todos nos ayudamos. Además, desde un punto de vista deportivo estar en octavos de final de la Europa League es para disfrutarlo, y qué mejor manera de hacerlo que en el campo.

-¿De alguna forma, Europa está hipotecando la Liga?

-Quizás a nivel de puntos no estamos donde queríamos. Desearíamos estar ahí arriba peleando hasta el final por la Europa League. Evidentemente, no nos vamos a dar por vencidos, pero a nivel de juego quizás los resultados de los últimos tres o cuatro partidos fueron un poco injustos en relación al fútbol que propusimos. Sabemos que estamos bien, pero los resultados no son todo lo buenos que queríamos.

-Y esos puntos que se quedan por el camino, ¿se explican con Europa?

-Al tener otra competición el desgaste es mayor, evidentemente no tienes las mismas energías cuando afrontas tantos partidos; siempre hay más desgaste físico y psicológico y a veces puede pasar un poco de factura, pero estamos convencidos de que pelearemos hasta el final y seremos un equipo que iremos de abajo para arriba.

-¿Es posible reengancharse a Europa?

-Sí, todavía quedan muchas jornadas, tenemos un partido más que el resto y no hay que olvidarlo. No hay nada imposible, y menos para este equipo.

«Me quedo con una parada que hice ante el Shakhtar»

Cuando se pregunta a Sergio Álvarez si está contento con su temporada, responde que sí, «pero siempre digo que hay que mejorar cada día y esforzarse a diario. Estoy contento con los partidos que estoy jugando pero hay que ponerse metas más altas».

-¿Con qué parada se queda esta temporada?

-Quizás, por la importancia que tuvo, con alguna del partido contra el Shakhtar. Una en la primera parte en un balón difícil que se queda muerto y reaccioné rápido. Fue, sobre todo, por la importancia que tuvo para el equipo.

-¿Ha sido capaz de encontrar explicación a lo que le sucede al Celta a balón parado?

-No, hay que seguir trabajando, hay que mejorar, intentar buscar soluciones. Pero hay jugadas, como la del otro día, en las que el equipo defiende bien, y en un rebote el balón se va hacia fuera, le da la cara a un rival y gol. Te quedas con cara de tonto. Sí, es cierto que es balón parado, pero también hay que ver las circunstancias. Evidentemente, hay que seguir corrigiendo.

«Un derbi es diferente y las energías se sacan de donde no las hay»

Dos días después de regresar de Rusia, el Celta deberá presentarse en Riazor para disputar el derbi contra el Deportivo.

-¿Suficiente para recuperarse?

-Suficiente seguro que no, pero estamos acostumbrados. No es la primera vez que nos pasa este año, y este equipo es fuerte. Además, en un derbi creo que no hace falta ni recuperación, si fuese al día siguiente la gente estaría a tope igual. Un derbi se afronta diferente y las energías se sacan de donde no las hay.

-Dadas las circunstancias, ¿hay favoritos?

-En un derbi nunca hay favoritos, ni cuando juegas en casa ni cuando juegas en Riazor. Son igualados, al 50 %. El que esté más acertado ese día, más fino en los detalles y no cometa errores, seguramente se llevará el triunfo.

-Si le dieran a escoger entre llegar a cuartos en Europa o ganar el derbi...

-No me gusta escoger, así que prefiero las dos cosas [risas].

-¿Cuáles son los peligros del Deportivo?

-Es un equipo que está en un momento bueno por sus últimos resultados. Son fuertes a balón parado, llevan siéndolo toda la temporada, y además son un equipo que cuando pierdes el balón en el centro del campo te ataca con mucha velocidad.

-¿Cuál es la clave, entonces?

-Estar muy concentrados en el balón parado y no tener pérdidas en mitad de nuestro campo donde ellos puedan salir a correr y encontrar espacios.

Votación
7 votos
Etiquetas
Liga Europa Sergio Álvarez Derbi gallego Celta UEFA Catoira
Comentarios