Publicidad

El Celta sufre pero gana al Eibar y se mete en Europa

El Celta volvió a la senda de la victoria tras cuatro partidos sin ganar y superó al Eibar 3-2, volviendo a situarse en puestos europeos en la clasificación

21 de febrero de 2016. Actualizado a las 16:22 h. 12

0
0
0
0

El Celta consiguió una victoria más sufrida de lo esperado ante el Eibar, en un partido que llegó a ir dominando con claridad 3-0 con dos goles de Guidetti y uno de Jonny y que se acabó complicando en el tramo final, hasta acabar con el definitivo 3-2 con tantos de Saúl Berjón e Inui.

Tras el terremoto de la Copa del Rey en el que ha estado inmerso el equipo durante el último mes y medio de competición, el Celta llegaba al partido habiendo tenido la semana entera para preparar la visita del Eibar al Balaídos. Berizzo había hablado de la importancia de la victoria para no solo recuperar la senda del triunfo en liga, sino para adelantar al Eibar en la clasificación e intentar olvidar la dura goleada del Camp Nou el pasado fin de semana. Y así lo hicieron los suyos.

El Celta comenzó mandando en el partido, superando desde el primer minuto a un Eibar bien plantado pero incapaz de controlar el dinamismo y desequilibrio de los hombres más ofensivos de los de Berizzo. Especialmente a través de Iago Aspas, el Celta encontró vías de penetración por la zaga armera. Precisamente fue el de Moaña el que tuvo la primera ocasión del partido con un disparo con la diestra que atrapaba Asier Riesgo.

El tridente ofensivo del Celta, formado además por Guidetti y Bongonda encontraba una y otra vez espacios, ayudados por la gran labor en el centro del campo del Chelo Díaz y Wass que surtieron constantemente de balones a los hombres de ataque.

Monólogo celeste

Cerca del primer cuarto de hora, el Celta pudo inaugurar el marcador con dos ocasiones muy claras. Primero de Bongonda con un disparo desde la frontal que se marchó fuera y posteriormente con una remate de Wass desde el punto de penalti que atajó Riesgo.

El Eibar vivía desconectado del partido a nivel ofensivo. Borja Bastón, Jota Peleteiro e Inui apenas eran capaces de entrar en contacto con el balón. Eso sí, en la primera llegada del Eibar, a punto estuvieron los armeros de hacer el 0-1. Fue tras un centro de Inui por banda izquierda que Adrián no acertó a rematar en área pequeña.

Pese al susto, los tres de arriba del Celta seguían a lo suyo. Una combinación del tridente acabó con un magistral taconazo de Guidetti que Aspas enviaba fuera a centímetros del palo derecho de Riesgo.  Tanto insistía el Celta que al final acabó encontrando el premio. Un error de Mauro dos Santos lo castigó Iago Aspas, con un mano a mano ante Riesgo en el que decidió regalar el gol a Guidetti que solamente tuvo que empujar el esférico. El gol a la media hora alivió al Celta, la superioridad ya tenía premio en el marcador.

Ampliar imagen

La superioridad local seguía siendo manifiesta ante un Eibar incapaz de hacer frente al vendaval celeste pese a la enorme cantidad de falta de los de Jose Luis Mendilibar. Bongonda pudo poner el segundo tras una gran jugada individual que finalizó con la zurda, pero Riesgo metió una gran mano para enviar a córner.

No pudo hacer nada el meta del Eibar dos minutos después. Un disparo de Jonny desde la frontal rebotó en Radosevic y el esférico se colaba por la escuadra izquierda, era el primer gol del canterano en su carrera en el primer equipo. 

Tras el descanso, el partido decayó en ritmo de ocasiones, en parte debido a que el Celta, dada su ventaja, contemporizó y controló esfuerzos, todo ello manteniendo el partido bajo control. Pese a lo adverso del resultado el Eibar siguió sin dar señales en ataque. Jota Peleteiro, pitado en cada acción durante todo el partido, fue anulado por Jonny, que realizó uno de los mejores encuentros de la temporada.

La vuelta de Nolito

Con el partido totalmente en su mano, el Celta solo tuvo un pequeño susto en la segunda parte. Lo dio Borja Bastón que estuvo a punto de cazar un centro de Inui en el cincuenta y siete de partido, pero el delantero del Eibar no atinó en su remate.

Cualquier espejismo quedó disipado por Guidetti mediada la segunda parte. Un fenomenal pase filtrado de Wass para la incorporación de Hugo Mallo sirvió para que el de Marín metiese un centro preciso para que Guidetti empujase el tercero a la red, el segundo en su cuenta particular para finiquitar el partido.

Ampliar imagen

Por si la fiesta no era completa en Balaídos, Berizzo daba entrada al campo a Nolito tras más de dos meses de ausencia. El celtismo lo recibió con una ovación atronadora. Pese a su falta de minutos, el gaditano demostró en los veinte minutos sobre el campo toda la calidad que atesora y que tanto de menos ha echado el Celta todo este tiempo. En el primer balón que tocó, Nolito metió un gran pase a Iago Aspas, el de Moaña regateó al portero y definió al lateral de la red.

Complicación final

Ya en el tramo final de partido, el árbitro Melero López se inventó un penalti en contra del Celta en un disparo de Jota Peleteiro que golpeó en las manos de Sergi Gómez. Saúl Berjón batía a Sergio Álvarez. Apenas dos minutos después, un potente disparo de Inui desde la frontal acabaría convirtiéndose en el 3-2, quedaban cinco para el final y el Celta se había metido en un lío.

Pese al sufrimiento de los últimos minutos, el Celta acabaría sumando tres puntos vitales tras cuatro partidos sin ganar. Una victoria que permite a los de Berizzo asomar la cabeza a los puestos europeos y superar en la clasificación al rival de esta noche. El celtismo duerme acomodado en el sexto puesto de la tabla y con la tranquilidad de la vuelta de su máxima estrella a los terrenos de juego tras diez semanas de ausencia.

- Ficha técnica:

3 - Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Planas; Tucu Hernández, Marcelo Díaz, Wass; Iago Aspas, Bongonda (Nolito, min.69) y Guidetti (Beauvue, min.77).

2 - Eibar: Riesgo; Lillo (Capa, min.46), Mauro Dos Santos, Ansotegui, Juncá; Radosevic (Saúl Berjón, min.65); Jota, Escalante, Adrián, Inui; y Borja Bastón (Sergi Enrich, min.69).

Goles: 1-0, m.31: Guidetti. 2-0, m.39: Jonny. 3-0, m.69: Guidetti. 3-1, m.84: Saúl Berjón, de penalti. 3-2, m.87: Inui.

Árbitro: Melero López (colegio andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Hernández, Sergi Gómez y Nolito por parte del Celta, y a Lillo, Capa por parte de la SD Eibar.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimoquinta jornada de la liga BBVA disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 14.724 espectadores, según anunció el club gallego. Antes del encuentro el Celta homenajeó al jugador vigués del Movistar Inter Adrián Alonso «Pola», quien recientemente se proclamó campeón de Europa con la selección española de fútbol sala.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 2