Publicidad

Celta y Atlético empatan sin goles y dejan todo abierto para la vuelta

En un choque de poder a poder, el Celta contuvo al líder de la liga y empató (0-0) dejando todo abierto para el encuentro de vuelta

21 de enero de 2016. Actualizado a las 02:35 h. 11

0
0
0
0

El Celta empató sin goles en Balaídos ante el Atlético de Madrid en un choque vibrante e intenso que deja la eliminatoria totalmente abierta para la vuelta en el Vicente Calderón. El choque fue muy equilibrado, con opciones para los dos equipos y en el que no faltó la dosis de polémica en el descuento, con una mano del colchonero Thomas en el área rojiblanca que no señaló el colegiado.

El Atlético de Madrid salió de manera fulgurante al partido, mucho más intenso que un Celta que comenzó empequeñecido ante el empuje colchonero. En apenas siete minutos los del Cholo Simeone ya habían dispuesto de dos ocasiones de gol, primero con un disparo de Gabi desde la frontal que se marchó a la derecha de la meta de Rubén y, especialmente, con una fantástica jugada colectiva que acabó con un gran centro de Filipe Luis desde la banda izquierda que Jackson Martínez mandó alto desde el área pequeña, molestado por Sergi Gómez.

La reacción del Celta comenzó en un nombre propio, Iago Aspas. El de Moaña, partiendo desde la banda derecha, hizo mucho daño a la zaga del Atlético con su dinamismo y verticalidad. Precisamente en una jugada entre el propio Iago y Guidetti llegó la primera ocasión celeste con un disparo a bocajarro del canterano dentro del área que rechazó Moyá.

Pese a un susto más en forma de centro de Griezmann al que no llegó ni Koke ni Carrasco, el Celta se recompuso, se puso el mono de trabajo y comenzó a tener más el balón, compitiendo sin complejos ante el actual líder de la liga. El resultado fue un encuentro de poder a poder; intenso, duro y dinámico en el que el Celta se encontró cómodo.

El fútbol celeste comenzó a carburar e hizo mucho daño al Atlético por las bandas. Primero fue Orellanda desde la banda izquierda quien se marchó de Jesús Gámez y puso un gran centro que despejó Savic de manera providencial. Cumplida casi la media hora de juego, de nuevo el chileno diseñó un pase de tiralínea para la subida de Jonny y el centro del lateral al área pequeña no pudo rematarlo por centímetros el Tucu Hernández. Acababa la primera parte con un Celta creciente en el partido y un Atlético menguante que había perdido el control y el dominio del choque.

Empuje colchonero, contención celeste

Sin embargo la segunda parte comenzó similar a la primera. El Atlético salió embravecido de vestuarios, un empuje que se tornó en dominio y ocasiones en el segundo tiempo. Avisó primero Savic, que rozó el gol en un cabezazo a la salida de un córner que se marchó a la izquierda de la meta de Rubén. Acto seguido, el guardameta celeste se vio obligado a intervenir tras un gran disparo de Jackson Martínez que desvió el portero de Mos con una gran estirada.

Ampliar imagen

El Celta se repuso a nivel defensivo y cortó la hemorragia de ocasiones que le estaba generando el Atlético, pero la posesión y el control del partido seguía siendo colchonero. De hecho en la segunda parte, el conjunto de Berizzo apenas generó ocasiones sobre la meta de Moyá. Una de las más claras llegó a través de un gran disparo con la zurda de Iago Aspas que atrapó el portero del Atlético con gran seguridad.

Los minutos pasaban, la intensidad no bajaba y los dos equipos mantenían su derroche de fuerzas en un partido tremendamente exigido a nivel físico. En el último tramo de partido, Berizzo dio entrada al flamante fichaje Claudio Beauvue, que dispuso de sus primeros quince minutos como celeste.

En los últimos minutos de encuentro fue el Celta el que estuvo más cerca de llevarse el triunfo. Primero tras un malentendido entre Moyá y Augusto que acabó con Gabi sacando bajo palos un balón que se colaba en la meta colchonera tras tocar el esférico el argentino. Y ya en el descuento, un saque de esquina del Celta acabó con un remate de Cabral que golpeó en la mano de Thomas, jugadores y público pidieron penalti pero Estrada Fernández no señaló nada. Ahí moría un partido de tremenda intensidad e igualdad y que deja la eliminatoria totalmente abierta para el encuentro de una semana en el Vicente Calderón. Balaídos tiene más razones para soñar y creer.

Ficha técnica:

0. Celta de Vigo: Rubén Blanco; Jonny, Sergi Gómez, Cabral, Planas (Hugo Mallo, min. 87); Wass (Borja Fernández, min. 92), Hernández, Radoja; Orellana, Aspas (Beauvue, min. 73) y Guidetti.

0. Atlético de Madrid: Moyá; Gámez, Savic, Godín, Filipe; Gabi, Augusto, Koke, Carrasco (Vietto, min. 65); Griezmann (Thomas, min. 79) y Jackson Martínez (Correa, min. 59).

Árbitro: Estrada Fernández (C. Catalán). Amonestó al jugador local Orellana y al visitante Jackson Martínez.

Incidencias: Partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de Balaídos

Publicidad

Comentarios 0