Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Miguel Poveda denuncia que el presidente de una peña flamenca le llamó «pedazo de maricón»

Antonio Benítez se defiende diciendo que se trata de un malentendido y que utilizó esas palabras «como se dice en Cádiz: en plan broma»

Europa Press 03 de marzo de 2016. Actualizado a las 16:06 h. 1

0
0
0
0

El cantaor Miguel Poveda ha expresado su queja y su denuncia por los «insultos homófobos» que, según señala, ha realizado hacia su persona el presidente de la Peña Flamenca Enrique el Mellizo de Cádiz, Antonio Benítez, «por no poder estar en su festival», toda vez que señala que «no es de recibo que en pleno siglo XXI se hagan este tipo de insultos que ensucian la imagen del flamenco y entorpecen el camino a la tolerancia».

En una carta, el artista explica que Benítez hizo varias llamadas a su teléfono personal para contratarle, y que al «no poderle atender por estar con compromisos profesionales en Estambul, ensayos con el bailaor Kojima para su espectáculo en Jerez y su participación en el homenaje a Curro Romero, además de sus tareas personales como padre, encargó al Rafa Coto, su manager y compañero de trabajo, que lo atendiera».

«Al parecer -continúa- quería contratarme para cantar en Cádiz y el señor Coto le comunicó, con toda la educación que le caracteriza, que no era posible este año ya que acabábamos de estar cinco noches el Gran Teatro Falla y sería más adelante cuando regresáramos a la ciudad», pero añade que «tan mal le pareció la negativa» de no poder ir por cuestiones de fechas, que «volvió a llamarme, esta vez para dejar un mensaje de voz insultando a Coto llámandole fantasma y a mí pedazo de maricón». «Ese audio está grabado para presentarlo delante de un juez cuando sea oportuno», agrega.

Así, Poveda afirma que «este tipo de personajes no pueden representar al mundo del flamenco ni desde una peña ni un festival», y asegura que «no va a pertenecer a una peña en la que su presidente hace insultos homófobos por no poder estar en su festival».

«A todos los directivos de dicha peña y agradeciendo que en su día me otorgaran el título de socio de honor y acudiendo a cantar en dicho acto siento decirles que, con todo el dolor de mi corazón, no voy a pertenecer a una peña en la que su presidente hace insultos homófobos por no poder estar en su festival», ya que «no es de recibo que en pleno siglo XXI se hagan este tipo de insultos que ensucian la imagen del flamenco y entorpecen el camino a la tolerancia», manifiesta Poveda.

En cantaor termina su misiva diciendo: «Tengo un grado muy alto de respeto y amor por Cádiz y el flamenco y desde aquí denuncio la actitud de este ser humano».

Por su parte, Benítez, ha manifestado que, en su opinión, Poveda «ha malinterpretado la cuestión», ya que en sus palabras no había «en absoluto» una intención homófoba.

El presidente de la Peña Enrique El Mellizo ha señalado que el asunto fue «una cosa sencilla, sin problema ninguno». No obstante, ha reconocido que, «como se dice en Cádiz», llamó al cantaor «maricón» pero «en plan de broma», lamentando que «le haya sentado mal».

Finalmente, Benítez ha reiterado que se trata de «un malentendido» y que no había «ninguna intención homófoba» en sus palabras hacia el cantaor flamenco.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0