Imagen:

Chikilicuatre: «Sé que algún día moriré»

Tras su decimosexto puesto en Eurovisión, Rodolfo hará sus últimas apariciones en TVE antes de firmar su defunción en La Sexta.


«Sé que algún día moriré», aventuraba el pasado jueves Rodolfo Chikilicuatre. Pues bien, ese momento se acerca y ni el doctor House podrá evitarlo. Una vez finalizado el Festival de Eurovisión, el «personaje de tebeo» creado por la factoría de El Terrat prepara las maletas en Televisión Española -cadena que explota los derechos del Chiki Chiki, programas y artículos de mercadotecnia- y última su defunción pública en La Sexta, el canal que le vio nacer y comercializa su imagen.

Cuándo y cómo son los grandes interrogantes, ya que el por qué era algo sabido el mismo 8 de marzo, cuando el falso argentino errante salió elegido en votación popular durante la gala Salvemos Eurovisión. El otrora purista furibundo, José Luis Uribarri, daba algunas claves sobre la fecha de caducidad del «personaje de tebeo» durante su estancia en Belgrado. «Este lunes no, pero creo durante el mes de junio seguro».

De hecho, por el momento, Chikilicuatre ofrecerá este lunes «con toda probabilidad» una rueda de prensa en Madrid de la mano de TVE, en la que valorará los 76 días de «perrea perrea»; aparecerá en algún magazine de esta cadena y el 2 de junio será parte del jurado del nuevo espacio musical de Carlos Sobera en La 1, Díselo bailando, junto a Julio Iglesias Jr. y Elena Martín, del dúo cómico las Virtudes.

A partir de ahí, su futuro queda en manos de La Sexta, que prepara «a lo grande» su despedida. Será con toda probabilidad en el programa donde surgió, Buenafuente, aunque la cadena también valora la posibilidad de emitir algún especial monográfico como ya hiciera este sábado antes de la gala de Eurovisión.

«Va ser algo gracioso. La parodia de un adiós en la que Chikilicuatre desaparecerá para siempre», señalaban en Belgrado personas cercanas al entorno del actor.

«Se acerca la hora»

Y es que el trajín de Eurovisión y los compromisos publicitarios y mediáticos de estos dos meses y medio han pasado factura a David Fernández, el humorista catalán que da vida al fenómeno eurovisivo. Visiblemente cansado, como reconocía a los periodistas desplazados al Festival, «se acerca la hora de desprenderse de un personaje que te acaba absorbiendo», contaba en sus ratos más relajados.

El propio Uribarri afirmó que los comentaristas más duchos del popular certamen le transmitieron desde el primer día su asombro por «tratarse de una figura que nace y muere en Eurovisión». «Algo inaudito ya que lo habitual es que los participantes vivan cierto tiempo de su presencia en el Festival. Pero con Chikilicuatre no salen de su asombro», señalaba.

Visto el moderado entusiasmo que ha levantado el Chiki Chiki en Belgrado (concluyó en el puesto 16 de 25 finalistas), David Fernández puede decir al menos que el sistema de votación popular que le catapultó a Eurovisión va a ser imitado por varios países el próximo año, por lo que va a asentar cátedra en los anales del Eurovisión.

De esta manera, la pregunta a Uribarri es obligada: «¿Se podrían ver nuevos personajes de tebeo en sucesivas ediciones?». «Está por ver, pero está claro que Chikilicuatre ha abierto la veda», sentenciaba.

Votación
17 votos
Etiquetas
La Sexta RTVE Carlos Sobera Eurovisión TVE La 1