Detenido por tener 15 perros desnutridos y 3 muertos en su casa

La Guardia Civil, que rescató a los animales, acusa al dueño de un presunto delito continuado de maltrato animal

.

soutomaior / la voz 11/06/2017 05:00 h

La Guardia Civil detuvo a un vecino de Soutomaior que tenía 15 perros en unas pésimas condiciones higiénico-sanitarias. Los animales estaban sucios, desnutridos y enfermos. Además, aparecieron otros tres muertos.

Los agentes tuvieron conocimiento de este hecho el 30 de mayo, cuando detectaron a los perros deambulando por las proximidades de la parroquia de Lourido de Soutomaior. La Comandancia de Pontevedra informó de que los canes presentaban heridas sangrantes, con infecciones en la piel y evidentes signos de no haber sido alimentados durante mucho tiempo o de haberlo hecho de una forma insuficiente.

El dolor y el sufrimiento de los perros era evidente en la mayor parte de ellos debido a una absoluta falta de cuidado de su dueño, manifestaron agentes del Seprona tras realizar esta intervención.

Los agentes llegaron a encontrar un animal muerto por desnutrición en una de las estancias de la vivienda. En una perrera contigua se localizaron los cadáveres de otros dos en proceso de descomposición. 

Veterinarios

Los agentes requirieron la colaboración de los servicios veterinarios de la Xunta, que identificaron a los animales y evaluaron su situación. Como medida cautelar, se acordó el rescate de todos los animales, que fueron retirados por personal de la Delegación Provincial del Servicio de Conservación de la Naturaleza de la Xunta y entregados en el centro de acogida y protección de la Diputación de Pontevedra. Aquí recibirán tratamiento para solucionar sus graves problemas de piel y poder alimentarse lo suficiente como para poder recobrar fuerzas y esperar que algún adoptante se pueda hacer cargo de ellos. 

Un delito penado con cárcel

El responsable de los animales, I.G.A., de 42 años, ha sido acusado de un delito continuado de maltrato animal, que puede ser sancionado con penas de prisión. Quedó libre con cargos y con la obligación de comparecer ante el juzgado de guardia de Redondela, donde se entregaron las diligencias.

Votación
22 votos
Comentarios