La totalidad de las nuevas rutas de autobús encuentran pretendientes

Una empresa que no es gallega mostró interés por el paquete completo de 42 líneas

Todas las líneas afectadas.$pieImg Todas las líneas afectadas

santiago / la voz 09/06/2017 05:00 h

Hay negocio en el transporte por carretera, o eso parece. Hoy se acaba el período de exposición pública de los 42 nuevos contratos con concesiones de líneas que sustituirán a las casi 600 rutas a las que renunciaron las empresas por considerarlas deficitarias, la mayoría en las provincias de Ourense y de Lugo. La Consellería de Vivenda, que está liderando la revolución del transporte público en Galicia que se culminará en diciembre del 2019 con una transformación total del mapa de las comunicaciones terrestres, recibió con alivio la noticia de que todas y cada una de las rutas que va a licitar en agosto [marcadas en rojo en el gráfico adjunto] tienen pretendientes.

En realidad, una sola empresa colmaría esa expectativa, pues ha mostrado su interés en el paquete completo. Se trata de una potente firma española que tendrá que competir con al menos siete sociedades gallegas que quieren llevarse el negocio en una, dos y hasta tres rutas. No serán las únicas en liza, ya que el departamento dirigido por Ethel Vázquez espera a lo largo del día de hoy nuevas notificaciones empresariales, cuya relación completa podría conocerse el próximo martes, dependiendo de las vías administrativas escogidas.

Una vez recogido el interés, la Xunta podrá realizar formalmente una invitación a cada empresa para que acuda a una licitación cerrada, con el objetivo de que en el mes de agosto esté garantizado un servicio que tendrá muchas novedades. En primer lugar, aflorarán numerosos casos -unos quinientos- en los que la compañía del transporte escolar podrá asumir también el traslado de viajeros con carácter general en los servicios matinales y de tarde que tenga desplegados, siempre que existan plazas vacías y que se garantice la presencia de un acompañante en el autobús.

Los nuevos contratistas han tenido diez días para analizar unos anteproyectos de rutas que también tienen prefijados los horarios y las paradas, así como los vehículos necesarios. De lo que no deben dudar los usuarios es de que habrá cambios muy significativos, que en casos concretos podrían ser perjudiciales, pero ante esta posibilidad la Xunta esgrime cifras aparentemente convincentes: según los documentos, la cobertura territorial pasa de 11 millones de kilómetros a 16; y en las zonas en las que se activen los nuevos contratos habrá 4.500 paradas, por las 2.100 de la actualidad.

Ese optimismo no lo comparten los sindicatos del sector, que están promoviendo una huelga que afectaría al servicio a partir del día 20. La conselleira Vázquez mantuvo esta misma semana una reunión con los representantes y les garantizó que la Xunta va a velar por los empleos. Pero las centrales también ponen el foco en los problemas que, a su juicio, están creando los empresarios, reacios a firmar los convenios colectivos, según denuncian.

Votación
5 votos
Comentarios