La Xunta estudia incluir normas sobre los hinchables en la ley de espectáculos

La Administración autonómica está a punto de iniciar la tramitación de ese texto legal

.

redacción / la voz 10/05/2017 05:00 h

Cada vez que se produce un accidente en una atracción reaparecen las quejas sobre la falta de una normativa que regule esta actividad y las demandas para que esa carencia se solucione. La muerte este domingo de una niña en un castillo hinchable en Gerona ha avivado estas reclamaciones. En Galicia, Manuel Miranda, presidente de la consultoría técnica Enmacosa y de la Asociación Española de Control de Calidad, hablaba el lunes de ese vacío legal y reclamaba a la Xunta que impulse una normativa que regule esas instalaciones. La Xunta ha recogido el guante.

Ayer, Vicepresidencia anunciaba que valorará incluir estas disposiciones en la ley de espectáculos, cuya tramitación comenzará de manera inmediata. Aunque en ese texto legal, cuyo anteproyecto se presentó hace algunos meses, no se ha incluido este aspecto, la Xunta valorará su inclusión en el documento definitivo, según confirmaba ayer el departamento que dirige Alfonso Rueda.

El hecho de que no se hayan incluido estas actividades de forma expresa obedece a que la inspección y la concesión de permisos de esas instalaciones es competencia municipal. De todos modos, la Xunta abrirá el debate sobre la posibilidad de incluir la regulación de los hinchables y otras atracciones en esa normativa.

Las atracciones de feria están reguladas actualmente por una ley de espectáculos que data del año 1982. Algunas comunidades han regulado después de esa fecha estas actividades, pero no es el caso de Galicia. Sí existen dos normas europeas (UNE EN 13814 y UNE EN 14960) que establecen una serie de requisitos que deben cumplir las atracciones para garantizar la seguridad de los usuarios.

Las instalaciones deben pasar unos controles e inspecciones periódicas, y los concellos deben revisar que todo está en orden cuando se instalen en su territorio. En el caso de los hinchables, no deben usarse si hay viento, pues con que este sople a solo 15 kilómetros por hora la atracción ya puede moverse. Si el viento es mayor de 38 kilómetros por hora, el hinchable no debe usarse. Los anclajes son también un factor de seguridad importante. De hecho, el juego que el domingo salió volando en Gerona solo estaba asegurado al suelo por dos de sus seis anclajes. Un inflado uniforme y distancias de seguridad son otras medidas necesarias.

Piden un peritaje de expertos para averiguar la causa del accidente

Los Mossos d’Esquadra desconocen, por el momento, la causa exacta de que el castillo hinchable de Caldes de Malavella, en Gerona, saliese disparado a diez metros de altura y a 40 de distancia. En consecuencia, han pedido un peritaje de expertos para tratar de aclarar lo sucedido el domingo en el accidente que le costó la vida a una niña de 6 años y causó heridas a otros seis menores. El propietario de la instalación apuntaba ayer a un mal funcionamiento del motor como posible causa, lo que pudo haber calentado el aire. En este supuesto, se acumuló en la parte de arriba y tensionó los anclajes provocando que saliera volando.

Votación
2 votos
Comentarios