Una comisión independiente corregirá las «reválidas» muestrales de la ESO

Familias y docentes celebran la decisión de la Xunta, pero siguen sin apoyar el examen

.

redacción / la voz 09/05/2017 05:00 h

La prueba diagnóstica de la ESO, la que hasta ahora se conocía como reválida, será corregida por una comisión especial formada por «profesores funcionarios do sistema educativo público alleos aos centros seleccionados». De este modo ataja la Consellería de Educación parte de las críticas que generaba el examen: que fuera corregido por profesores del mismo centro en que se hacía.

El anuncio del departamento gallego contrasta con la orden del Ministerio de Educación que regula la prueba y que se publicó el pasado sábado en el BOE. En los borradores que trascendieron hace unas semanas, en el artículo 5 se decía que «la Administración educativa competente designará al personal encargado de la aplicación y corrección de las pruebas» y «preferentemente se designará a funcionarios pertenecientes a cuerpos docentes del sistema educativo español externos al centro en el que se apliquen las pruebas». El Consejo Escolar del Estado aconsejó que se eliminase el término «preferentemente», para que fuesen funcionarios ajenos a los centros los que corrigiesen el examen. Sin embargo, en la publicación el sábado en el BOE el párrafo en cuestión, simplemente, desapareció. Así, cada comunidad autónoma puede decidir cómo corregir las pruebas. En las reválidas de primaria del año pasado (en tercero y sexto) fueron profesores del mismo centro los que se encargaron de revisar los exámenes de sus compañeros, y en esa ocasión Galicia incumplió directamente la ley, que exigía correctores externos.

Por eso este cambio de criterio aporta objetividad y seriedad a las citadas pruebas, y fue acogido con satisfacción por familias y sindicatos de profesores, aunque en ningún caso apoyan este tipo de exámenes.

Julio Díaz, presidente de ANPE en Galicia, cree que la decisión «es un paso adelante» porque «no te evalúa un compañero». Eso no quiere decir que ANPE vea la prueba con buenos ojos: «Lo importante no es el examen, sino el estudio de las condiciones de los alumnos y los centros, y las decisiones que hay que tomar después». Y pone un ejemplo: «El médico te puede mandar muchas pruebas, pero si después no te da un tratamiento de nada sirve lo que te han hecho».

Para «foto fija», PISA

Algo similar opina Gerardo Morano, de FETE UXT: «La consellería ha cambiado el criterio de corrección, y nos alegramos porque suaviza mucho el contexto de la prueba, pero seguimos pensando que estos exámenes son innecesarios». Entiende que «para la foto fija ya tenemos PISA», y esto solo genera trabajo extra y estrés para profesores y alumnos.

Luz López, secretaria xeral de la Federación de Ensino de CC. OO. Galicia, cree que «o mellor diagnóstico dun alumno faino o docente que traballa con el todos os días. Os profesores e o equipo de orientación do centro». Sin embargo, «a Administración non fai caso ao traballador, e este tipo de probas son tiritas que serven de pouco».

¿Y qué piensan los padres? Las agrupaciones más importantes de la escuela pública, Anpas Galegas y Confapa (Ceapa Galicia), también critican el fondo de la cuestión. «Que corrija una comisión es el menor de los males, pero mal al fin y al cabo», dice Rogelio Carballo, presidente electo de Confapa. «Tenemos menos reticencias si es así -añade-, pero creemos que estas evaluaciones no tienen impacto real en los centros. Muchos padres todavía no han recibido las notas del curso pasado y en ningún consello escolar en los que estamos hay constancia de cambios en el centro a raíz de las pruebas de primaria».

Javier Sánchez, presidente de Anpas Galegas, va más allá: «Aquí do que se trata es do modelo educativo. Como vamos mellorar o sistema analizando os coñecementos de tres ou catro materias? E o resto? Con estas probas non es capaz de entender a situación do sistema. Non serve». Y vuelve a la duda de los demás: «Co resultado das probas anteriores, fíxose algo?».

«Lo importante no es la evaluación, sino las medidas que se tomen, y no se ha hecho nada», dicen desde ANPE

Un informe general del sistema y uno exclusivo para cada centro participante

En la evaluación diagnóstica participan 70 centros con enseñanza secundaria, públicos, privados y concertados, que representan un 15 % del total gallego. Y los resultados serán diferentes de las reválidas de primaria: «Dado que é mostral, non haberá informe por alumno», explican desde la Consellería de Educación.

Lo que sí habrá es un informe del conjunto del sistema. Al estilo de PISA, ahí se especificará qué porcentaje de alumnos está en cada uno de los seis niveles-notas en la comunidad. Y «aínda que non é preceptivo», a mayores, la Consellería de Educación «elaborará un informe para aqueles centros que participan na mostra, coa finalidade de que coñezan os seus propios datos e, se así o consideran, poidan adoptar medidas específicas de mellora. En calquera caso cómpre insistir en que cada centro unicamente coñecerá o informe dos seus propios resultados».

La cita, la próxima semana

El examen de ESO, igual que el de final de primaria -también muestral-, se celebra la próxima semana en Galicia, los días 23 y 24. La prueba de tercero de primaria -censal pero no académica- será los días 30 y 31 de mayo.

Votación
3 votos
Comentarios