Las universidades perderán al menos 70 docentes al año por jubilación

Denuncian que la crisis y la tasa de reposición ha dejado un problema generacional en su personal docente

Edad de los docentes de las universidades.$pieImg Edad de los docentes de las universidades

santiago / la voz 01/05/2017 05:00 h

Al menos setenta por curso durante los próximos cursos. Son las jubilaciones que, en principio, prevén las universidades entre su profesorado, con una edad media de unos 50 años. En principio porque tan solo pueden planificar a años vista el número de retiros forzosos, aquellos que se producen cuando un docente cumple los 70 años. Pero los funcionarios, desde los 60, pueden jubilarse voluntariamente. Así que esa cifra de setenta jubilaciones por año puede y seguro que crece.

La más envejecida es, con diferencia, la Universidade de Santiago. Su media de edad se sitúa en los 55 años. Para este año tiene previstas 33 jubilaciones forzosas, a las que hay sumar aquellas que se produzcan de forma voluntaria. «Hai un problema xeracional importante», reconoce el vicerrector de Comunicación, Xosé Pereira, que añade que «durante moitos anos non houbo unha incorporación razoable á universidade». El argumento lo comparte el vicerrector de Profesorado de la Universidade da Coruña, Alberto Valderruten. Hay un agujero. Un vacío generacional que se ha ido agrandando durante los peores años de la crisis. La tasa de reposición fue dando salida a los veteranos pero no entrada a los nuevos profesores. «Dramático es que las oportunidades que encuentran los jóvenes investigadores son fuera de España. Tenemos multitud de ejemplos que se hubiesen quedado», explica. «En muchos centros ya se nota que no hay una renovación como sería lo normal». Este año, la UDC espera 14 jubilaciones y en esas cifras se moverá durante los próximos cuatro años.

«A partir do ano 2012 tivemos taxas de reposición do 10 %. Ao mellor saían 15 persoas e entraba dúas». Lo explica Ana Graña, vicerrectora de la Universidade de Vigo. «E agora que temos unha taxa do 100 %, tampouco nos chega, porque temos un déficit destes últimos anos de prazas fixas que non damos cuberto». Ese 100 % sirve «para cubrir aos que marchan agora, ¿e os que non puidemos estabilizar?», se pregunta. Los últimos datos de Vigo es que había este año 14 jubilaciones, pero la cifra puede aumentar. «Penso que estaremos nos mesmos números dos anos anteriores», que rondan la veintena de retiros por año.

El 18 % sobrepasan los 60

Uno de cada cinco profesores universitarios de Galicia tiene más de 60 años, por lo que está en disposición de jubilarse. Así lo reflejan los últimos datos disponibles del Ministerio de Educación, correspondientes al pasado curso. Y más de la mitad -en concreto un 55,2 %- tiene 50 años o más. Los más veteranos están en los campus de Santiago y de Lugo. El 8 % de sus cuadro docente está por encima de los 65 años. Otro 15,6 % ya está en edad de jubilación voluntaria, es decir, ha cumplido los 60. Y el 40 % se concentra en el tramo de edad que va entre los 50 y los 60 años.

¿Qué ha ocurrido? Que las contrataciones, históricamente, se ha hecho por oleadas. Lo explica Xosé Pereira. Si hace años hubo una entrada masiva de profesorado, la salida también será masiva. Por eso, en ciertos momentos hay una acumulación de retiros en las aulas compostelanas en las que además hay diferencias dependiendo del centro. Mientras Ciencias da Comunicación tiene un perfil docente más joven, el de Química está envejecido, entre otras cosas porque hubo muchas incorporaciones en la época en la que Química era una carrera masificada.

Tanto a A Coruña como a Vigo todavía les queda tiempo para enfrentarse a ese incremento en las salidas. Porque el perfil de edad de su personal es mucho menor que el de la de Santiago. El grueso de su personal se sitúa en la franja que va entre los 44 y los 50 años edad. ¿Explicación? Son universidades con muchos menos años de existencia que la compostelana. Sin embargo, «todas as cousas novas acaban sendo vellas co paso do tempo» avisa Ana Graña, que cree que la estrategia adecuada es la de ir renovando poco a poco para que haya profesores de todas las edades, «que aportan cousas diferentes».

Ahora, las instituciones se centran en recuperar la normalidad tras años de enormes restricciones. Santiago negocia con los sindicatos la mayor oferta desde que estalló la crisis y A Coruña aprobó esta semana una oferta de 28 plazas. La mayoría, 21, servirán para dar estabilidad a investigadores más jóvenes. Las otras siete serán de promoción interna. Además, habrá siete cátedras. Vigo, por su parte, podrá convocar 21 plazas, a las que habrá que sumar las cátedras que tengan posibilidad de sacar.

Medicina afronta este año diez retiros y contratará a 22 profesores en 4 años

Diez en un año. Este año. Así es el ritmo de jubilaciones en la Facultade de Medicina de la USC, una de las que está sufriendo especialmente el envejecimiento de su profesorado y la incapacidad de los últimos años de dotarse de relevo generacional. Ahora, la institución académica compostelana y la Administración autonómica han llegado a un acuerdo para paliar esas salidas masivas entre el profesorado que forma a los futuros médicos y que también afecta al sistema asistencial, puesto que son profesionales que también ejercen en el Sergas. Se hará mediante un plan que permitirá incorporar a 22 profesores en cuatro años. La primera fase consistirá en el ingreso de profesores asociados LOU a la Universidade compostelana, que posteriormente los estabilizará.

Votación
5 votos
Comentarios