Las universidades gallegas reducen en una tercera parte las asignaturas para subir nota

La última secuela de la Lomce: el refuerzo de la troncalidad para el acceso, frente a la variedad


redacción / la voz

Troncalidad frente a variedad. Es la filosofía de las universidades gallegas a la hora de elegir las asignaturas que valorarán especialmente en sus futuros estudiantes. Este miércoles la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) dio a conocer los parámetros de ponderación de las asignaturas de la ABAU, la nueva selectividad. Los rectorados gallegos se adaptan así a la última secuela de la Lomce, el recorte en el número de materias posibles para el examen de acceso a la universidad.

Esto supone la reducción en un tercio de las opciones de los últimos años. Por ramas, el grupo más perjudicado es el de ciencias sociales y jurídicas, pues si antes podían elegir entre 19 materias para subir nota ahora son siete, es decir, un 63 % menos; en las ingenierías también hubo una reducción significativa, del 40 %, ya que antes tenían diez asignaturas para acercarse a los 14 puntos máximos y ahora son seis; algo similar ocurre en arte y humanidades, que pasó de 14 a nueve; y tampoco se salvan ni ciencias (de siete a cinco, un 28 % menos) ni ciencias de la salud (-20 %), de cinco a cuatro).

Hay que tener en cuenta que no todas las asignaturas que sirven para subir nota valen igual: unas suman el doble de su calificación (indicado con un 0,2) y otras solo suman su nota (aparece como 0,1). Un ejemplo: sacar un 10 en Química supone 2 puntos a añadir a la nota básica de selectividad más bachillerato si uno quiere hacer Medicina; pero si prefiere matricularse en Nutrición Humana solo podrá sumar 1 punto.

El presidente de la CIUG, Pedro Armas, ha explicado que el objetivo de las universidades ha sido doble: reforzar la troncalidad, las asignaturas básicas, aquellas con más horas de materia durante el curso; y hacer hincapié en cada modalidad de bachillerato. Es decir, que los alumnos que accedan a unos estudios tengan la mejor base posible para ese grado.

Un caso práctico. El alumno que quiera comenzar Comunicación Audiovisual el próximo año en Galicia podrá sumar multiplicadas por 0,2 dos notas de entre Cultura Audiovisual, Economía de la Empresa, Historia del Arte y Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales para acceder a una de las 145 plazas de la titulación en Galicia. El año pasado lo tenía más fácil porque podía añadir Literatura Universal, Artes Escénicas, Dibujo Artístico, Diseño, Historia de la Música y Técnicas de Expresión Grafo-Plásticas, muchas de arte. Y al alumno de Comunicación Audiovisual le viene muy bien toda la ayuda que obtenga, porque el último estudiante que entró en Pontevedra tenía una nota de 8,88; el de A Coruña un 9,26 y el de Santiago un 9,858 (si opta al doble grado con Periodismo el corte estuvo en 12,360, más que para Medicina).

Votación
5 votos
Etiquetas
LOMCE Educación Universidad Selectividad Reforma educativa de Wert
Comentarios