Las maltratadas gallegas tendrán una credencial para pedir ayudas sin tener que mostrar sentencias

El sistema de identificación solo funciona ahora en las ciudades del País Vasco, primera comunidad en implantarla

.Protestas contra la violencia machista
Protestas contra la violencia machista

vigo / la voz

Las maltratadas de Galicia podrán contar en poco tiempo con una credencial que les permita acreditar que son víctimas protegidas de violencia machista sin necesidad de exhibir la sentencia o la orden de alejamiento a las autoridades, como hasta ahora. Esta nueva medida facilitaría la vida y preservaría la intimidad de las perjudicadas cuando acuden a un organismo público a solicitar ayudas como una pensión no contributiva o piden protección a la policía local si, en un momento puntual, su agresor la acosa o molesta por la calle.

La iniciativa partió del juez decano de Vigo y miembro de la sala de gobierno del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Germán Serrano, que el pasado viernes promovió este punto en el pleno a partir de la experiencia vasca. El decano resalta que este tipo de credencial evita que los funcionarios que examinan la documentación de la sentencia conozcan detalles escabrosos sobre cómo ocurrieron los hechos y los datos de sus protagonistas, lo que ahora incomoda a las víctimas. Además, la acreditación solo ocupa uno o dos folios impresos y libera a la víctima de cargar siempre por la calle con un fajo de documentos judiciales.

La credencial de víctima protegida solo está operativa en las ciudades del País Vasco, primera comunidad en implantarla. Galicia sería la segunda. En los modelos expedidos por la Justicia vasca, el letrado judicial certifica en un documento que la orden de protección ha sido expedida por un tribunal de violencia machista a favor de la víctima y contra determinado maltratador, cuyas medidas cautelares también son especificadas.

Idea del decano de Vigo

Serrano explicó ayer que la idea surgió tras oír al decano de Bilbao hablar de los beneficios que suponía para las víctimas. Serrano aclaró que la credencial «no es un carné de maltratada», sino un documento más completo y complejo. El sistema es tan novedoso que fuentes del juzgado de violencia sobre la mujer de Vigo aseguraron ayer que están expectantes porque, hasta ahora, desconocen la iniciativa.

El TSXG indicó ayer que la propuesta de la credencial fue derivada al observatorio gallego de violencia sobre la mujer, donde hay representación de la sala, para que desarrolle un modelo que se aplicará en todos los juzgados de Galicia competentes en la materia. El TSXG precisó que para poner en marcha la idea se requieren ciertos trámites que se están estudiando. Si se aprueba, el formulario sería incorporado por la Xunta en el sistema informático Minerva de los juzgados para que los funcionarios lo impriman y se lo entreguen a las maltratadas protegidas. La Consellería de Xustiza sopesaba ayer el alcance de la medida.

Votación
6 votos
Comentarios