La denuncia de un agente por la difusión de un vídeo en el que sale él divide a la comisaría de Santiago

Muchos policías creen que su compañero se extralimitó al aplicar la ley mordaza y que el caso no tiene recorrido

.

santiago / la voz

En su versión oficial, la comisaría de Santiago admite que hay una denuncia invocando la polémica ley mordaza interpuesta contra un ciudadano que compartió en Facebook el vídeo en el que se veía a un policía persiguiendo a la carrera a un hombre al que no llegaba a atrapar. Es una investigación que, dicen, está en una fase muy inicial y que debe seguir su camino administrativo.

Extraoficialmente, la reacción ha sido bien distinta entre los miembros de la Policía Nacional en Compostela, visiblemente divididos por un asunto que consideran que perjudica su imagen pública. Son muchos los compañeros del agente que aparecía en las imágenes que ven exagerada su reacción y que dudan de que este sea un caso en el que pueda aplicarse la Ley de Seguridad Ciudadana. Señalan que en el vídeo no se reconoce al policía y que los comentarios que se hacen son cómicos, pero no ofensivos.

Reproducido 17.000 veces

Entre los policías compostelanos son mayoría los que consideran que el agente que aparecía en el vídeo, que fue reproducido 17.000 veces en Internet, está actuando por su cuenta y de un modo un tanto obcecado. Su proceder, desde luego, no contaba con el respaldo ni con el conocimiento del comisario, que ayer supo de la existencia de la denuncia por la prensa.

La Subdelegación del Gobierno en A Coruña tenía constancia de que un agente de la Policía Nacional de Santiago había presentado una única denuncia por una presunta infracción de la ley mordaza, aunque el subdelegado, Jorge Atán Castro, optó por no hacer comentarios porque aún no la ha recibido oficialmente.

El que sí habló ayer sobre este asunto fue el vicepresidente de la Xunta. Alfonso Rueda; no obstante, fue más bien escueto y se limitó a señalar que la Policía Nacional tan solo aplica la ley al denunciar a los que difundieron el vídeo en el que se veía al agente persiguiendo a un hombre que después se conoció que era un enfermo mental, de ahí que el policía no se esforzase por atraparlo, sino que se limitó a seguirlo para garantizar su seguridad. «Por supuesto que es opinable. Yo lo que entiendo es que lo que se está haciendo es aplicar una ley que está en vigor y, por lo tanto, hay poco que discutir», añadió.

Votación
17 votos
Comentarios