Imagen:

135 años al servicio de Galicia

La Voz celebra hoy su aniversario manteniendo su inamovible compromiso fundacional


Redacción / La Voz

Más de 45.000 números han pasado por las manos de los lectores desde el 4 de enero de 1882. La Voz de Galicia cumple hoy 135 años, fiel al compromiso del editorial que publicó aquel día: «Nuestra primera y más ardiente preocupación será la de servir con todo el entusiasmo de nuestra alma y con toda la energía de nuestro periodismo los grandes, nobles y desdeñados intereses de esta hermosa y querida región gallega».

La declaración de principios contenida en ese pequeño fragmento no es otra que dar pleno sentido a las cuatro palabras de una cabecera que ha surcado ya las aguas de tres siglos. Y La Voz lo ha logrado, siempre que ha gozado de libertad, desde la independencia y la defensa del Estado democrático y de los intereses de Galicia dentro de España. O lo que es lo mismo, los de los lectores a los que se dirige: los gallegos.

Ampliar imagen

Esa línea editorial no se ha movido un ápice. La denuncia del declive demográfico, la lucha por el desarrollo industrial, la constante y legítima reclamación de la modernización de las infraestructuras, la demanda de la mejora de la educación y la defensa de la sociedad, la economía y la cultura gallegas han sido constantes en los últimos 135 años, lo son ahora y lo serán en el futuro en las páginas de La Voz.

Un modelo único

El tratamiento de esas grandes cuestiones estructurales, del mismo modo que el de los acontecimientos puntuales, ha caminado siempre de la mano de una autoexigencia de calidad que responda a las expectativas del público. Y para alcanzarla, La Voz ha optado decididamente por un modelo casi sin parangón.

En gran medida, la clave ha sido alcanzar la excelencia por medio de la proximidad a la noticia. Ese es el motivo de que uno de los pilares del periódico sea su red de redacciones locales, que le permiten cubrir en todo momento y casi de forma instantánea el conjunto del territorio gallego. Ha sido así desde la época en la que el fundador, Juan Fernández Latorre, impulsó la creación de corresponsalías en las ciudades gallegas para poder ofrecer de primera mano, sin depender de terceros, los acontecimientos de la comunidad. La idea sirvió de germen a una expansión que ha culminado con la salida a los quioscos de 14 ediciones diarias que se ocupan, como ningún otro medio es capaz, tanto de los grandes temas que afectan a todos los gallegos como de los de interés local.

Ese modelo, consolidado a través del respaldo permanente de los lectores, ha hecho de La Voz el medio de referencia en Galicia y lo ha convertido en el gran fedatario de todo lo que en ella ocurre, de manera que la Galicia contemporánea difícilmente podría entenderse del mismo modo sin la existencia de La Voz.

El nacimiento del periódico se produjo en un momento en el que Galicia afrontaba los retos del asentamiento del sistema liberal. Y esos retos no serían ajenos a La Voz, que en sus primeras décadas de existencia habría de adaptarse informativa y tecnológicamente a las exigencias de una sociedad en constante transformación. Lograría consolidarse en los años veinte, en un momento en el que los costes de producción se llevaron por delante numerosas cabeceras. Pero la apuesta por nuevos contenidos y las mejoras técnicas consolidaron el periódico ya entonces como el diario de referencia en Galicia.

Con la Guerra Civil, sin embargo, comenzaría un duro impás. Al igual que para el país, para La Voz supuso el inicio de una época oscura en la que su lucha por mantener la independencia informativa provocaría la destitución de su director por parte de las autoridades y el establecimiento de un control férreo. Serían dos decenios durante los que, pese a que la propiedad se mantendría, el régimen apartaría al periódico, por la fuerza, de su línea editorial, de sus lectores y de su expansión empresarial.

El cuarto diario de España

El final de ese período lo marcarían el traslado a una nueva sede en 1958 y la llegada a la gerencia de Santiago Rey Fernández-Latorre. El renovado compromiso de La Voz con Galicia y con la democracia le acarrearía nuevas sanciones, pero la modernización de sus contenidos y de la gestión harían imparable su crecimiento. De ese modo, el periódico llegaría a su centenario con la estructura de delegaciones sólidamente asentada e incluso en expansión y preparado para afrontar la siguiente revolución tecnológica en el sector, la informática. Fue en los ochenta y en los noventa cuando se consolidó como el sexto diario de España, para entrar en el nuevo milenio convertido en un grupo multimedia con presencia en todos los campos de la comunicación.

Eso le serviría para encarar con fuerza, como pocas empresas periodísticas han logrado, la profunda crisis general, y de la prensa en particular, del último decenio, un período en el que, lejos de ceder, se ha convertido en el cuarto periódico de España por volumen de audiencia. Hoy se sitúa a solo 14.000 lectores del tercer puesto, mientras que en Galicia mantiene su hegemonía (seis de cada diez gallegos que leen prensa optan por La Voz).

En la actualidad, la Corporación Voz de Galicia abarca todos los ámbitos de la comunicación. Además de en la prensa, está presente en los sectores de la radio, la producción audiovisual, la televisión, Internet, la demoscopia y la impresión y distribución de productos editoriales, a través de empresas como Radio Voz, Voz Audiovisual, V Televisión, Canal Voz, La Voz de Asturias, Sondaxe o Gaesa. El grupo empresarial cuenta con más de setecientos trabajadores, de los que más de trescientos (el 80 %, periodistas) forman parte de La Voz de Galicia.

Todo ha cambiado en estos 135 años, excepto los principios de La Voz. El presidente y editor, Santiago Rey Fernández-Latorre, lo avisaba en un artículo con motivo del 125.º aniversario del periódico: «No caben dudas sobre el lado en el que ha estado siempre y seguirá estando, todos los días, La Voz de Galicia: en el de sus lectores. De ese lado no nos moverá nadie». Ese compromiso con Galicia sigue inamovible.

Nueva hemeroteca y visitas al periódico

La Voz prepara diversas iniciativas para celebrar su 135.º aniversario. A lo largo del año se programarán visitas al Museo Santiago Rey Fernández-Latorre de las que el periódico irá informando puntualmente. También se hará accesible al público la hemeroteca, mejorada a través de un nuevo proceso de digitalización, y en próximas fechas se publicará un suplemento especial que servirá de muestra de la enorme riqueza que contienen los fondos hemerográficos. Además, desde hoy, La Voz insertará a junto a su cabecera un logotipo conmemorativo. Diseñado por Manuela Mariño, permanecerá todo el año en la primera página y en la web.

Votación
26 votos
Etiquetas
La Voz de Galicia