Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La Xunta ahorrará en alquileres transformando en oficinas la estación de buses de Santiago

El Gobierno gallego lanza un concurso de ideas para reformar, junto al complejo administrativo de San Caetano, el edificio donde ahora se presta el servicio de autocares

Santiago, 24 de marzo de 2016. Actualizado a las 00:06 h. 13

0
0
0
0

Aprobado el 10 de marzo, el plan de la Xunta para reducir su gasto en alquileres de oficinas un 76,5 % hasta el 2017 (de 7,38 a 1,73 millones anuales) comienza a tomar forma. En su reunión semanal, el Gobierno gallego ha dado hoy luz verde a una de las iniciativas estrella incluidas en dicho programa: acondicionar para dependencias burocráticas la actual estación de buses de Santiago, ubicada frente al complejo central de la Administración gallega, en el barrio de San Caetano.

Dotado con 60.000 euros en premios y concebido para quedar despachado en dos meses, el Ejecutivo ha autorizado la convocatoria de un concurso de ideas para reformar el edificio una vez que sus servicios pasen a prestarse en la futura estación intermodal de Compostela, que se ubicará junto a la del tren, en el centro urbano. La iniciativa, que ahorraría a las arcas públicas cientos de miles de euros, choca con la pretensión de los bomberos de la ciudad, apoyada por el Concello, de utilizar el inmueble para unificar allí todos los cuerpos de emergencia de la capital y los de extinción de incendios de la comarca.

En rueda de prensa, Alberto Núñez Feijoo ha defendido una idea frente a la otra. Además, ha dado cuenta del resto de asuntos abordados esta mañana por su Gabinete, entre los cuales destaca una nueva convocatoria del Plan Re-Acciona, de elaboración de diagnósticos gratuitos para empresas privadas interesadas en la internacionalización y la competitividad. En esta ocasión, el proyecto contará con nueve millones de presupuesto, cuatro más que en la anterior, y una línea específica para el fomento de la llamada industria 4.0.

Asimismo, el Consello de la Xunta ha supervisado el balance de actuación del 2015 de la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga). De acuerdo con datos oficiales, dicho organismo hizo aflorar el año pasado 150 millones de euros de deudas (105 por autoliquidaciones incorrectas), un 20 % más que en el 2014. Según cifras facilitadas por Feijoo, de los que tenían obligación de tributar al erario autonómico, un 88 % de los gallegos «fixérono de maneira axeitada» y el otro 12 % no.  «Os galegos, con carácter xeral, son bos pagadores», ha concluido

Publicidad

Comentarios 20