Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Telmo Martín cobrará 2.800 euros al mes del Congreso pese a declarar 21 millones

«Es un derecho que tengo y lo ejerzo», alega sobre la ayuda que recibirá durante 4 meses

Santiago, Ourense / La Voz, 12 de marzo de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 20

0
0
0
0

El reglamento que regula las pensiones parlamentarias y otras prestaciones a favor de los exdiputados no tiene en cuenta la situación patrimonial de sus señorías al dejar el escaño, cuando finaliza la legislatura. Esto explica que hasta el diputado más rico de todos los que en el 2012 tomaron posesión de sus actas en el Congreso vaya a cobrar una indemnización por cese de 2.813,87 euros mensuales, al quedarse sin trabajo tras la disolución de las Cortes que precedió a las elecciones generales del 20 de diciembre. Esta es la tesitura en la que se encuentra Telmo Martín, exdiputado por el PP de Pontevedra, que ha solicitado esa ayuda con cargo al erario público, a pesar de que en el 2012 declaró un patrimonio de 21,3 millones de euros entre acciones y bienes.

El Congreso ha reconocido el derecho del que fue alcalde de Sanxenxo a percibir esa indemnización durante cuatro meses, por lo que podría ingresar por ese concepto 11.255 euros hasta julio próximo. «Es un derecho que tengo y lo ejerzo», se limitó a manifestar ayer al respecto de este asunto Telmo Martín, según informa Marcos Gago.

El del que fue también candidato del PP a la alcaldía de Pontevedra es por su elevado patrimonio uno de los casos más llamativos de la relación de 64 exdiputados que se han acogido a la ayuda del Congreso, un listado que incluye a varios exministros populares y socialistas. Entre los que tienen reconocida esa indemnización por cese hay otros tres exdiputados gallegos. Se trata de Paz Lago, que fue parlamentaria del PP por Pontevedra en la anterior legislatura; Laura Seara, que ocupó un escaño de las filas del PSOE tras salir elegida por Ourense; y Olaia Fernández Davila, una de las dos diputadas que representaron al BNG y que también fue electa por Pontevedra.

Paz Lago podrá percibir esa ayuda de las Cortes durante un máximo de seis meses, por lo que ingresará hasta 16.883 euros a través de esa indemnización por cese. En el caso de Laura Seara, serán cuatro meses, que suman como en el caso de Martín 11.255 euros. La mayor indemnización entre los exdiputados gallegos corresponde a Olaia Fernández Davila, que tiene reconocido su cobro durante 11 meses. Así, podrá ingresar hasta febrero del 2017 un total de 30.952 euros.

De acuerdo con lo que determina el reglamento, la cuantía de esa indemnización es el equivalente de una mensualidad de la asignación constitucional por cada año de mandato parlamentario en las Cortes o fracción superior a 6 meses, y con un tope de 24. Entre los 64 exdiputados que la percibirán, la exministra Ana Mato accederá a la suma más alta por este concepto: 53.463 euros, gracias a los 19 meses de ayuda que tiene reconocidos.

Una gallega en el Senado

El listado de 64 exdiputados beneficiarios de la indemnización por cese se complementa con el que da cuenta de 38 exsenadores en la misma tesitura. Entre ellos figura la gallega Elvira Larriba, elegida por el PP en Pontevedra, y que tiene derecho a cobrar durante dos meses una ayuda que la Cámara baja estipula para este año en 2.813,91 euros, cuatro céntimos más que la alta. De este modo, Larriba podrá cobrar un máximo de 5.627 euros.

Ampliar imagen

El senador más rico de España en el 2011, el ourensano Isaac Vila, ingresa 710 euros de pensión de la Cámara baja

Pasó de ser el parlamentario más rico de España a recibir pensión de exparlamentario. Como Telmo Martín, también Isaac Vila Rodríguez acaparó titulares cuando, al terminar su última legislatura en el Senado, en el 2011, se hizo público el patrimonio de todos los miembros de las Cortes Generales del Estado. Resulta que el ourensano era el más rico. Sus 2,5 millones en acciones y 105.000 euros en cuentas bancarias superaban ampliamente, sin contar propiedades inmobiliarias y de otro tipo, los bienes declarados por el resto de parlamentarios. Ahora recibe 710,22 euros de pensión del Senado.

Isaac Vila, del PP, adquirió ese derecho por haber sido senador durante más de siete años, ya que lo fue en dos legislaturas completas (de 1989 a 1993 y de 2004 a 2008) y parte de otra (de 2010 a 2011). Fue justo a su salida de las Cortes cuando se derogó ese artículo del reglamento de prestaciones económicas para exparlamentarios, al igual que otros apartados que entonces se consideraba que otorgaban privilegios a los exdiputados y exsenadores. Él fue de los últimos en poder beneficiarse de ellos, en concreto del que les permitía complementar la pensión que ya reciben por otras vías hasta llegar, en el mejor de los casos, a la cuantía máxima establecida para todos los españoles, que actualmente son 2.567,28 euros al mes.

En el año 2011, cuando Isaac Vila dejó el Senado y se hicieron públicos sus bienes y rentas, declaró que en el ejercicio fiscal anterior había cobrado 5.308 euros de la Seguridad Social y 16.800 de un plan de pensiones privado, además de otros 10.582 de retribuciones «varias» y 17.350 más por su asistencia a reuniones del Concello de Xinzo, cuya alcaldía dejó en el año 2010. Además hacía figurar un chalé, un piso con plaza de garaje, un solar, tres fincas de actividad agrícola y dos coches. Todo ello, amén de los 2,5 millones en acciones de cuatro empresas, de los 500.000 euros de un préstamo que hizo a un particular y de los 105.000 líquidos en cuentas bancarias.

Un centenar de casos

El listado que periódicamente publican las Cortes con los beneficiarios de las pensiones de exparlamentario refleja en su última actualización, correspondiente al día 23 de febrero de este año, los nombres de 95 exsenadores o exdiputados.

Publicidad

Comentarios 0