Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Un almacén guarda desde hace años bienes de lujo intervenidos a narcos gallegos

Un nuevo servicio creado en Galicia trata de agilizar las subastas para impedir su deterioro

Santiago / La Voz, 27 de febrero de 2016. Actualizado a las 11:32 h. 12

0
0
0
0

El Colexio de Procuradores de A Coruña es pionero en el depósito de bienes embargados a personas perseguidas por la Justicia. Es una potestad que los procuradores tienen desde el año 2002 y los gallegos fueron los primeros en ponerla en marcha. De hecho, almacenan en una nave de A Coruña cientos de bienes incautados a narcotraficantes; hay una veintena de coches de lujo, cuadros que eran propiedad del narco vigués Juan Carlos González, Culebras, y los muebles antiguos de la casa de Jorge Dorribo, aunque este caso no tiene que ver con el narcotráfico, ya que al cabecilla de la operación Campeón se le imputa un presunto delito de cohecho. Pero esos bienes, tras años de abandono, acaban deteriorándose, y cuando hay una sentencia firme y el juez quiere hacer algo con ellos, ya no sirven para nada.

La creación de un nuevo servicio de gestión de bienes muebles incautados a narcos que gestiona el Colexio de Procuradores de A Coruña y la Fundación Galega contra o Narcotráfico pretende agilizar el uso de esas propiedades para que reviertan en beneficio de una sociedad dañada por el narcotráfico. El objetivo es que, con la autorización del juez, se puedan ceder a una entidad o sacarlos a subasta antes de que haya sentencia, para evitar su deterioro.

Ya están gestionando la cesión de seis coches que podrían acabar en manos de la policía o de algún concello. Y hace poco, como explicó ayer Javier Carlos Sánchez, vicepresidente del Consejo General de Procuradores de España y decano del colegio coruñés, tuvieron que ir a Basauri (Bilbao) a buscar un tráiler que había sido sorprendido con un cargamento de droga dentro. «Traerlo a Galicia fue una aventura, porque no había pasado la ITV y tenía matrícula falsa. Eso da una idea del trabajo que le hemos quitado a los juzgados», contó para explicar la finalidad de este nuevo servicio.

Para animar a los jueces a que hagan uso del mismo, ayer se celebraron unas jornadas en Santiago en las que el fiscal antidroga Uriarte, jueces como Juan Carlos Carballal o el gerente de la Fundación Galega contra o Narcotráfico dieron a conocer iniciativas pioneras en las que fue posible atacar a los narcos donde más les duele, en su patrimonio.

Publicidad

Comentarios 1