Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Turismo lanza su mayor campaña contra el fraude y las malas prácticas

Por primera vez habrá controles específicos de guías y de apartamentos en Internet

Santiago / La Voz, 25 de febrero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 8

Ampliar imagen

0
0
0
0

La Axencia de Turismo de Galicia se dispone a lanzar su mayor operación contra el fraude y las malas prácticas dentro del sector. «Para a consecución dos obxectivos da calidade e a excelencia», su cuerpo de inspectores llevará a cabo a lo largo de este año, como mínimo, 11.723 intervenciones, más que nunca antes. Así figura detallado en un plan que el Consello de la Xunta aprobará este jueves. Por primera vez, ese documento incluye sendas campañas específicas para cazar a guías ejerciendo el oficio sin la preceptiva acreditación y para localizar apartamentos ofrecidos ilegalmente a través de Internet.

Por sí solo, el turismo ya aporta a la comunidad una novena parte de su producto interior bruto (PIB); al cambio, más de 500 millones de euros mensuales. De la economía regional, actualmente, es de lo que mejor pita. Porque del 2014 a esta parte vive instalado en máximos históricos, crece el doble que en el resto de España. En el 2015, no en vano, atrajo a un récord de 4.583.704 viajeros, según el Instituto Nacional de Estadística. Y para el 2016, si no fallan los cálculos oficiales, la clientela aumentará otro 9 %.

El Ejecutivo autónomo, en ese contexto, teme una muerte por éxito. Mejor una expansión bajo estricta supervisión que llorar mañana en la morgue a la gallina de los huevos de oro, piensa. De ahí el programa de controles al que dará luz verde en la mañana de este jueves. En virtud del mismo, hasta el 31 de diciembre se realizarán un promedio semanal de 266 visitas a establecimientos del gremio. Eso contando solamente las planificadas, no las que los inspectores vayan efectuando de oficio, a raíz de una denuncia de parte, por orden expresa de un superior y, en épocas concretas, en el marco de despliegues especiales.

Al cabo del ejercicio, las supervisiones afectarán al 100 % de las agencias de viajes y de los albergues; al 70 % de las casas rurales y de los hoteles de cinco, cuatro y tres estrellas; al 40 % de los cámpings, de los restaurantes, de las pensiones y de los apartamentos; y al 25 % de los bares y de los recintos hoteleros de menor categoría. Además, en una acción hasta el momento inédita, varios de los hombres de negro de Turismo pasarán la Semana Santa y el período de junio a septiembre confundiéndose entre los visitantes de las ciudades. Sobre todo en puntos de gran afluencia dentro de los núcleos históricos, intentarán de esa manera sorprender a quienes operen como guías de grupos sin poseer la licencia para ello.

En paralelo, otros compañeros rastrearán los portales de Internet dedicados al negocio del alojamiento fuera de circuito. Con la inminente entrada en vigor del decreto que regulará en Galicia las viviendas de uso turístico (alquileres vacacionales de pisos para estancias cortas), se ocuparán de detectar aquellos declarados que no respeten los nuevos requisitos impuestos o bien los que directamente se ofrezcan sin haber sido previamente dados de alta en el registro autonómico.

En los locales reglados, los controles perseguirán en términos generales que la actividad allí se ajuste a la ley. El clásico combate al timo, a la picaresca y a la piratería. Pero habrá también auditorías específicas. Por ejemplo, en las casas rurales, de las comidas y de falsas bajas; en los restaurantes, de la adecuación de lo servido a lo prometido y de la inclusión de todos los precios en las cartas; en las agencias de viajes, de las pólizas de responsabilidad civil; en los bares, de «decoro» y de las condiciones higiénico-sanitarias en los váteres; en los albergues, contra el intrusismo y de cobro por facilidades que no deberían suponer gasto extra alguno, como el acceso a sábanas y toallas; y en los cámpings, del estado de bungalós e instalaciones auxiliares.

A menor escala que las preparadas para el 2016, actuaciones similares a estas sirvieron el año pasado a la Axencia de Turismo para abrir un 13 % más de diligencias que durante el 2014, 6.641 en total: 2.497 informes, 3.926 actas de constancia (deficiencias sin castigo) y 218 de infracción. Un 41,7 % de estas últimas se concentraron en la provincia de A Coruña (91), frente a las 47 detectadas en Ourense, las 46 de Lugo y las 34 de Pontevedra.

El año arranca en los hoteles gallegos con otro aumento del 9,5 % de la clientela

Por vigesimosegundo mes consecutivo, el turismo aumentó en Galicia este enero. Según datos difundidos esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante los 31 primeros días del 2016 en los hoteles de la comunidad se alojaron 147.055 personas, un 9,5 % más que las registradas en iguales fechas del 2015. Rompiendo una tendencia, no obstante, el incremento de la demanda bruta fue algo inferior al detectado en el resto de las autonomías, donde en el mismo período de tiempo avanzó 10,2 puntos porcentuales, prácticamente.

Además, si bien mejoraron todos sus indicadores en términos interanuales, los establecimientos gallegos de este tipo continúan situados en el furgón de cola español de la rentabilidad por cuarto y de la ocupación media.

Publicidad

Comentarios 0