Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

La oposición se congratula por la «victoria» del sector, pero llama a no bajar la guardia

Previenen que la retirada del borrador de la Lei de Acuicultura puede ser un ardid electoral para impulsarlo más tarde «pola porta de atrás»

Santiago, 23 de febrero de 2016. Actualizado a las 12:02 h. 0

0
0
0

Un «triunfo» del sector, una «victoria». De este modo valoraron las principales fuerzas políticas de la oposición la retirada definitiva del anteproyecto de Lei de Acuicultura de Galicia, anunciado este martes por la conselleira de Mar, Rosa Quintana, a cuatro días vista de que tenga lugar la manifestación que preparaban armadores, mejilloneros y mariscadores para plantarle cara al texto.

«É unha victoria do todo o sector que estivo movilizándose en contra do anteproxecto», manifestó el portavoz de pesca de los socialistas, José Ramón Val Alonso, quien advirtió de que no se puede hacer una regulación de la acuicultura «sin sentar ao sector para falar», a la vez que dijo albergar alguna duda sobre que la retirada del borrador sea definitiva.

El diputado Juan Fajardo (AGE) también puso por delante esta cautela. «Non vaia a ser unha retirada electoralista», matizó en los pasillos del Parlamento, donde también se congratuló por la «victoria» del sector, al tiempo que afeó el hecho de que el Gobierno «só reacciona a base de patadas» producidas con la contestación social. Fajardo dio a entender que tras la retirada definitiva del texto puede haber un intento de desmovilizar al sector para la manifestación del sábado e insistió en que habrá que estar atentos en el futuro «para que non no la colen pola porta de atrás».

Desde el BNG, su portavoz, Francisco Jorquera, puso de relieve que la retirada del texto era el único camino posible, ya que en su opinión «non era reformable porque partía dun prantexamento totalmente agresivo cos intereses do sector». Así que se congratuló del triunfo de la movilización social.

Publicidad