Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Igualdade insta a la USC a explicar qué medidas tomó tras la denuncia al docente

La Fiscalía descarta actuar de oficio al ser una queja en el ámbito académico

Santiago / La Voz, 20 de febrero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 30

Ampliar imagen

María, con la ropa que llevaba ese día en clase

0
0
0
0

La secretaria xeral da Igualdade, Susana López Abella, ha remitido una carta al rector de la USC, Juan Viaño, en la que insta a que le explique las medidas adoptadas tras los supuestos comentarios sexistas de un docente a una alumna durante una clase el pasado lunes. No solo de las actuaciones realizadas, sino también «das conclusións obtidas». Abella respeta el principio de autonomía universitaria, pero de ser verídicos los comentarios, asegura que «serían comentarios ofensivos de contido sexista». La secretaria xeral da Igualdade asegura que existe un compromiso en la universidad con la promoción de la igualdad, y por ello agradece a la institución que informe del proceso iniciado y de los resultados.

La denuncia, presentada en el decanato de la Facultade de Económicas de la USC por los comentarios hacia una alumna, sigue su curso. Se ha nombrado un profesor instructor y el lunes tanto la afectada, María Fungueiro, como el profesor, Luciano Méndez, contarán su versión de los hechos en la Secretaría Xeral. Más adelante está previsto que lo hagan también los cinco estudiantes que secundaron la queja.

Ayer, profesor y alumnos volvieron a tener una clase juntos. Según algunos de los universitarios de este grupo, el docente simplemente se refirió al incidente en los términos en los que lo hizo en La Voz de Galicia, es decir, reafirmándose en todas sus afirmaciones salvo en la amenaza de dar una bofetada a la alumna. También se distribuyeron en los pasillos panfletos y carteles con el lema Fóra machismo na USC. Luciano Méndez, que no quiso hacer más declaraciones, confía en el que proceso termine «canto antes mellor».

Un caso «singular»

El rector de la USC, Juan Viaño, afirmó que de momento se está llevando a cabo un expediente informativo, del que se verá si deriva un expediente disciplinario. Tildó el caso de singular por dos razones: la rapidez de los afectados en denunciar, y del denunciante en reaccionar, informa Enrique G. Souto. Insistió el rector de la USC en que en cada época hay usos y costumbres diferentes «e hai que ser tolerantes». Dentro de la prudencia, apuntó Viaño que ahora la sociedad es más sensible a lo que se considera una intromisión en la intimidad.

El sindicato CC.?OO. ha pedido a la Fiscalía que intervenga de oficio tras el incidente ocurrido en un aula universitaria. «Esta persoa opta por xustificar o seu comportamento no canto de emendalo», sostiene Mabel Pérez, secretaria da Muller del sindicato. Pérez ve especialmente grave que el docente admita que no debió amenazar con una bofetada «pero ás veces as circunstancias desbordan a un». Con esta frase, explican en Comisiones, el profesor «coida lícito o seu dereito a perder os papeis, a educación e o obrigado respecto polo xeito de vestir dunha estudante». Mabel Pérez lamenta que las mujeres «continuemos a vivir situacións en que podemos ser violentadas pola forma de vestir, de expresarnos ou de vivir». La Fiscalía, de momento, no actuará de oficio si no hay novedades. Sostienen que hay una denuncia en el ámbito académico y no se ha presentado ninguna en jurídico.

Isabel, una de las chicas que denunció y que sigue acudiendo a clases con el mismo profesor, confiaba ayer en que todo se arregle pronto. «Yo estoy tranquila con lo que hice. Hice lo que tenía que hacer», dice.

La Universidade de Santiago ha eludido comentar la respuesta por escrito que envió el profesor denunciado. «Non imos facer valoracións, porque todos os documentos forman parte da instrución. Se facemos unha valoración entorpeceríamos o proceso de investigación», sostienen. Lo que sí ha hecho es buscar una alternativa para que de forma cautelar María Fungueiro no tenga que acudir a las clases con Luciano Méndez, algo que no fue fácil porque es necesario buscar un horario que sea compatible con las otras asignaturas de la joven universitaria.

«Sorprendeume, eu esperaba que pedise perdón polos comentarios machistas»

María Fungueiro lleva con bastante tranquilidad el revuelo montado tras la denuncia presentada el lunes por ella y cinco estudiantes más. Pero admite que la respuesta que dio el profesor por escrito la ha dejado bastante sorprendida. «Esperaba que se retractase. Que ao recapacitar pensase doutra maneira, pero el segue opinando o mesmo». Le llama especialmente la atención que el docente solo pida disculpas por la amenaza de una bofetada al final de la conversación: «Sorprendeume moito, esperaba que pedise perdón por todos os comentarios machistas que fixo, pero el non se considera sexista ao parecer, parécenlle totalmente normais eses comentarios».

Tiene 19 años y nunca le había ocurrido nada semejante ni en la universidad ni en el instituto, «e quero pensar que son casos excepcionais», apunta.

Sobre las medidas que la Universidade de Santiago adopte tras acabar el proceso de investigación, tiene dudas. «Espero que isto non quede así, pero tamén lin outro caso dun profesor ao que denunciaron por comentarios homófobos e está aí. Ante esas cousas non sei que pensar. A universidade mandoume un correo do decanato para cambiarme de grupo, pero creo que os asinantes tamén deberían ser cambiados e están neste momento na clase con el», explica la alumna de Administración y Dirección de Empresas de la USC.

María admite que entre los cinco alumnos que salieron del aula con ella para poner esta denuncia, algunos están preocupados y desbordados por lo que ha ocurrido. «Algúns séntense bastante preocupados porque ao fin e ao cabo o profesor vai poñer as notas e o teñen que ver todos os días na clase», cuenta.

«Só para o cambio de clase»

Fungueiro Bastos solo recibió comunicación por parte del decanato para informarle de que se le cambiaba de aula tal y como había pedido, y para comunicarle cómo se estaba llevando a cabo el proceso. El lunes, de hecho, tendrá que acudir a la Secretaría Xeral para contar lo que ocurrió en la clase, y la USC se da un mes para adoptar una resolución.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0