Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El caso Asunta vuelve el martes a la Justicia al apelar sus padres la condena a 18 años

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acogerá esta revisión el próximo martes

EfeSantiago, 20 de febrero de 2016. Actualizado a las 14:32 h. 2

0
0
0
0

La violenta muerte de la Asunta Basterra volverá al ámbito judicial el próximo martes al apelar sus padres, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, la sentencia en la que fueron condenados a 18 años de cárcel por el asesinato de su única hija, a la que ambos adoptaron.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acogerá esta revisión, ha informado este órgano.

El cadáver de la menor se localizó en una cuneta de Teo (A Coruña), situada a apenas cinco kilómetros de un chalé propiedad de Rosario Porto, y el hallazgo del pequeño cuerpo sin vida se produjo a la una y cuarto de la madrugada de un luctuoso 22 de septiembre de 2013.

Asunta estaba sobre un talud, descalza, atada de pies y manos con unas cuerdas anaranjadas. El crimen causó un hondo impacto en la sociedad, ya que por su dureza conmovió a toda España.

Tras un voluminoso sumario, el largo juicio y una sentencia condenatoria, las defensas de Rosario Porto y Alfonso Basterra, ejercidas por José Luis Gutiérrez Aranguren y Belén Hospido, respectivamente, presentaron sendos recursos de apelación contra el fallo de la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, que tuvo en cuenta la circunstancia agravante de parentesco.

Los juzgados compostelanos fueron escenario durante cuatro semanas, comprendidas entre septiembre y octubre de 2015, de la vista oral por este caso, en el que un jurado popular consideró probado, por unanimidad, que ambos padres, de común acuerdo, le suministraron repetidamente a su hija, desde al menos tres meses antes del fallecimiento de ésta, un fármaco que contenía Lorazepam, un sedante.

Alfonso y Rosario, durante sus declaraciones, se esforzaron en transmitir que ellos no habían tenido nada que ver con el desenlace trágico de Asunta, que era lo que más querían, y en expresar que no sabían quién o quiénes le pudieron haber administrado el ansiolítico que la autopsia reveló como existente, en altas dosis, en el cuerpo inerte de la víctima.

Los abogados de ambos recurrieron ahora la sentencia y piden la libre absolución de sus clientes, internos en el penal coruñés de Teixeiro, donde cumplen la pena impuesta.

En la última jornada del juicio, ambas defensas, en sus alegatos finales, coincidieron en pedir la libre absolución de los padres de Asunta al entender que no hay pruebas para incriminarlos y que la investigación estuvo enfocada desde el principio a culpar a los dos.

Gutiérrez Aranguren y Belén Hospido señalaron entonces, asimismo, que sus defendidos, Rosario Porto y Alfonso Basterra, son las «segundas víctimas» y quienes más han sufrido por la pérdida de Asunta, una niña de altas capacidades.

Los dos condenados, que están divorciados, renunciaron al final de ese mediático juicio a hacer uso del turno de palabra. 

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0