Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La previsión de nieve obliga a activar una nueva alerta en Lugo y Ourense

Una borrasca dejará a partir de esta tarde lluvias fuertes y granizo en muchos puntos

la voz 17 de febrero de 2016. Actualizado a las 15:16 h. 2

0
0
0
0

Tras varios días de nubes y mal tiempo, ayer prácticamente toda Galicia pudo volver a ver el sol. Claro que la tregua duró pocas horas, porque hoy la comunidad vuelve a quedar bajo la influencia de las borrascas atlánticas. Un frente frío afectará a partir de las horas centrales del día, de manera que si la mañana todavía se mantendrá relativamente seca, desde primeras horas de la tarde se espera muy mal tiempo.

De hecho, si ayer se abandonaba, tras varios días, la situación de alerta meteorológica, para hoy han vuelto a activarse varios avisos. En tierra la causante de ello será la nieve. A partir de las tres de la tarde habrá alerta amarilla por acumulaciones superiores a los diez centímetros de nieve en las montañas de Lugo y Ourense, y de más de dos centímetros en el sur de esta última provincia.

Nevará, por la tarde, por encima de los 1.200 metros, pero durante la noche la cota de nieve bajará, según las previsiones de MeteoGalicia, a los 700 metros, y mañana jueves podría descender incluso hasta los 500 metros. Las alertas para hoy afectarán también a toda la costa, por vientos de fuerza 7 y por olas de hasta cinco metros en el noroeste de A Coruña.

Habrá nieve en las zonas más altas pero también habrá mucha lluvia esta tarde en toda Galicia, chubascos generalizados y localmente fuertes. Además, pueden estar acompañados de granizo y de tormentas. Y aunque las temperaturas mínimas subirán un poco, habrá heladas en las zonas del interior.

Las heladas y la nieve seguirán mañana, cuando una masa de aire frío se situará sobre la comunidad y volverá a haber chubascos, por la mañana solo en el noroeste, pero más tarde se extenderán al resto de Galicia, empujadas por el viento, que soplará de componente norte. Puede haber también granizo y tormentas a lo largo de la jornada y la cota de nieve bajará hasta los 500 metros durante las primeras horas y después subirá un poco hasta los 700. Ya durante la mañana del viernes se espera una mejoría. En principio no se prevén lluvias ni tampoco nieve, aunque los chubascos podrían regresar por la noche.

Sensación térmica

Uno de los fenómenos que ha caracterizado los últimos días ha sido la diferencia entre la sensación térmica y la temperatura real. En algunos puntos de Galicia la sensación térmica llegó a estar por debajo de los diez grados bajo cero, mientras que las temperaturas reales apenas llegaban a cifras negativas en ese mismo momento. Ayer, con una jornada más tranquila, esas diferencias se atenuaron, aunque a última hora de la tarde, en puntos como O Cebreiro, el termómetro marcaba 1,9 grados bajo cero mientras la sensación térmica era de ocho grados y medio por debajo de cero. En Melide, la temperatura alcanzaba los dos grados, pero la que los vecinos podían percibir no superaba los 1,8 bajo cero.

Ayer, pese a la mejoría del tiempo, 73 alumnos de siete colegios, todos ellos de la provincia de Lugo, concretamente en los concellos de Becerreá, Cervantes, Folgoso do Courel, Navia de Suarna, As Nogais y Pedrafita, volvieron a quedarse sin clase. La presencia de hielo y nieve en la carretera fue la causa de esa suspensión, puesto que el transporte escolar tenía dificultades para llegar a los centros afectados. El lunes habían sido más de 2.200 los niños que no acudieron al colegio en Galicia por la nieve.

Los ayuntamientos pueden pedir ayudas si acreditan escasez de recursos

Los efectos del viento y, sobre todo, de las lluvias de los últimos dos días han llevado a dos municipios pontevedreses, Arbo y Redondela, a plantearse solicitar la declaración de zona catastrófica, una figura que en realidad ya no existe como tal, aunque sí las ayudas «en atención a necesidades derivadas de situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica».

Los beneficiarios

Particulares y Administraciones. Pueden ser beneficiarios de estas ayudas las unidades familiares que sufran daños personales o materiales. También las corporaciones locales que acrediten escasez de recursos para hacer frente a los gastos derivados de actuaciones realizadas ante situaciones de emergencia. Los titulares de establecimientos mercantiles o industriales con menos de 50 empleados cuyos negocios hubiesen sido dañados. Y las comunidades de propietarios que hayan sufrido daños.

Requisitos

Qué es una situación de emergencia. Se entiende por situación de emergencia una necesidad sobrevenida a una comunidad ante un riesgo excepcional, inevitable o imprevisible, y se convierte en un hecho de naturaleza catastrófica cuando se alteran sustancialmente las condiciones de vida de esa colectividad y se producen graves daños que afectan a un conjunto de personas y bienes.

El procedimiento

A instancia de parte. El procedimiento se inicia cuando un interesado lo solicita. La concesión se rige por lo establecido en la Ley General de Subvenciones, del año 2003 y por un decreto del 2005.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0