Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Pablo Iglesias liquida a su dirección en Galicia por cuestionar a En Marea

Creará una gestora y convoca primarias en dos meses, pero Breogán Rioboo dice que no dimite y sigue como secretario xeral

Vigo, 10 de febrero de 2016. Actualizado a las 08:21 h. 91

0
0
0
0

Pablo Iglesias y la dirección estatal de Podemos trataron de cercar ayer a su secretario xeral en Galicia, Breogán Rioboo, para abocarlo a dimitir y poner fin así al cuestionamiento que el responsable del partido en la comunidad y su nueva dirección mantienen sobre los beneficios de seguir formando parte de la coalición tripartita En Marea para las elecciones autonómicas de este año.

En una escenificación milimetrada, los diez miembros del comité ciudadano autonómico críticos con Rioboo -incluidos los dos diputados y su senador- dimitían al mediodía de ayer y solo una hora más tarde desde Madrid el secretario de Organización estatal de Podemos, Sergio Pascual, anunciaba públicamente la constitución de «un equipo técnico» [gestora] para hacerse cargo del partido en Galicia y organizar unas elecciones internas de las que salgan nuevos órganos de dirección en la comunidad. La decisión fue comunicada a Rioboo como una opción cerrada tan solo veinte minutos antes de trasladarla a la opinión pública.

Por la noche, en un correo a todos los secretarios locales del partido en Galicia, Rioboo fijó posición y anunció que no dimitirá de su cargo: «Continúo coas miñas funcións e responsabilidades, coa firme convicción de garantir os principios de democracia real, participación e transparencia que inspiran á nosa organización».

La disolución del consejo ciudadano elegido por la militancia se produce de manera reglamentaria al perder a la mitad más uno de sus integrantes, ya que de los 35 iniciales, tras las bajas de ayer ya solo quedaron ocho. Además de haber desaparecido también la comisión de garantías tras cuatro dimisiones entre sus miembros, como informó ayer La Voz, la dirección estatal de Podemos completó una imagen de desgobierno en el partido en Galicia al subrayar Pascual que no consideran legitimada a la nueva ejecutiva nombrada por Rioboo, tras ser denunciada internamente la limpieza de la votación por la que se aprobó su composición el mes pasado. «Se encuentra sub iudice», señaló por la noche en comunicado interno a todos sus militantes en Galicia.

Pese a carecer de estructura orgánica, el equipo de Pablo Iglesias reconoce que técnicamente Breogán Rioboo sigue siendo secretario xeral, y a eso se aferra él, consciente de que solo le puede apartar del cargo una moción de censura de la militancia o motivos disciplinarios. El secretario xeral de Podemos en Galicia advirtió a sus responsables locales que la decisión de la cúpula estatal conlleva la renovación del consejo ciudadano y del comité de garantías, pero no a su cargo.

«Las cosas se hacen como pide el secretario general de Cantabria. Vamos a preguntarle a las bases», puso como ejemplo el secretario de Organización de Podemos estatal mostrándole el camino de la dimisión a Rioboo y que se someta a las primarias frente a sus rivales.

Sergio Pascual reconoció que en Galicia «ha habido discrepancias airadas y públicas sobre el resultado de En Marea, «que tuvo un éxito rotundo, como dice Pablo Iglesias», concluyó para marcar distancias con las dudas de Rioboo.

Que devuelvan los teléfonos

Tras conocer la decisión de Podemos estatal, Breogán Rioboo exigió a los dimisionarios que cuentan con nómina del partido que envíen una carta de renuncia para proceder a darles de baja en la nómina, y devuelvan los teléfonos asignados, como asegura les viene reclamando sin éxito desde hace días a los dimitidos.

IU asegura que aunque rompa la coalición en el Congreso la repetirá en las autonómicas

Mientras Podemos se enfrasca en su crisis interna, Izquierda Unida trató de avanzar ayer en lograr de los partidos mayoritarios alguna garantía de que les permitirán formar grupo propio en el Congreso aunque haya finalizado el plazo para ello y los cinco diputados que pudiera agrupar no cumplen todos los requisitos de la cámara para sumarse a un mismo grupo.

Adolfo Barrena, secretario de Organización de IU estatal, indicó ayer a La Voz que la formación de grupo propio sumando a sus dos diputados a los tres elegidos en las coaliciones creadas en Galicia y Cataluña con Podemos solo es vista desde su formación como una hipótesis difícil de alcanzar.

Si PSOE y Ciudadanos mantienen su visto bueno hasta el final para dicha opción, Barrena reconoce que aún tendrían que contar con la aprobación, en el caso gallego de Anova y Podemos, para posibilitar que Yolanda Díaz cambiase de grupo, y los mismo de los socios que formaron en Cataluña En Comú Podem.

«La continuidad de En Marea para las autonómicas no está en duda aunque se produjese ese cambio de grupo parlamentario de Yolanda, porque seguir con esa coalición para las gallegas responde a la línea aprobada por los órganos federales de IU», mantiene Barrena. El número dos del partido admite que la situación de su diputada de EU «es anómala, porque no se ajusta a nuestros estatutos, ni mucho menos, pero es fruto de un acuerdo que no se pretende romper con conflictos o con tensiones». Recalca que si Díaz deja el grupo de Podemos y crea uno de IU no puede tener ninguna oposición.

Más información en la página 21

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 102