Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El fuerte temporal provoca olas de más de 11 metros en las costas de A Coruña y Lugo

Los fenómenos costeros adversos, que han provocado inundaciones de varios paseos marítimos gallegos, han obligado a la Aemet a decretar la alerta roja, que continuarán hasta medianoche

La VozRedacción, 08 de febrero de 2016. Actualizado a las 22:30 h. 31

0
0
0
0

Las olas ya superan los once metros de altura en la costa gallega y han tomado los paseos marítimos de A Coruña, Burela y Viveiro. La Aemet ha decretado la alerta roja a las 18.00 horas en la costa de A Coruña y Lugo por fenómenos costeros adversos pero sus efectos se dejaron notar desde primera hora de la tarde. 

Según los datos de las boyas de Puertos del Estado, el oleaje en la zona de Estaca de Bares alcanzaba los 11,95 metros de altura; mientras que en las Illas Sisargas rondaba los nueve metros. La boya de Punta Langosteira, por su parte, registraba olas de más de 9 metros y medio y los datos de propagación hasta la costa de la ciudad de A Coruña informaban de un oleaje por encima de los ocho metros. En el sur de Galicia, concretamente en la boya de Cabo Silleiro, se han registrado olas de más de 7 metros y medio de altura.

El aviso de nivel rojo estará activado hasta medianoche en el litoral coruñés y hasta las dos de la próxima madrugada en A Mariña. A partir de esa hora el aviso es naranja y lo seguirá siendo durante toda la jornada del martes. 

La Dirección Xeral de Emerxencias recomienda adoptar las medidas preventivas necesarias y se recomienda no acercarse a zonas costeras potencialmente peligrosas. Por ejemplo en el caso de A Coruña, la pleamar es las cuatro de la tarde. La Policía Local ha decidido restringir el paso peatonal en el paseo marítimo de la ciudad herculina desde las tres de la tarde, para una hora más tarde cortar el tráfico desde la zona de Rubine hasta la fuente de los surfistas; una decisión a la que se ha visto obligada tras observar la fuerza de las olas que han llegado a sobrepasar las dunas de arena y alcanzar el asfalto.

También en Viveiro y Burela las grandes olas han saltado las barreras del paseo marítimo para invadir la calzada, aunque sin generar mayores problemas. Se han cerrado paseos marítimos al tráfico y a los viandantes. En playas, puertos y acantilados, el mar ha cubierto muelles y paseos marítimos. Autoridades locales y Protección Civil reiteran las llamadas a la prudencia. Insisten en que la ciudadanía no debe acercarse a las orillas del mar, por el riesgo que entraña para sus vidas.

A partir de las nueve de la noche de hoy, lunes, está pronosticado un recrudecimiento del temporal, con olas que podrían superar las nueve metros de altura y ráfagas de viento de más de 100 kilómetros por hora. Autoridades locales, fuerzas del orden y servicios de emergencias están alerta.

El temporal de mar y viento ya se dejó notar esta mañana en la costa gallega. Ha impedido que atraquen en el puerto de A Coruña tres buques: dos tanques y un mercante, que se encuentran fondeados en la ría de Ares. Además la mayor parte de la flota pequera permanece amarrada por el fuerte temporal.  En concreto, en la provincia de A Coruña no han salido a faenar ninguno de los barcos de las cofradías de Corcubión, Cedeira o A Coruña y permanecen también amarrados la totalidad de las embarcaciones de Ferrol, Malpica, Camariñas o Cariño. Por el contrario, en el sur, en Fisterra, algunos barcos han decidido ir a faenar, mientras que otros permanecen amarrados; y en Ribeira todos los barcos han salido al mar.

En la provincia de Pontevedra también permanecen amarrada la totalidad de la flota de las cofradías de Baiona, Vigo, Bueu o Marín, así como parte de los barcos de Cangas, informa Europa Press. Las condiciones del mar son también muy problemáticas en A Mariña Lucense y mantienen amarrados todos los barcos de cofradías como Burela, Celeiro o Ribadeo.

La predicción para este lunes es de cielos nubosos con lluvias débiles dispersas, aumentando desde el mediodía a cielos cubiertos con lluvias persistentes en zonas próximas a los litorales.  La temperaturas experimentarán un ligero aumento, especialmente en el caso de las mínimas. Este ascenso será notable en el interior de Galicia. 

Mañana martes de Carnaval la comunidad gallega seguirá sufriendo la inestabilidad atmosférica con chubascos intermitentes, que pueden ser localmente tormentosos. Habrá alerta amarilla por acumulación de precipitaciones en el interio de la provincia de Pontevedra y por fuertes vientos en las provincias de A Coruña y Lugo, en la montaña de Ourense y en casi toda la provincia de Pontevedra.

Vilagarcía ha decidido aplazar su desfile de entroido hasta el domingo ante la certeza de que la tarde de mañana será barrida por las lluvias. Así que para evitar deslucir la celebración, el acto se desarrollará el domingo que viene. Mientras en Tui han decidido aplazar el desfile que iba a tener esta tarde por las malas condiciones mneteorológicas. 

Publicidad

Comentarios 11