Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Besteiro enmarca en la autonomía local la retirada del busto de Juan Carlos I

Sestayo dice que aún no habló con el alcalde, pero afirma que no hará una guerra del caso

ferrol, santiago / la voz, 06 de febrero de 2016. Actualizado a las 10:01 h. 23

0
0
0
0

En un mes el busto que representa a Juan Carlos I en la fachada del Ayuntamiento ferrolano habrá desaparecido. Aunque lo que está lejos de esfumarse es la polémica levantada por el anuncio del gobierno local -formado por Ferrol en Común y PSOE- de retirar la efigie del rey emérito, ubicada en ese lugar desde 1980.

El secretario general de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, reaccionó ayer de forma templada a la decisión del gobierno local. El líder del PSdeG se limitó a mostrar su «respecto» hacia una decisión que enmarcó en la «autonomía local». Destacó que en la ciudad de Ferrol hay un gobierno formado por dos fuerzas políticas que «entenden», dijo, que la retirada del busto «responde ao interese da cidadanía». Ahora bien, quiso dejar claro el número uno de los socialistas gallegos que no existía ninguna «instrucción» de los órganos de dirección del partido para tomar una decisión de este tipo.

Pero la controversia ya se ha desatado. A las críticas de otros partidos, por el exceso de la medida, en opinión de PP y Ciudadanos, o por defecto, para el BNG, se suma la posibilidad de que la iniciativa abra nuevas grietas entre los socios de gobierno, que ayer no coincidían en sus versiones. «A anécdota supera á realidade», estimó el alcalde, Jorge Suárez. «É unha decisión máis dentro das decenas que se toman a cotío que non ten por qué xerar ningún tipo de polémica», defendió, «nin ferir ningunha sensibilidade». Asegura que «non significa ningunha declaración de intencións políticas», pese a que «son republicano recoñecido», y que el traslado del busto a un almacén municipal no supondrá coste alguno. Para ejecutarlo no precisará de autorización plenaria. Ni representará mayor afección a la fachada que su mera retirada: «É unha cuestión estética», apuntó, asegurando que se trata de una decisión «unánime» del grupo de gobierno.

Críticas de PP, C's y BNG

Pero las palabras de su socia de bipartito, la socialista Beatriz Sestayo, lo pone en entredicho. «Al PSOE no le preocupa por activa ni por pasiva el tema del busto. Lo que nos quita el sueño es el empleo», declaró. Y defendió que no hará casus belli de esta cuestión. «Cuando lo planteen oficialmente ya lo hablaremos, es una decisión de gobierno, no de un socio de gobierno. Ni siquiera se ha hablado todavía», aseveró. Pero en todo caso, vaticina que «no generará ningún problema» y que a la decisión «hay que darle naturalidad».

La medida ha regalado munición a la oposición. El PP, empeñado en que es una cortina de humo para ocultar la falta de gestión, elevó ayer un poco el nivel de tensión. «No me parece respetuoso», declaró el diputado Juan Juncal. «Hay que engañar, hay que dar circo y entretener a la gente», señaló. «Prefiero que siga Juan Carlos I a que dentro de unos meses nos pongan la del comandante Chávez», espetó. Para el portavoz del PPdeG, Miguel Tellado, el problema del alcalde no es el busto, sino «Beatriz Sestayo, porque no puede echarla». Y tachó a Suárez de «mal imitador de la señora Carmena». A las críticas se sumó la única concejala de Ciudadanos en Ferrol, Ana Rodríguez Masafret. «Me parece sectario y revanchista», espetó, y «un desprecio». El BNG también lanzó reproches al gobierno, pero dando una vuelta más de tuerca. «Quixéramos que se nos explique por qué se tomou esta decisión», expresó el portavoz municipal, Iván Rivas, y saber si irá acompañada de la retirada de otros retratos de monarcas precedentes expuestos en el pasillo noble de la casa consistorial. Y si se le retirará al rey emérito la Medalla de Oro de la ciudad. «Se nos fai esa proposta ímola apoiar», declaró.

Publicidad

Comentarios 0