Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Los billetes de avión para viajar de Galicia a Madrid siguen siendo de los más caros

Los vuelos de ida y vuelta a Barajas cuestan ahora entre 20 y 30 euros más que hace un año

Santiago / La Voz, 23 de enero de 2016. Actualizado a las 11:34 h. 10

0
0
0
0

El ajuste en los precios de los combustibles no se ha traducido en un abaratamiento de los billetes aéreos. Y si tiene algún tipo de repercusión en los costes de fletar un vuelo, desde luego el usuario no lo nota a la hora de reservar su asiento. Un rastreo en los portales de las aerolíneas en Internet permite acreditar que las tarifas para volar a Madrid desde los tres aeropuertos gallegos se mantienen entre las más elevadas de la periferia peninsular. Los precios que las compañías que cubren esa ruta con vuelos directos son incluso más altos que hace un año. El incremento medio oscila entre 20 y 30 euros, aunque los picos de demanda provocan algún repunte puntal de más de 180. Iberia pide 390 por el viaje de ida y vuelta de Vigo a la capital, trayecto que en enero del 2015 costaba 203. De nuevo, Oporto presenta tarifas más competitivas. La conexión con Barajas para las mismas fechas sale por 148 euros con TAP.

Un chequeo a los precios realizado el jueves pasado para volar a Madrid desde diferentes terminales de la península, con salida el viernes 29 de enero y regreso el domingo 31, demuestra que los viajeros gallegos siguen pagando los pasajes más caros. Curiosamente, Vigo ofrece la segunda tarifa más elevada entre los aeropuertos incluidos en el estudio (390,76 euros), pero también la segunda más económica. El enlace más asequible entre Peinador y Barajas para el próximo fin de semana es el de Air Europa, que el jueves tenía plazas a la venta en su web por 88,76 euros. Solo el viaje con la misma aerolínea de Alicante a Madrid salía por un precio menor: 77,57 euros. El de Vigo es el aeropuerto en el que las dos compañías que operan vuelos directos a Barajas ofrecen tarifas más dispares.

Diferencias notables

El trayecto para esas mismas fechas desde A Coruña oscila entre los 131,76 euros con Air Europa y los 201,76 con Iberia, siempre de acuerdo con las tarifas obtenidas en la mañana del jueves en las páginas web de las aerolíneas. En el caso de Santiago, el billete de Iberia para volar a Barajas el viernes que viene y regresar el domingo cuesta casi la mitad que realizar ese mismo desplazamiento desde la terminal de Alvedro: 108,5 euros. La opción de Ryanair resulta más cara. La aerolínea irlandesa pedía el jueves 166,46 euros por el asiento más económico para viajar de Santiago a Madrid el fin de semana que viene.

Los precios que piden Iberia (201,76) y Air Europa (131,76) para realizar el trayecto de ida y vuelta desde A Coruña también superan las opciones más asequibles de las compañías para el desplazamiento directo a Madrid, además de desde Santiago, desde los aeropuertos de Asturias (124,76 con Iberia), Santander (98,76 con Iberia), Bilbao (106,50 con Air Europa), Barcelona (97,53 con Air Europa), Alicante (77,57 con Air Europa) y Málaga (103,57 con Air Europa). Solo para los vuelos a Barajas desde las terminales de Pamplona (237,34 con Iberia), Murcia (504,76 con Iberia), Almería (221,76 con Iberia) y Sevilla (144,50 con Iberia) las distintas compañías pedían más el jueves pasado por las plazas libres más económicas. Alvedro, por tanto, se sitúa entre los aeropuertos periféricos donde los pasajes a la venta son más caros.

Santiago ocupa una zona intermedia. Los asientos más asequibles que estaban a la venta el jueves para el viaje a Madrid en los días elegidos (166,46 euros con Ryanair y 108,50 con Iberia) superan los precios disponibles para volar desde Vigo (88,76 con Air Europa), Santander, Bilbao, Barcelona, Alicante y Málaga. Desde Lavacolla había plazas libres con mejores precios que desde A Coruña, Asturias, Pamplona, Murcia, Almería y Sevilla.

En el caso de Vigo, la característica más llamativa es la disparidad referida anteriormente. Solo desde Murcia era el jueves pasado imposible encontrar un pasaje más caro que los 390,76 euros que pedía Iberia por el vuelo a Madrid desde Peinador. El asiento más económico desde Murcia costaba 504,76 con esa misma compañía. En cambio, como se ha señalado, Vigo disponía de asientos libres por 88,76 para realizar el mismo desplazamiento y en idénticas fechas con Air Europa.

Subidas generalizadas

La comparativa con los precios obtenidos en los portales de las aerolíneas hace un año, con la misma antelación de ocho días sobre el fin de semana elegido para volar a Madrid, revela que se han encarecido en todos los aeropuertos. En los gallegos, Iberia pide 25 euros más para el trayecto desde A Coruña, y 187 desde Vigo. La excepción es Santiago. Iberia ofrece ahora billetes por 29 euros menos que hace un año. Air Europa mantiene la misma tarifa en A Coruña, pero el pasaje desde Vigo con esta misma compañía sale ahora por 24 euros más, y el de Ryanair desde Santiago se ha encarecido en 26.

La comparativa pone de relieve que el usuario sale ganando en los aeropuertos donde varias compañías operan una misma ruta. Esa competencia hace que los precios bajen o al menos que se pueda elegir la alternativa más económica. Como es obvio, las tarifas suben o bajan en función de los asientos disponibles en cada vuelo y de la demanda.

Vueling arrebata a Ryanair el liderazgo en el mercado aeroportuario de la comunidad

La compañía irlandesa Ryanair perdió en el 2015 el liderazgo en el mercado aéreo gallego, cuyo dominio queda en manos de Vueling. La catalana transportó el pasado ejercicio a 1,048 millones de pasajeros con origen o destino en alguna de las terminales gallegas. Este resultado supera la cuota de mercado de la low cost irlandesa, que cerró el año con 1,02 clientes en Santiago. Aunque Ryanair despachó 82.349 billetes más que en el 2014, no bastó para compensar el avance de Vueling, que creció 139.000.

Vueling ha cimentado este salto en Santiago. Coincidiendo con la apertura de una base estable, la compañía incrementó sus clientes en 134.000. Además, es la primera en A Coruña y la tercera en Vigo. Pero su liderazgo puede ser breve. La reacción de Ryanair no se ha hecho esperar. Desde este mes, la irlandesa suma a sus clientes de Santiago los de la nueva ruta entre Vigo y Barcelona. Es el resultado de la estrategia del gobierno de Abel Caballero, que destinará 4,4 millones en tres años a esa conexión y a varias con el extranjero durante el verano.

Publicidad

Comentarios 5