Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La Xunta obligará a los bancos a declarar las viviendas vacías en concellos de más de 10.000 habitantes

Impulsa un decreto para regular los alquileres de temporada en las zonas turísticas y hacer aflorar fiscalmente un negocio que se mueve en la sombra

Santiago, 14 de enero de 2016. Actualizado a las 19:51 h. 4

0
0
0
0

El Gobierno gallego ha decidido crear un censo específico con las viviendas vacías de que tienen las entidades financieras y la Sareb, conocida popularmente como el banco malo, en los municipios gallegos de más de 10.000 habitantes. La propuesta se abrió camino este jueves en la reunión del Consello, lo que permitirá que la Xunta tengan un conocimiento más certero sobrte el parque inmobiliario disponible que habría en cada localidad para impulsar políticas de realojo para las personas que lo necesiten.

Las entidades financieras estarán obligadas a registrar sus propiedades inmobiliarias en este censo, pues de no hacerlo se arriesga a que se le impongan sanciones de hasta 3.000 euros por inmueble que no haya sido inscrito. «A finalidade do censo é dispoñer de información axeitada», manifestó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, para responder mejor a los problemas de los desahucios estableciendo acuerdo que permitiría desde concentrar arrendamiento, hasta comprar puntualmente vivienda para uso público o ampliar las políticas de alquiler incentivado.

También relacionado con la vivienda, el Ejecutivo gallego decidió remitir al Consello Consultivo de Galicia el proyecto de decreto dirigido a regular los alquileres de temporada en las zonas turísticas. La nueva norma dispone de una moratoria de adaptación de seis meses, por lo que no entraría en vigor, en el mejor de los casos, hasta el año 2017. En su articulado reconoce tres categorías de inmuebles turísticos: los apartamentos turísticos, las viviendas turísticas y las viviendas de uso turístico, esta última de nuevo cuño, que es donde entrarían casi todos los inmuebles colocados esporádicamente en el mercado aprovechando el tirón de la temporada estival.

De acuerdo con la normativa, todos los inmuebles turísticos tienen que cumplir una serie de requisitos, que van desde la obligación de que se alquilen las viviendas enteras y sin que bajo el mismo techo coexistan dos tipos de contrato, a disponer de calefacción si se alquilan fuera de la temporada estival, teléfono de atención las 24 horas del días, servicio de mantenimiento permanente y hojas de reclamación.

El objetivo de este decreto es hacer aflorar económicamente una actividad opaca y estacional, como es la de los alquileres, combiatir el intrusismo y la competencia desleal en el sector turístico y ofrecer a los usuarios un servicio con estándares mínimos de calidad.

Publicidad

Comentarios 0