Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

Galicia cierra dos días con 641 incidencias vinculadas al mal tiempo

Tras una dura mañana, la lluvia y el viento han remitido por la tarde. La tregua durará poco, porque se espera que el sábado y domingo vuelvan a Galicia

La VozRedacción, 09 de enero de 2016. Actualizado a las 01:09 h. 23

0
0
0

El temporal que afecta a Galicia ha comenzado a remitir en la tarde de viernes, tras dejar un centenar de incidentes hasta las 18.00 horas, que hacen un total de más de 250 a lo largo de todo el día (más de 150 en las primeras horas).Todo ello, a la espera de que el sábado y domingo traigan más lluvia y viento a la Comunidad, después de que en los últimos días haya habido un total de 641 incidentes en Galicia derivados de la climatología.

El temporal de lluvia y viento ha dejado un reguero de incidentes por toda Galicia con inundaciones en numerosos puntos, como en los alrededores del estadio de Balaídos en Vigo, y el desbordamiento de ríos, como el Tambre en Sigueiro, el Umia en Cambados y Caldas, el Miño en Lugo o el Landró en Viveiro.

Ampliar imagen

El 112 registró en cuatro horas, entre las ocho de la mañana y las doce del mediodía, un total de 158 incidencias, 62 de ellas por inundaciones y bolsas de agua en las carreteras. La provincia más afectada fue la de Pontevedra, seguida de A Coruña.

En la provincia de A Coruña, en Neda volvió a desbordarse sobre las diez de la mañana el río Basteiro inundando la carretera AC-115, que fue cortada al tráfico y posteriormente con la circulación regulada por los agentes de seguridad, aunque ya está abierta sin problemas. El agua volvió a entrar en una decena de viviendas en este punto y en el Camiño Besteiro. Evacuaron de su vivienda a una mujer octogenaria. De noche, en algunas de estas viviendas, el agua llegó hasta la cintura.

Ampliar imagen

Evacuación en camilla de una persona en Neda.

Un desprendimiento de tierras debido a la lluvia obligó, sobre las ocho de la mañana, a cortar la línea ferroviaria que une Ferrol con A Coruña, afectando a unos 350 pasajeros. La incidencia quedó subsanada sobre las 9.30 horas. 

La lluvia inundó el terreno sobre el que se levantaba un poste de media tensión en Rutis, en Culleredo e hizo caer la torreta unos tres metros. La caída de este equipo, sobre un abeto de una finca, causó explosiones y fuego. Además, afectó al suministro de la energía eléctrica de Elviña.

Ampliar imagen

Torre de electricidad derribada en Culleredo

Las intensas precipitaciones también están dejando múltiples incidencias en el área de Santiago. En la capital de Galicia, las lluvias provocaron el derrumbamiento de tres metros de muro en la Alameda, a la altura de Rosalía de Castro. Las precipitaciones han dificultado los accesos a los polígonos del Tambre y de Costa Vella y han dejado bolsas de agua en la SC-20. Hubo además inundaciones puntuales en la SC-20, en Salgueiriños, y en el puente de San Clemente, las principales incidencias tuvieron lugar en la zona rural debido a las corrientes de agua de los montes. Además, se desbordó el río Sar a su paso por la calle Pedreiras.

En Bertamiráns, en el concello de Ames, la Policía Local ha confirmado que el paseo fluvial está anegado y cerrado y que varias carreteras se han cortado al tráfico como son los accesos a Cantalarrana y a Tapia. En otras vías se ha obligado a los conductores a reducir la velocidad ante la presencia de agua sobre la carretera

En Ponte Maceira, en Negreira, el nivel del río Tambre ha subido casi dos metros en las últimas 24 horas. La mayor crecida se produjo durante las primeras horas del día. La crecida anega prados e, incluso, amenaza con inundar el propio núcleo. Los vecinos permanecen atentos ante la posibilidad de tener que abandonar sus casas, sobre todo, aquellos que residen a la altura de la carretera que conduce hacia Tapia, lo que incluye al propio restaurante cercano al río. 

En la comarca del Barbanza, el puente de A Laxe, en Rianxo, está cortada por la crecida del río Te. 

En la provincia de Ourense, no se han registrado incidentes graves aunque la borrasca que está dejando mucha lluvia y viento,  sin causar problemas como en otras zonas de Galicia. La central de emergencias del 112 ha reportado 25 incidencias en la provincia desde las seis de la tarde de ayer hasta las ocho de esta mañana.

Protección Civil mantiene activada la alerta, pero de momento no ha habido que actuar más que en Avión. En la Ou-212, en Amiudal, hubo desprendimientos de tierra y se cortó la carretera de Abelenda por bolsas de agua y piedras, informa el GES de Avión. En Vilaboa (Ramirás) los bomberos de la Terra de Celanova retiraron un árbol caído sobre el vial del pueblo.  

En la provincia de Pontevedra, unos 260 niños de Marín se quedaron hoy sin ir a las aulas por la suspensión de las clases en colegio de O Sequelo por el temor de desbordamiento del río Lameira. El director del colegio explicó que la marea está subiendo y el río sigue creciendo, por lo que se tomó esta medida como precaución.

La crecida del río Umia ha provocado inundcaiones en Caldas y en Cambados. 

Ampliar imagen

Inundaciones en Caldas por la crecia del río Umia.

En lo que respecta al área de Vigo, hasta ahora los concellos más afectados por las lluvias han sido los de Gondomar, Ponteareas y Oia. En el primero de los casos el desbordamiento del río Miñor ha provocado que muchos de los establecimientos del centro se inundaran. El alcalde, Francisco Ferreira, confirmó esta mañana que el agua llegaba en algunos casos hasta el medio metro de altura en el interior de los negocios. La situación también afectó a la plaza de abastos municipal, que tuvo que suspender su actividad. 

En Oia el principal problema se registró en la carretera que une Baiona con A Guarda y que se tuvo que cortar durante una hora por la caída de piedras por el desbordamiento del río seco.

En Vigo las inundaciones obligaron esta mañana a cortar más de siete calles, entre ellas uno de los enlaces con la AP-9, con el consecuente rpoblema de tráfico de camiones por el centro. En Mondariz, tres casas han quedado incomunicadas por el temporal tras desbordarse el río Tea. Las vivienas están ubicadas en la parroquia de O Ceo. Efectivos de emergencias y Guardia Civil trabajan en la zona para ayudar a la gente y trasladar los vehículos de los garajes. Ademas, según informaron desde la Diputacion, las brigadas provinciales tuvieron que acudir a primera hora al puente EP-4301 entre Riofrío-Borbén, a la altura de la farmacia, ya que el agua del río pasaba por encima de la construcción. Los operarios señalizaron el corte de la vía sobre las 11.00 para que los vehículos y viandantes evitaran el riesgo de acercare a la zona.  

En Nigrán una brigada provincial tuvo que acudir a la EP-2102 que va a Vincios, ya que el viento tiró un carballo de grandes dimensiones y dejó el vial cortado al tráfico.

En la provincia de Lugo, el río Miño se ha desbordado en Xustás, en Cospeito, y en la ciudad de Lugo ha inundado las zona adyacente al restaurante O Muíño. Mientras, en Viveiro, la crecida del río Landró ha obligado a cortar la LU-161. 

Además una persona resultó herida leve en un accidente que ocurrió esta mañana en Sarria, según informó Tráfico. El siniestro tuvo lugar por una colisión lateral entre dos turismos en la carretera que une Sarria y Becerreá, la LU-636, a la altura de Corvelle, según datos del 112. Uno de los ocupantes de uno de los vehículos fue trasladado al HULA.

Acumulados muy importantes

Las intensas precipitaciones están dejando acumulados muy importantes. Ayer, las lluvias dejaron cifras insólitas en Gañicia como en la estación de Xesteiras, en Cuntis, donde se acumularon 178 litros por metro cuadrado hasta las nueve de la noche. En muchos otros municipios se superaron los 100 litros, según los datos de la Aemet.  Por ejemplo, en el municipio ourensano de Beariz se alcanzaron los 125 litros por metro cuadrado, en A Lama (Pontevedra) los 116 litros por metro cuadrado y en A Estrada los 108.

Temas relacionados

Publicidad