Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Solo en otras dos comunidades los niños volverán al colegio el día 7

Andalucía y Valencia anticipan también el regreso, aunque acabaron las clases el 22 de diciembre

Redacción / La Voz, 31 de diciembre de 2015. Actualizado a las 05:00 h. 2

0
0
0
0

La decisión de que los niños se incorporen a clase el 7 de enero, justo después de Reyes, no es exclusiva de Galicia, pero casi. Este caso se da solamente en Andalucía y Valencia.

Asociaciones de padres y los sindicatos de enseñanza que participaron en la mesa sectorial en la que se tomó esta resolución el pasado mes de junio mostraron su contrariedad por una decisión que atribuyen unilateralmente a la Xunta, mientras la Consellería de Educación recuerda que la aprobación fue «por consenso». Las clases comenzarán el día 7, excepto en casos excepcionales, como por ejemplo Ferrol, donde esa fecha coincide con festivo local y la incorporación de los estudiantes se retrasa hasta el 8.

En el resto del Estado, la mayor parte de las comunidades optaron por prolongar las clases los días 21 y 22 de diciembre (lunes y martes), para empezar las vacaciones el 23. A cambio, retrasan la vuelta a clase hasta el día 8, viernes -algunas, hasta el lunes 11-, y dejan que los niños disfruten de sus juguetes el día 7.

Esta fórmula es la que, según los sindicatos, se planteó en la mesa sectorial, pero habría sido rechazada por la Administración. «Todos fixemos alegacións e pedimos que o 21 e incluso o 22 de decembro foran lectivos a cambio do día 7, que vai causar trastornos a moitas familias, pero a Xunta non quixo saber nada do asunto», dice Verísimo Pazos, responsable de Ensino de Comisiones Obreras.

Esta propuesta sindical reducía las vacaciones de los niños gallegos, y de los profesores, que estarían en clase hasta el 21 o el 22, día de la lotería, que ya ha sido lectivo en otras ocasiones. Para compensar eso se permitía a los alumnos regresar a clase un día más tarde, el 8.

Con la fórmula que terminó imponiéndose (final de las clases el 18 de diciembre y regreso el 7 de enero), los niños gallegos son los que acumulan más días seguidos sin clase durante estas fiestas, 19 en total, como los de Castilla-La Mancha y La Rioja. Con la otra propuesta, la cuenta se habría reducido a 16 o a 17 días, en función de que acabase el colegio el 21 o el 22 de diciembre, lo que situaría a Galicia en la media estatal. Hay que precisar que hablamos de jornadas seguidas sin clase, no de días de vacaciones, porque se están contabilizando los fines de semana, en ningún caso lectivos.

El Carnaval como trasfondo

La batalla del 7 de enero no fue la única que se libró en la mesa sectorial de junio. En ella se produjo otro pulso entre la Xunta y los sindicatos, esta vez por el miércoles de Ceniza. La propuesta de la Administración era que hubiese clase, mientras que los profesionales de la enseñanza pedían que no fuese lectivo.

«Tivemos unha forte discusión polo mércores de Cinza -confirma Pazos-, e ao final conseguimos que o aceptaran, engadindo un día de xuño para secundaria porque non daban as contas. Pero non houbo forma de que entrasen en razón co día 7, porque o lóxico era traballar o 21 e incluso o 22 de decembro». Finalmente, los días 8, 9 y 10 de febrero aparecen marcados en el calendario escolar como vacaciones de Carnaval.

Para evitar el regreso de los niños el 7 de enero se ofreció además «a posibilidade de cambialo polo 28 de marzo, o luns de final de Semana Santa», recuerda Julio Díaz, presente en las negociaciones de la mesa sectorial como representante de los profesores estatales. Pero «nin quixeron falar do asunto», agrega.

Helena Gómez Vecino, presidenta de Confapa, que agrupa a más de quinientas asociaciones de padres de Galicia, afirma que «el gran problema es que el calendario escolar está muy condicionado por las fiestas religiosas», y apuesta por «un reparto más racional» de las vacaciones a lo largo del curso.

Publicidad

Comentarios 0