Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La investigación del crimen de Narón se centra en la búsqueda del arma homicida

El marido de la mujer asesinada y otras personas prestaron declaración mientras la policía inspeccionó el entorno de la casa

c. lópeznarón / la voz, 31 de diciembre de 2015. Actualizado a las 12:06 h. 9

0
0
0
0

El tranquilo lugar de Cornido, en la parroquia de O Couto, Narón, se ha convertido en un trasiego de agentes que investigan el brutal asesinato de una de sus vecinas. Caridad Pérez, de 79 años, apareció muerta pasadas la una y media de la tarde del martes en su dormitorio con cuchilladas, golpes y degollada, según la investigación. Fue su marido el que dio la alarma al encontrarla, según señalaron los vecinos, al llegar a casa después de su habitual paseo matutino.

La unidad de la Policía Judicial y la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía investigan desde ese momento las circunstancias de un asesinato que ha conmocionado a toda la ciudad. Los agentes no abandonaron la vivienda durante la noche, que permanece precintada con un cordón policial, y ayer continuaron durante todo el día con el reconocimiento de la zona y recabando pruebas. Incluso, durante el día de ayer avisaban a todo aquel que intentaba acercarse a la puerta de la vivienda de dos plantas ubicada en el número 46 de la calle Cornido que no lo hiciesen por la investigación.

Según comentaron vecinos del entorno, los investigadores recabaron también información entre los residentes en el lugar. Preguntaron en algunas de las casas de los alrededores si habían visto u oído algo que considerasen sospechoso o no habitual en el día a día de una zona donde nadie recuerda nada parecido.

Además, tal y como explicó el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, los agentes rastrearon el área «para intentar encontrar o obxecto co que agrediron á muller». Y es que la vivienda está ubicada en una zona rural de Narón aunque muy próxima al centro de la ciudad. No solo la gran mayoría de las casas del lugar cuentan con su propio terreno, sino que entre el núcleo de viviendas, la autopista AP-9 y el ramal que conecta Xuvia con el polígono de A Gándara hay una amplia extensión con huertos, caminos y monte bajo donde los agentes estuvieron ayer buscando pistas. También colocaron un coche tapando para comprobar un pequeño camino situado en el lateral de la casa anexa a la vivienda del crimen, desde donde se podría acceder al patio trasero y al terreno del hogar donde ocurrió el suceso.

Declaraciones en comisaría

Durante el día de ayer el marido de la fallecida y otras personas prestaron declaración en la comisaría, que se encuentra en el municipio de Ferrol, para tratar de reconstruir la jornada del martes. La instrucción corre a cargo del juzgado de instrucción número 3 de Ferrol, de guardia la tarde del martes cuando se produjeron los hechos. Por el momento, desde la investigación reiteran que se siguen investigando los hechos y no se descarta ninguna hipótesis. La vivienda apareció revuelta pero se investiga si fue un robo o se simuló. A última hora de ayer no se había producido ninguna detención.

Minuto de silencio

La corporación municipal del Concello de Narón guardó ayer un minuto de silencio al comenzar la sesión plenaria en repulsa del asesinato violento. El alcalde, José Manuel Blanco, reiteró que de momento «non está descartada ningunha hipótese» sobre lo ocurrido, y la medida del minuto de silencio se guardó como repulsa ante cualquier tipo de violencia. El regidor también quiso transmitir a los vecinos «tranquilidade». «Esperamos que sexa un feito aillado. Narón é unha zona tranquila e hai que deixar actuar á policía», destacó.

En la parroquia continúan atemorizados ante la brutalidad del asesinato. «Yo no recuerdo nada tan grave. Por aquí han habido hurtos y robos, pero nunca un suceso así, tan tremendo», comentaba una vecina. Que se desconozcan las causas que motivaron el asesinato con tal ensañamiento y la autoría de los hechos no ha hecho más que desatar las alarmas en el entorno.

Será enterrada esta tarde en la iglesia de Bardaos, en San Sadurniño

Aunque residían desde hace tiempo en la parroquia naronesa de O Couto donde el matrimonio había asentado la familia con dos hijos, cuatro nietos y dos bisnietos, Caridad Pérez se enterrada esta tarde en su pueblo natal, en el cementerio de la iglesia parroquial de Bardaos, en el municipio de San Sadurniño. Tras efectuar la autopsia en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol, el cuerpo fue trasladado al Tanatorio Artabria desde donde partirá la comitiva funeraria esta tarde a partir de las 16 horas hasta el cementerio donde tendrá lugar el sepelio. También se oficiará un funeral en la iglesia de dicha parroquia.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0