Ciudadanos pide que el gallego deje de ser la única lengua oficial del Concello de Ferrol

Ana Rodríguez Masafret, defenderá en el pleno de mañana una polémica moción en la que pide que se deroguen varios artículos de la ordenanza de normalización lingüística de la ciudad


ferrol / la voz

La única representante de Ciudadanos en el Concello de Ferrol, Ana Rodríguez Masafret, defenderá en el pleno de mañana una polémica moción en la que pide que se deroguen varios artículos de la ordenanza de normalización lingüística de la ciudad, en vigor desde 1997. Entre ellos, uno de los primeros, el que proclama que el gallego «como lingua propia de Galicia, é o idioma oficial do Concello de Ferrol». Argumenta que con ello se excluye al castellano como lengua oficial, y que su propuesta pretende «restablecer la situación de legalidad vulnerada» por esta normativa.

Entre los seis artículos que quiere abolir se encuentra el que recoge que los contratistas con domicilio en Galicia deben presentar su documentación en gallego. Y también el que requiere que las comunicaciones del Concello dirigidas a la administración civil o militar del Estado y la justicia se redacten en gallego, independientemente de que la documentación relacionada tenga efecto fuera de Galicia.

Críticas desde la izquierda

La polémica no ha tardado en incendiar el ámbito político municipal, donde tanto el bipartito conformado por Ferrol en Común y el PSOE, como el BNG ya han rechazado esta iniciativa. El alcalde, Jorge Suárez, considera que «non ha lugar» a esta pretensión cuando, recuerda, la ordenanza se aprobó por unanimidad. Considera que la postura de Ciudadanos está «un pouco fóra de lugar cando está perfectamente asentado e normalizado o uso do galego dende a administración local». También lo hizo la concejala nacionalista Eva Espiñeira, que denunció que se trata de «convertir á vítima en verdugo», derogando «unha suposta e falsa imposición do galego».

Frente a ello, Masafret defiende que este punto figuraba en su programa electoral. Y que «cuando una reivindicación es justa, no importa el momento» para defenderla. Además «no creo que sea un motivo para desunir», sino para «garantizar la igualdad». La moción esgrime una sentencia del TSXG del 2006 sobre la ordenanza de As Pontes, idéntica a la de Ferrol, que dispuso la nulidad de esos artículos, alegando la vulneración de la Constitución y otras leyes.

Votación
85 votos
Comentarios