Un hombre falleció en Ribeira en el año 2007 por una descarga eléctrica tras tocar una farola

Hace quince días murió un joven de 18 años en Mallorca por el mismo motivo


Redacción

Galicia ya ha sufrido en el pasado sucesos similares al ocurrido esta madrugada en Santiago. En febrero del año 2007, un hombre de 37 años, Íñigo Castro Brión, fallecía al tocar una farola en Ribeira. El fallecimiento se produjo también de madrugada durante las fiestas de carnaval en la localidad. La víctima, natural del País Vasco pero residente en Corrubedo, disfrutaba con unos amigos de la fiesta cuando cayó desplomado tras agarrarse a una farola y a un poste de sujección de una carpa. Aquel día, algunas personas que presenciaron los hechos indicaron que en algunas ocasiones sentían pequeñas descargas eléctricas al tocar el poste de la luz. Días después, el perito judicial que inspeccionó la farola sufrió también una pequeña descarga.

Hace poco más de quince días, un joven de 18 años fallecía en Mallorca por una descarga eléctrica al apoyarse en una farola cuando estaba orinando. El suceso ocurrió de madrugada el pasado 31 de agosto durante las fiestas de la localidad de Bunyola.

Y el 7 de septiembre, un menor de 13 años de edad resultó herido tras sufrir una descarga eléctrica en Alcantarilla, Murcia, al tocar una farola y una valla. Sufrió quemaduras en una mano y tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario.

Otro niño, de 12 años de edad, falleció en Mérida en agosto del año 2005 por otra descarga eléctrica. El suceso ocurrió cuando jugaba con otros menores en un parque de la calle Gamonal de Oliva de Mérida.

Votación
7 votos