Guía rápida del entroido en Galicia

La comunidad festeja una de sus fiestas más tradicionales y espectaculares del año


La Voz

Carnaval, de carne y levare. «Quitar la carne». El carnaval es época de excesos. De celebración. El culto a las carnes antes de la Cuaresma. Se celebra en todos los países de tradición católica, aunque en cada rincón con sus particularidades. Como la carne y la época del año, hay puntos en común, pero sobre todo hay diferencias: fechas, rituales, nombres o aceptación... En poco se parecen los cuerpos esculturales de Río a las ácidas chirigotas de Cádiz o a las formigas rabiosas de Laza. Pero todo es carnaval. Bueno, en realidad casi todo, porque en Galicia es entroido.

Galicia es un mundo aparte, un pequeño cosmos, y cada rincón, con sus peculiaridades. Entroido o antroido, según la zona. Desde los urbanitas de instituto que se calzan una funda azul de la obra en la que trabajaba su padre, una careta y, armados con petardos de mecha gorda, se disponen a alborotar las calles, hasta el oso de Salcedo, en A Pobra de Brollón, que baja de la montaña para aterrorizar a los vecinos tras haber hibernado a gusto. Dígale a uno de Xinzo que su entroido se parece al de Verín. ¿Es lo mismo un peliqueiro que un cigarrón? Existen puntos en común, como el culto a la carne y al vino en todas las celebbraciones. Pero muchas diferencias.

A continuación se propone una pequeña guía con los entroidos más característicos de Galicia. Para aprender y disfrutar a gusto sin salir de nuestras fronteras.

Triángulo máxico

Hablar de entroido en Galicia es hablar de Xinzo, Verín y Laza. Tres localidades que viven por y para el carnaval. Como en sanfermines, que el 14 de julio ya empieza la cuenta atrás para el próximo chupinazo, en Xinzo, Verín y Laza, el miércoles de ceniza calculan cuando caerán las fiestas del siguiente curso. Las tres son los vértices del famoso triángulo máxico e isósceles. Dada la cercanía entre las tres, un fin de semana largo por estas tierras dejará con la boca abierta y el estómago malacostumbrado a los visitantes que aún no conozcan estas fiestas.

Xinzo

El entroido de Xinzo se puede despiezar en cinco domingos.

Arrancó el domingo fareleiro (este año el 9 de febrero) con una batalla sin bandos ni trincheras y con 500 kilos de fariña. El siguiente fue el domingo oleiro, en el que a capital de A Limia destrozó olas y olas en la praza de O Toural.

El domingo corredoiro, primer día en el que las pantallas salieron a las calles para perseguir a sus convecinos.

El domingo de entroido es uno de los días más grandes y acaba con el domingo de piñata, ya en plena Cuaresma, la despedida del carnaval en Xinzo es casi siete días después del resto del mundo, con charangas en la praza Mayor y repleto de chucherías para los más pequeños.

Pero el día grande de Xinzo no es un domingo, sino un martes, y es que el martes de entroido la localidad ourensana se engalana para acoger a multitud de turistas atraídos por sus magníficas carrozas. Las pantallas, personajes característicos del entroido de Xinzo, nunca se suben a las carrozas, pero sí velan por el buen funcionamiento del desfile. Ataviadas con una pareja de globos realizados con vejigas de animales, los cuales hacen chocar con violencia para imponer respeto, persiguen a todo aquél que no esté disfrazado. Si detectan a una mujer, se plantan a su alrededor para bailar con ella. En caso de que detecten a un hombre que no esté disfrazado, no hay excusas. Se le lleva en volandas hasta el bar más próximo para que pague una ronda de vinos. Al presidente de la Xunta ya le hicieron pagar hace unas semanas en el Obradoiro.

Descargue aquí el programa de entroido

Verín

El gran personaje de Verín es el cigarrón. Bajo 25 kilos de vestimenta, y con una fusta en las manos con la que dominar el mundo, se cree que os cigarróns proceden de un impopular recaudador de impuestos en época Moderna o de un vigilante de la Iglesia, un policía del clero encargado de castigar los comportamientos fuera de la norma. Una remota figura entre el guardia suizo del Vaticano y el torero del moroso.

Ser cigarrón es un honor, y se hereda de padres a hijos. El domingo corredoiro (coincide con el de Xinzo) fustigan a los feligreses a la salida de misa.

En Verín, los días grandes son el jueves de compadres (los caballeros mandan), el domingo corredoiro, el jueves de comadres (día de las damas), el viernes de compadreo, el domingo de entroido, el lunes fareleiro y el martes de entroido (con desfile de carrozas).

Consulta aquí el programa de entroido

Laza

Esta pequeña localidad ourensana, de apenas 1.500 habitantes, presume de tener el entroido «máis enxebre de Galicia». Arranca el viernes de Folión, cuando una comparsa nocturna recorre las calles haciendo mucho ruido para ahuyentar a los espíritus malignos. Y el domingo de entroido entran en escena los peliqueiros, intocables pero insultables, que fustigan a los no disfrazados. Después se invita a deliciosa bica. Pero el día grande de Laza, sin duda, es el lunes de entroido. Es el lunes cuando se celebra A Farrapada (una batalla campal con trapos embarrados), a Xitanada (procesión en burro) y A Baixada da Morena, quizá su hit más famoso, en el que un sátiro con careta de vaca de madera y su comitiva lanzan fariña y hormigas rabiosas a los presentes. Por si fuera poco, también se les golpea con toxos.

Consulta aquí el programa de entroido en Laza

Otros entroidos FIT

Además de Laza, Verín y Xinzo, existen otras cuatro localidades o zonas de Galicia que pueden presumir de contar con un entroido catalogado como Festa de Interese Turístico (FIT). Se trata de Cobres (Vilaboa | Pontevedra), Manzaneda (Ourense), Viana do Bolo (Ourense) y Os Xeneráis da Ulla, que recorren a caballo los concellos de Teo, Boqueixón, Padrón, Vedra, A Estrada, Silleda, Vila de Cruces, Touro y Santiago de Compostela.

Cobres

Vilaboa tiene uno de los entroidos con más pedigree de Galicia. El entroido de Cobres cuenta con referencias escritas desde el siglo XVIII. Las madamas y los galáns recorren las calles al ritmo de las charangas luciendo sus mejores vestimentas. Las madamas, con sombreros de hasta 7 kg, algo más grandes y pesados que los de los galáns. En este entroido se celebran juegos tradicionales, siempre con o galo como protagonista. En A corrida do galo un grupo de vellos defiende con varas y palos un saco de tierra (antes un gallo vivo) tratando de impedir que los jóvenes se hagan con él.

O Galo no río es una cucaña con una cinta al final (antes un galo vivo). Desfilar en equilibrio sobre una fina vara dispuesta sobre las frías aguas del regato. El público contempla atónito como unos jóvenes sin miedo, sin ropa y sin frío intentan enganchar la cinta. Por último, O galo na vara. Muy similar a la anterior. En este caso hay que trepar por un palo vertical de cinco metros untado de grasa para alcanzar una cinta (antes un galo). En cada uno de estos tres juegos hay premio en especie (un galo para engordar el cocido) y en metálico.

Descargue aquí el programa de entroido

Manzaneda

El entroido de Manzaneda destila pureza y magia de la montaña. Su emplazamiento en lo alto motivó que apenas fuese contaminado por las modas de la época. La mázcara baila a cara descubierta sobre un cajón al ritmo del folión, comparsa montada con tambores, gaitas y aperos de labranza empleados como instrumentos musicales. Todo un espectáculo. También destacan sus representaciones teatrales.

Xenerais da Ulla

A lomos de sus caballos, estos xenerais y correos ridiculizan las guerras que se vivieron en la comarca desde la primera mitad del siglo XIX. La invasión de las tropas napoleónicas o carlistas. Galopan por varias parroquias de los concellos de Teo, Boqueixón, Padrón, Vedra, A Estrada, Silleda, Vila de Cruces, Touro y Santiago de Compostela. Respaldados por un ejército de abanderados, comparsas, coros y parrandas, dan vivas a los vecinos. Y cuando se cruzan con el enemigo, se producen os atranques, batallas dialécticas en las que se satiriza con la política local (este año irán bien cargadas), hasta con Belén Esteban. Estos atranques empezaron el pasado sábado en Lamela (Silleda) y se prolongarán hasta el domingo 9 de marzo en Lestedo (Boqueixón), coincidiendo con la Festa da Filloa. Consultar aquí fechas y lugares de cada uno. Os xenerais cuentan con una gran tradición en la parroquia compostelana de Angrois.

Descargue aquí el programa

Viana do Bolo

Según los estudiosos, uno de los más antiguos de la comunidad y de los más auténticos del continente. El día grande es el domingo gordo, en el que el Boteiro, ataviado con una máscara emblemática y con un palo para marcar las distancias, tiene la misión de anunciar el folión, una comparssa formada por 30-40 personas con tambores y apeiros de labranza empleados como instrumentos con la intención de espantar a los malos espíritus.

Todos los entroidos cuentan con el denominador común de la buena mesa, pero el de Viana do Bolo tiene algo especial: la androlla, mucho más que un embutido.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
Morosidad Xunta de Galicia San Fermines Belén Esteban ADN Agricultura Cádiz Carnaval Ourense ciudad Religión Santiago ciudad Vaticano Pontevedra ciudad A Estrada Silleda Teo Vila de Cruces Manzaneda Vilaboa Touro Boqueixón Vedra Viana do Bolo A Pobra do Brollón Comarca de Lemos Verín Comarca de Santiago Xinzo de Limia Padrón Comarca de Arzúa Comarca de Ourense Comarca de Verín Comarca de Pontevedra Comarca do Deza Entroido Comarca da Limia Comarca de Tabeirós - Terra de Montes Comarca da Terra de Trives Festa da Filloa Comarca do Sar Comarca de Viana