: Un niño de 14 años cocinó las galletas de marihuana viendo un vídeo en la Red

Después se las dio a comer a varios compañeros, que resultaron intoxicados

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

No las cocinó un experto, alguien con experiencia en estos lances. Las hizo un niño de 14 años siguiendo los pasos que le indicaba un vídeo de YouTube, uno de los cientos que hay en ese portal web de contenidos on-line que explican cómo elaborar todo tipo de recetas con la marihuana como principal ingrediente. Y al crío se le fue la mano. Cargó tanto las galletas que envió a una compañera al hospital y provocó mareos en otros tres.

El alumno de ese colegio coruñés, que fue expulsado por estos hechos que ocurrieron hace tres semanas, reconoció ante el juez de menores que la marihuana se la había vendido uno de esos traficantes que se pasean por las cercanías de los centros escolares con menores como principales clientes. Y con ella se puso a experimentar. Se metió en la cocina y del horno sacó unas galletas que llevó a su colegio para compartir con algunos de sus compañeros. No las vendió, las regaló. Porque nunca se dedicó al trapicheo. Lo único que ocurrió ese 21 de noviembre en un centro concertado coruñés fue «una chiquillada», según pudieron comprobar los agentes de policía que asumieron el caso.

Droga a 5 euros

El problema ahora es encontrar al joven que le vendió la marihuana y que el menor no es capaz de identificar. La policía cree saber de quién se trata, de uno de esos traficantes que orientan el negocio hacia adolescentes. «Como los niños no se mueven con mucho dinero, estos camellos mueven porciones minúsculas, principalmente de hachís o marihuana. Por solo 5 euros les venden un trocito de cannabis de malísima calidad», según confiesan fuentes policiales.

Por lo de pronto, el episodio de la intoxicación en ese colegio donde nunca había ocurrido nada igual o parecido sirvió para que la Policía Nacional tomase las inmediaciones de todos los colegios de A Coruña. Porque en el centro donde una alumna de 13 años tuvo que ser evacuada al hospital no es el único donde en los últimos meses se detectó presencia de marihuana o postres hechos con esa sustancia.

Concretamente, se sabe que en cuatro colegios de la ciudad hubo movimiento de galletas, de ahí que la policía siga la pista de la marihuana.

Los agentes encargados del caso esperan detener en las próximas horas o días a los principales camellos que rondan los colegios coruñeses. La mayoría están ya identificados, solo falta echarles el guante y, sobre todo, reunir las pruebas por las que puedan ser imputados por un delito contra la salud pública. La mayoría de esos camellos se dedica a la venta al menudeo de hachís y marihuana; si bien alguno se aventuró a sustancias más peligrosas, como es la cocaína.

La Policía Local de Vigo detuvo ayer a L. M. C., madrileño de 48 años, por golpear a su jefe en la nuca con un rodillo de amasar el pan porque lo despidió y le debía dinero. La agresión fue a las 10.18 horas cuando el exempleado irrumpió en un laboratorio dental de Vigo, esquivó a la recepcionista y golpeó al jefe. Huyó y después se entregó a la policía. Alegó que estaba en una situación económica «desesperada».

Más información Selección realizada automáticamente