Imagen:

El incendio de Os Ancares quemó 100 hectáreas de bosque protegido

El alcalde de Navia lamenta la falta de prevención durante el año


lugo / la voz

El fuego no sabe de reservas de la biosfera, ni de Red Natura, ni de espacios nacionales de caza, ni de lugares de interés comunitario. Todas las denominaciones ambientales que tiene Os Ancares no son suficientes para protegerlo de las llamas.

Después de 50 horas seguidas de fuego -entre las siete de la tarde del jueves y las nueve de la noche del sábado- la Consellería do Medio Rural daba por controlado (no por extinguido) el incendio que asoló los montes comunales de la parroquia de Rao, en Navia de Suarna. Durante la jornada de ayer se efectuaron trabajos de mantenimiento, echando agua para enfriar la zona afectada y evitar que volviese a reavivarse. Las estimaciones provisionales que facilitó la Xunta apuntan a que el incendio devoró 270 hectáreas, de las cuales 170 fueron de monte raso y 100 de arbolado, principalmente bosques de castaños y de robles centenarios, además de pinos plantados en las dos últimas décadas.

El fuego -que fue intencionado y por el cual tanto la Xunta como la Guardia Civil ya han abierto sendas investigaciones- arrasó por completo las dos vertientes de una montaña de Rao, dañando de manera especial a las partes bajas y frondosas cercanas a los ríos.

El alcalde de Navia de Suarna, el socialista José Fernández, lamentaba ayer la pérdida de masa forestal de alto valor ecológico y apuntaba, con amargura, «que é difícil impedir que a xente poña lume, pero o que non é difícil é poñer os remedios para que isto non ocurra e nos Ancares falta prevención durante o ano». El regidor señaló que si hubiese un cortafuegos de entre 30 y 50 metros por alguna de las vertientes que arrasaron las llamas, el incendio sería menor y no llegaría a las partes de bosque autóctono.

José Fernández -que se quejó de que durante los días que duró el incendio ningún cargo de la Xunta ni de la Subdelegación del Gobierno se pusiese en contacto con él o con el Concello- apunta que son necesarias medidas con espacios protegidos como Os Ancares. «O abandono das aldeas está a provocar que o monte creza e creza, pechando pistas forestais e camiños antigos, ou amenazando as poucas aldeas que hai habitadas». En este sentido, lamentó que la Xunta retirase las subvenciones para limpiar perímetros de núcleos rurales, «o que está a provocar que o monte chegue ata ás casas». El alcalde indicó que mantendrá una reunión con la comunidad de montes de Rao (el 90 % de lo que ardió es comunal) para pedir a las Administraciones que se tomen medidas para evitar fuegos en el futuro.

Numerosos medios

El incendio de Navia de Suarna ha sido uno de los más complejos a los que ha tenido que hacer frente este verano la Consellería do Medio Rural. Aunque hubo incendios con más superficie quemada y con viviendas amenazadas, la dificultad del terreno en Os Ancares obligó a usar con más frecuencia los medios aéreos, ya que las brigadas no podían acceder a los focos por la pendiente del terreno. Solo los aviones llegaron a descargar en un día más de un millón de litros de agua. En la extinción trabajaron dos técnicos, 21 agentes, 75 brigadas, 24 motobombas, tres palas, cinco helicópteros y siete aviones.

Votación
8 votos
Etiquetas
Guardia Civil Incendios Xunta de Galicia Navia de Suarna Comarca dos Ancares Reserva da Biosfera Os Ancares Red Natura Serra de Os Ancares